Menú Buscar

"Una Cataluña independiente no es económicamente viable"

José María Gay de Liébana habla para CRÓNICA GLOBAL sobre temas de actualidad. El economista se muestra muy crítico con una virtual secesión de Cataluña. Reprueba la gestión económica del Gobierno de la Generalidad. Considera que para mejorar la financiación autonómica "no se puede ir a negociar con cara de 'pomes agres', sino con alegría. Y lamenta la excesiva presión fiscal que hay en Cataluña.

21.10.2014 08:25 h.
10 min
El economista José María Gay de Liébana

Economista mediático, especialista en las finanzas de los clubes europeos, ex directivo y fiel aficionado del R.C.D. Espanyol, profesor 'estrella'... José María Gay de Liébana (Barcelona, 1953) es uno de esos personajes que acostumbran a caer bien, porque no habla nunca mal de nadie y siempre tiene una sonrisa en la boca.

¿Cómo ve un economista indignado con la actuación de la partitocracia las recetas económicas de Podemos?

Podemos me gusta porque es un movimiento contestatario y está bien aunque creo que es un mundo muy utópico, y de quimera. Pero si llegaran al poder de verdad sería difícil que pudieran aplicar sus recetas y desde el punto de vista económico no me gustaría.

¿Está arruinado el Gobierno autonómico catalán?

Sí, y además la gestión ha sido realmente mala a lo largo de estos años. No se trata ahora de decir quién ha hecho qué, sino simplemente decir que Cataluña se ha gestionado francamente muy mal.

¿Se puede negociar una mejor financiación para Cataluña cuando se mantiene un pulso con el Gobierno central?

No, para negociar hay que saber negociar y se ha de tener tener una actitud dialogante, hay que buscar la negociación y buscar un pacto. Pero no se puede ir con cara de 'pomes agres', sino con alegría.

¿Cree que se votará el 9 de noviembre?

Depende de los políticos, y del Tribunal Constitucional, si el mes de noviembre tiene 29 días o tiene treinta. Por lo tanto, ellos son lo que van a decidirlo.

¿Es viable una Cataluña independiente?

Hay un modelo teórico que no lo discuto, elaborado por compañeros, profesores y grandes amigos y colegas que asegura que sí. Ellos lo hacen sobre los datos de la evolución económica y las finanzas de Cataluña, y me parece muy bien que sobre el papel y en teoría Cataluña pueda tener viabilidad económica y ser independiente. Pero yo entro en el terreno real, el de la práctica, el que piso, con el que contacto.

¿Y tocando con los pies en el suelo?

Cataluña difícilmente podría ser viable desde el punto de vista económico. No discuto en absoluto ninguno de los informes que se den a conocer, pero una Cataluña que estuviera fuera de la Unión Europea es inviable. Es inviable una Cataluña que estuviera fuera de la Unión Económica y Monetaria. Es inviable una Cataluña que no tuviera el euro como moneda propia per se, no de alguna manera sobrevenida o a través de compra.

Entonces sería un mal negocio...

Hemos de ser muy conscientes de que no nos conviene, porque quiere decir que vamos a perder ripio, protagonismo desde el punto de vista económico. Insisto en que quiero dejar muy claro que respeto los estudios que hablan sobre la viabilidad, y los que he visto podría decir que estoy totalmente de acuerdo, pero son estudios referidos a un pasado y dentro de un contexto. Y una Cataluña independiente tendría un nuevo contexto y un nuevo marco.

¿Cuál sería?

Toda su producción y lo que vendiera en el mundo exterior estaría gravado por aranceles y al ser un mercado de siete millones y medio de personas no les interesaría a muchas empresas estar aquí. Además nuestras entidades financieras no tendrían la órbita del Banco Central Europeo, por lo tanto hemos de tocar con los pies en el suelo y la gente esto lo tiene que saber. Yo también quiero que el Espanyol juegue la Champions League y la gane, pero el Espanyol no la puede jugar porque no tenemos presupuesto para disputarla. Una cosa es el sentimiento que uno tenga y otra cosa es la realidad, pensando en el pueblo, pensando en el futuro, pensando en nuestros hijos. No podemos dejar de ser europeos ahora.

¿Para España qué significaría la independencia de Cataluña, desde un punto de vista económico?

España perdería, aproximadamente, el 20%, del Producto Interior Bruto, son 203.000 millones de Cataluña sobre un billón veintidós mil novecientos ochenta y ocho millones de euros antes de revisarlo con el tema de la economía alegre del 2013. Luego España tiene una deuda muy fuerte, aunque una parte tendría que pasar a Cataluña, por lo tanto Cataluña también nacería con un endeudamiento muy elevado, ¿quién financiaría este endeudamiento?. Creo que España perdería y Cataluña perdería. A nivel de Unión Económica y Monetaria, en la zona euro si hay una parte que se te va, esa parte pierde, pero también vas a perder tú. España no se puede permitir el lujo, también lo digo de esta manera, de perder a Cataluña porque España es en estos momentos la cuarta potencia de la Unión Económica y Monetaria, la quinta de Europa, y España necesita tirón. Además la economía española en parte, al menos en ese 20%, se canaliza a través de Cataluña, por lo tanto hay que darle mimo a Cataluña, cariño, y decir "vamos a arreglar los problemas que tenemos, y vamos a ponernos de acuerdo".

