Menú Buscar

Freixenet abraza el ‘e-commerce’ para enseñar que es mucho más que el Carta Nevada

El grupo lanza la plataforma Club Cuvée en la que comercializarán sus referencias más exclusivas y experiencias con el vino como elemento central

08.10.2015 17:23 h.
4 min
De izquierda a derecha, el director de márketing de Freixenet, Diego Jiménez; el consejero delegado, Pedro Ferrer; y el director de comunicación, Pedro Bonet

A Freixenet le ha costado, pero finalmente ha lanzado al mercado su propia plataforma de e-commerce que pretende ir un paso más allá de ser un simple portal de venta. De entrada, la familia Ferrer Bonet sólo ha incorporado en el Club Cuvée las referencias más exclusivas del grupo y la ha completado con “experiencias”, en palabras del director de comunicación del grupo, Pere Bonet, con la enología como elemento central.

 “Queremos difundir la cultura del vino y explicar nuestro universo”, añadió en la presentación de la plataforma. Esto pasa por ofrecer desde cursos de iniciación a la cata de cava a visitas a los viñedos de Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona), desde la ruta tradicional a otras que pasan por conocer los campos en las que se cultiva la uva de Freixenet “a caballo o en bicicleta”, manifestó el consejero delegado del grupo, Pedro Ferrer, primo hermano del director de comunicación.

Entrega en 24 horas

La parte más atractiva para el consumidor es descubrir los productos que se pueden entregar hasta en 24 horas en la puerta de casa a través de la red de SEUR. Referencias exclusivas como el premiado Segura Viudas Reserva Heredada (20,95 euros) o el Gran Reserva de la firma, el Casa Sala (32 euros) realizado con cepas de la finca familiar de Sant Quintín de Mediona (Barcelona) donde nació la compañía. También se venden los vinos tranquilos del grupo e incluso se puede adquirir las referencias de los 23 viñedos que Freixenet tiene repartidos en tres continentes.

La familia Ferrer venderá todos los productos del grupo a través del portal excepto aquellos que están más implementados en la gran distribución como el Carta Nevada o el Cordón Negro. El grupo se ha evitado problemas con los distribuidores y lava la cara a la imagen de marca.

Objetivo de ventas

“El público nos conoce por ser una marca de cava con una buena relación calidad/ precio y una gran campaña de Navidad”, manifestó el responsable de márketing, Diego Jiménez. El ejecutivo ha sido el responsable de lanzar el Club Cuvée una vez superado el “conservadurismo del grupo, que no acababa de entender cómo funcionaba”, tal y como reconoció el consejero delegado.

Jiménez ya había pilotado el lanzamiento de la plataforma on line de Freixenet que opera en Estados Unidos, que facturó unos 4,4 millones de euros al cambio y se espera que llegue a los 13,3 millones en los próximos tres ejercicios. También se encargó de incorporarla en Australia, donde Freixenet tiene un pequeño viñedo que ingresó 178.000 euros el primer año. “Es lo mínimo que debemos hacer aquí”, remarcó Pedro Ferrer. “El objetivo es que nos quedemos por encima de los californianos”.

Tres generaciones

Freixenet es un grupo familiar en la que conviven tres generaciones en activo. El presidente de honor, José Ferrer Sala, aún tiene un papel protagonista aunque el liderazgo de la compañía recae en su sobrino, José Luis Bonet, el también presidente de Fira Barcelona.

La facturación del grupo supera los 500 millones de euros.
¿Quiere hacer un comentario?