Menú Buscar

Fitch prevé fuga de depósitos y reducción de inversiones en Cataluña si se mantiene la "tensión" independentista actual

La agencia de calificación crediticia ve improbable la secesión -que considera muy negativa para Cataluña y para el conjunto de España- y augura una mayor descentralización fiscal, aunque advierte de que "el proceso y los resultados son impredecibles".

11.11.2014 04:46 h.
3 min
El presidente de la Generalidad, Artur Mas, y el coordinador general de CDC, Josep Rull
Redacción

Fitch advierte de que "el mantenimiento del actual estancamiento e incertidumbre" de la situación política en Cataluña generada por el independentismo con una "tensión prolongada" podría "provocar algunas salidas de depósitos a corto plazo, afectando especialmente a los bancos catalanes", así como "el aumento del coste de la financiación", y podría llevar a las empresas a "reducir las inversones en la región como una medida de protección".

Este es uno de los tres escenarios alternativos que la agencia de calificación crediticia se plantea tras la consulta secesionista que ha organizado la Generalidad este domingo -y de la que destaca que la participación fue mucho menor que en unas elecciones normales y que en el referéndum secesionista de Escocia-, aunque apunta que "el proceso y los resultados son impredecibles".

Lo más probable, la negociación de una mayor descentralización fiscal

En todo caso, Fitch considera que "lo más probable" es que el Gobierno y la Generalidad "negocien una mayor descentralización", y pone como "precedentes" los casos de los conciertos vasco y navarro.

Según el comunicado, esta descentralización fiscal tendría un "impacto" ligeramente positivo sobre la calificación de la deuda soberana de España porque habría aliviado "una fuente de riesgo político a medio plazo", sin "comprometer la estrategia fiscal de las administraciones públicas".

Además, esto generaría "un aumento de los ingresos fiscales" de la Generalidad, mejorando y estabilizando su calificación crediticia. "Creemos que esto abordaría algunos de los problemas resultantes de la falta de financiación de los servicios públicos esenciales y la dependencia en los ingresos fiscales cíclicos, como las tasas sobre trasacciones de propiedades, lo que sería posivito para el crédito", añade.

La secesión, improbable y negativa para Cataluña y para el conjunto de España

El tercero de los escenarios previstos por Fitch es el de la independencia, que tilda como "el menos probable", y que tendría consecuencias negativas tanto para Cataluña como para el conjunto de España.

"Incluso una ruptura ordenada del país plantearía riesgos para la economía nacional; por lo que mucho más una ruptura desordenada. En una ruptura desordenada, en la que Cataluña obtuviese la independencia a costa de dejar la UE y la eurozona, los riesgos para España y Cataluña serían exacerbados", señala.

Entre estos costes, Fitch apunta un aumento de la deuda pública española hasta el 120% del PIB, mientras que la Cataluña independiente sufriría salidas de capital extranjero, su banca registraría fugas de depósitos y la financiación sería difícil y muy costosa. Además, considera probable que los dos bancos catalanes fijasen sus sedes en España, donde tienen la mayoría de sus oficinas.

Comentar
Pablito 25/08/2015 - 11:21h
Existen estudios de cierta fiabilidad informando que las entidades bancarias con sede en Cataluña llevan perdiendo clientela ya de tiempo atrás. Es innegable que buena parte de la población esté buscando alternativas como mínimo, colocar en otros sitios mitad y mitad de sus capitalitos, hasta ver lo que pasará. No es de extrañar que antes del verano que viene La Caixa fije su sede social en Madrid. Si tiene su consejo capacidad de salvar le entidad, no pueden de otra forma proceder. Las cosas pintan mal y se están multiplicando más.
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:21h
1) Aquesta agència, com totes, és part de la màfia explotadora i no se li ha de fer gens de cas. No tenen cap autoritat. 2) Ja no hi ha cap "estancament i incertesa": el poble de Catalunya ha decidit, de manera indirecta i passiva, que continua dins Espanya. 3) Si hi hagués algun capitalista que no volgués invertir els seus diners, que se'ls foti en un cert lloc.
EduardoPinzolas 25/08/2015 - 11:21h
No deja de sorprenderme la facilidad con la que usted, señor Ferret, se aísla en una burbuja ideológica. Las agencias de calificación serán toda la mafia que usted quiera, pero precisamente por el hecho de asesorar a clientes inversores, sus análisis político-económicos deben ser, a la fuerza, de un notable realismo. Viven de la credibilidad de sus predicciones.
RS 25/08/2015 - 11:21h
Es innegable que la independencia de Cataluña conllevaría ciertas turbulencias a corto y medio plazo, y algunas adaptaciones difíciles para ciertas empresas. Toda persona razonable lo admite y no creo que esto sea el debate. El debate es más bien éste: si las ventajas a largo plazo (de la independencia) contrarrestan los desafíos que viviríamos a corto y medio plazo. Los unionistas creen que no, mientras que los soberanistas creemos que sí.
¿Quiere hacer un comentario?