¿Por qué nos venden que la Cataluña independiente sale a cuenta si la realidad es la que es?

Una Cataluña independiente, sin este modelo de Estado, sin todo lo que sería todo este establishment político, una Cataluña independiente en la que el presidente de la Generalidad y los consejeros fueran a su despacho en taxi, y en la que no conociéramos cómo se llama el primer ministro, y que cada quince días tuviéramos que ir a votar alguna cosa, y que hubiera un Parlamento formado por veinticinco diputados... Una Cataluña en la que no hubiera toda esa arquitectura institucional que hay, que es "obesa". Si me dijeras una Cataluña en la que sea fácil vivir, que sea cómodo vivir, que no haya una injerencia del Estado, yo encantado de la vida. A mí este modelo me encanta, sería el modelo de Suiza. Pero con los derroteros que veo creo que la estructura que crearían sería aún más obesa y por lo tanto sería insoportable.

¿Un Estado mínimo?

Ojalá. Lo que ocurre es que me temo que quienes van a llevar y están impulsando todo este proceso soberanista, después no van a renunciar a lo que es estructura de Estado. Y la estructura de Estado es muy cara. Los lugares del mundo en los que la presión fiscal es más alta son Cataluña, Suecia y la isla de Aruba, en el Caribe. Esta es la realidad.

¿Entonces?

Una Cataluña independiente perdería PIB según diversos estudios económicos. Si perdiéramos PIB ocurriría que para mantener una estructura de Estado tan fuerte sería imprescindible aumentar los impuestos. Aún más.

Pasemos a temas más agradables, que cuando me hablan de más impuestos... Usted, que está todo el día arriba y abajo seguro que sabe dónde se come mejor, si en Madrid o en Barcelona.

En Barcelona como muy bien, y en Madrid, también.

Usted es feliz en todos los sitios. ¿Un restaurante en cada ciudad?

En Barcelona, Vía Veneto, que me encanta. En Madrid me gusta Horcher, y también ir a La Trainera o a Los Remos con mi mujer, los fines de semana.

Y de postres... ¿quién será presidente de la Generalidad en 2015?

En 2015 no lo sé, pero a medio plazo será alguien de origen magrebí.

¿Y quién le gustaría que lo fuera en el 2015?

Me encantaría que fuera un pupilo mío, bien preparado, limpio, limpio y que mirara sólo por el bien de Cataluña.

Usted es un experto en las finanzas del fútbol español y europeo. Tenemos dos 'grandes' que se reparten el mercado, pero... ¿quién es más rico, el Madrid o el Barça?

Diría que los números del Madrid son mejores que los del Barça, pero empatados.

¿Cree que la Liga española acabará quebrando?

Sí, la Liga acabará con los clubes quebrados, excepto los dos 'grandes' y alguno más que se salvará por lo que es, sobre todo por su proyección.

¿Ganará el Espanyol alguna vez la Liga?

Cuando pase empezaré a darme cuenta de que me he hecho mayor y por lo tanto estará próximo el momento en que el cielo me llamará.

Esperemos que no y que ambos la celebremos en uno de esos restaurantes que usted recomienda...

¡Cuenta con ello!

