Menú Buscar

Fernández Díaz ningunea al Congreso: Rato sólo le pidió protección

El ministro de Interior niega las declaraciones del ex número dos del Ejecutivo y asegura que recibirlo en su despacho no fue un acto ilegal ni ilegítimo

14.08.2015 10:37 h.
3 min
El ministro del Interior durante su primer intervención en el Congreso

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, debía dar explicaciones ante la Comisión de Interior del Congreso sobre la reunión “privada” y de “carácter personal” que mantuvo con Rodrigo Rato, el ex número dos del Gobierno con Aznar imputado en varias causas judiciales, el 29 de julio en su despacho. El político catalán no se ha saltado el guión marcado desde el PP, se ha crecido ante la Cámara Baja (ni atisbo de arrepentimiento) y ha mantenido que no cometió ningún acto ilegal ni ilegítimo con el encuentro y que éste transcurrió con total transparencia; “con luz y taquígrafos”.

¿Por qué recibió a Rato? Por que el ex vicepresidente del Gobierno estaba preocupado por las amenazas que recibía él y su familia y temía que se le retirase su escolta. Fernández Díaz asegura que el temor era “fundado” y ha enseñado a la Cámara parte de 400 presuntos tuits que recibió y le increpaban.

“Era mi deber atender a Rato, se reunió conmigo por su seguridad personal”, ha resumido.

Negación de las declaraciones de Rato

El ministro ha asegurado que volvería a recibir al ex vicepresidente en su despacho por estos motivos y ha defendido, como ya hizo en un comunicado cuando se filtró la reunión, que era mejor esta opción que encontrarse en una gasolinera, en un piso franco o de forma clandestina. “Entró [Rato] por la puerta principal, pasando por los controles de la Guardia Civil”, ha declarado.

Ha negado que hablaran de alguna de las tres causas que tiene abiertas: el caso Bankia, el uso de las tarjetas black por parte de la cúpula de la entidad y una causa personal sobre blanqueo de capitales. Contradice por segunda ocasión a las palabras del ex vicepresidente, que afirmó que los temas procesales también salieron a debate.

Carga contra la denuncia del PSOE

Tras intentar minimizar el contenido de la reunión, Fernández Díaz ha cargado con la oposición. “Han hecho especulaciones y han lanzado acusaciones sin fundamentos, conjeturas calumniosas”, ha indicado. Fernández Díaz ha sido especialmente duro con el PSOE.

El ministro ha tildado de “irresponsable” la formación liderada por Pedro Sánchez por haberle denunciado ante la Fiscalía por si cometió delitos de prevaricación, omisión del deber de perseguir delitos y revelación de secretos en el encuentro. “No fantaseen con el escándalo”, ha sentenciado.

Defensa de un encuentro personal

“No hice nada ilegal o ilegítimo, siempre he tenido como norma ajustarme a la ley”, ha remarcado. Fernández Díaz ha señalado que confiaba que el “tema amainara” y evitara así “tener que hablar en público de estas cuestiones, no es bueno ni conveniente”.

“Fue una cuestión estrictamente personal que me gustaría que hubiera quedado en la reserva”, manifestó.

¿Quiere hacer un comentario?