Comentar
JuanPerez 25/08/2015 - 11:22h
Em sembla més honest dir que sí que és viable, però als nivells de economies amb pocs recursos, perquè, escolti, a veure si no va ser viable Cataluya, encara que fos independent, i sí ho poden ser Marruecos o Islandia. El que s'ha de dir és fins a on baxaria la qualitat de vida, la econòmica i la democràtica, perquè amb tot el predicament que té la Història ací, s'entendria fàcilment que al segle XXI viuríem com al XIX, si fa no fa, perquè en els càlculs que fan els economistes gairebé no hi entra el famós "factgor humà" i si tan important és per les "diades" deixaria de tenir la seva importància per l'economia si ja els propis catalans que no la desitjem deixaríem de consumir certs productes, ens portaríem els diners a un altre país veí, endevinin quin?, etc. Números i persones són compatibles, però si es crfeua pel mig la bogeria, alhora surten monstres.
Olegario 25/08/2015 - 11:22h
Es el discurso de la elegancia, pero inoperante: "...por lo tanto hay que darle mimo a Cataluña, cariño, y decir "vamos a arreglar los problemas que tenemos, y vamos a ponernos de acuerdo". No se moja en absoluto, porque... ¿Quién define y enumera los problemas que tenemos?. Según quien sea, pueden ser unos o los contrarios. ¿Pueden ser negociadores fiables los responsables que niegan que "Es inviable una Cataluña que estuviera fuera de la Unión Económica y Monetaria. Es inviable una Cataluña que no tuviera el euro como moneda propia per se, no de alguna manera sobrevenida o a través de compra?. ¿Pueden ser negociadores fiables los responsables directos de que " la gestión ha sido realmente mala a lo largo de estos años. No se trata ahora de decir quién ha hecho qué, sino simplemente decir que Cataluña se ha gestionado francamente muy mal."
i.g.c 25/08/2015 - 11:22h
Mucho realismo en lo económico desprende el señor Gay. Artículo de valores en bolsa, porque los otros valores no toca comentarlos aquí. El caso es que para separar las emociones de la economía, no es que una zona tenga más tirón por ser vos quien soís, sino por el flujo estratégico geográfico del momento. Como en otras épocas lo fueron los puertos de Cádiz. No salgo por peteneras, ni tengo ningún familiar andaluz, pero conociendo el tumor tendente a la sobervia étnica, quería incidir en que nada tiene que ver la economía con una forma de ser casi religiosa. Si ahora mismo se estuviera comerciando con África, todo (incluída la tendencia a la superioridad colectiva de la que no se libra mecanismo humano si lo explota) estaría sobrevolando otras tierras.
Pepitox 25/08/2015 - 11:22h
Puedo estar de acuerdo en lo de "dar mimo a Cataluña" siempre que eso no quiera decir dar mimo a sus incapaces e inútiles élites políticas. Dar mimo a Cataluña es que las instituciones (incluidas las autonómicas) traten bien a los ciudadanos de Cataluña y en eso podemos estar todos de acuerdo (en igualdad con el resto de ciudadanos), pero a día de hoy "dar mimo", para mí, significa que el Gobierno de la nación tiene que garantizarnos la igualdad y nuestros derechos frente a los que los están cercenando, es decir, la incapaces e inútiles élites políticas catalanas. Si se abren todos los debates, a lo mejor resulta que los catalanes estaremos más mimados si se les quitar algo del poder que han acumulado esas élites parasitarias. Podría ser una opción.
EduardoPinzolas 25/08/2015 - 11:22h
Dar “mimo” a Cataluña todo el mundo lo entendemos como dar “más poder” económico y político, o sea, más financiación y competencias, o blindar/independizar algunas ya existentes (como educación) pero aún sometidas a legislación general u orgánica del Estado. Política demostradamente inútil como certifican décadas de historia de España reciente, pues el nacionalismo es por definición insaciable: en tanto en cuanto para sobrevivir precisa del agravio y, en consecuencia, de la confrontación y la reivindicación, los tres elementos (agravio, confrontación y reivindicación) son irrenunciables y permanentes. Dale una teta y la exprimirá hasta agotarla, cuando eso suceda exigirá la otra y, secas las dos, aún exigirá una tercera o acabará mordiendo a la madre en el cuello. Es esa naturaleza la que convierte al nacionalismo en algo tan desestabilizador, tan corrosivo para cualquier principio de igualdad ciudadana o entre comunidades y, al cabo, tan potencialmente destructivo.
EduardoPinzolas 25/08/2015 - 11:22h
Por otro lado, y ahora que han caído las caretas amables del derecho a decidir y el ejercicio de la democracia, ahora que empieza a llamarse a las cosas por su nombre y se ve ya claro y diáfano para todo el mundo que los defensores del derecho a decidir y la democracia en realidad iban y van en pos de la secesión, habrá que decir también claramente que esos mismos nunca han pretendido ni pretenden dialogar ni negociar nada, sólo quieren lo que han querido desde el principio: la independencia de Cataluña. Mas trató de instrumentalizar a los identitarios para chantajear al Estado y al Gobierno hasta que los identitarios le pasaron por encima después de su fracaso electoral en 2012. Desde entonces y ahora mismo sólo trata de sobrevivir, prisionero de ellos, tratando de mantenerse al frente en virtud de sus prerrogativas y armas como president.
fereyes 25/08/2015 - 11:22h
Brillante análisis Eduardo. Por otra parte y viendo la cantidad de gente abducida por todo este espantajo, me invade el mismo pensamiento pesimista y negativo que comentábais en otro post y pienso que se merecerían la independencia de una vez y que apechugasen de una vez con sus consencuencias. El problema es que seguirían culpando al "estado español" de sus miserias y nunca asumirían su verdadera culpa. Lo que está claro es que de la manera en como lo están planteando, nunca va a ser "por las buenas" así que se olviden de la arcadia feliz (y falaz) que han vendido a la ciudadanía, a veces demasiado ingenua.
jbm1966 25/08/2015 - 11:22h
Gay de Liébana habla bien y lo que es más importante: comunica bien. Que lo lleven a una de esas tertulias de TV3 tan aburridas. Hoy he visto a Josep Maria Espinàs en plan Alfredo Landa en la entrega de los Goya y me ha dado grima.
LARRA 25/08/2015 - 11:22h
Un hombre con seny y conocimientos
¿Quiere hacer un comentario?