Menú Buscar

Felipe González: "La independencia de Cataluña es imposible, repito imposible"

El ex presidente del Gobierno responde contundentemente a la exigencia de los partidos nacionalistas de Cataluña. No hay posibilidad de que la Comunidad se convierta en un Estado independiente del resto de España, sin el visto bueno de todos los ciudadanos. El otro ex presidente del PSOE cierra la puerta a un referéndum de autodeterminación -que sí defiende el PSC-. Ambos instan al Gobierno del PP a negociar y dialogar con la Generalidad.

23.09.2013 11:38 h.
4 min
Felipe González, en una conferencia en Madrid
Redacción

El ex presidente del Gobierno Felipe González se ha referido, este lunes, al proyecto independentista liderado por Artur Mas (CiU) advirtiendo de que "galopar hacia un imposible puede provocar una fractura política y social que cueste soldar 30 ó 40 años".

González, en una conferencia en Madrid, no ha perdido la ocasión de acometer las aspiraciones de Mas -de la mano de ERC- y mostrarse contundente a la hora de opinar sobre las reclamaciones de los nacionalistas en Cataluña: "La independencia de Cataluña como objetivo es imposible, repito imposible".

El que fuera presidente del Gobierno de 1982 a 1996 y líder del PSOE, también ha cargado contra Pere Navarro, primer secretario del PSC, por defender este un referéndum de autodeterminación, aunque sea para votar no: "Tengo mucho respeto por Pere Navarro, pero tengo algunas discrepancias por este debate sobre el derecho a decidir, sin definir lo que quieren decidir".

Estas declaraciones las ha realizado fuera de la conferencia, en respuesta a los periodistas, que también le han interpelado por la posición del PSOE en este tema. El ex presidente del Gobierno ha señalado que tanto él como su partido tienen una "idea clara" del modelo territorial que necesita España, y que este pasa por la "federalización" como "única salida".

Zapatero apuesta por reformar la Constitución

Precisamente, este lunes, desde las páginas de El Mundo, el otro ex presidente del Gobierno del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, ha advertido de que la propuesta de referéndum independentista planteada por Mas "supone un reto de gran trascendencia para nuestro futuro colectivo" y, por lo tanto, "esa reivindicación, tal y como aparece formulada, no es viable, ni política ni jurídicamente". Y no lo es porque no cabe en la Constitución ni en los tratados de la Unión Europea.

Sin embargo, Zapatero señala que las reivindicaciones nacionalistas no pueden dejarse de lado, ignorándolas o minusvalorándolas, y propone, en el marco de la legalidad y lejos de los "caminos unilaterales", "el diálogo, y la búsqueda de acuerdos políticos". Para el ex líder del PSOE que gobernó España de 2004 a 2011, el punto de partida puede ser el documento presentado por los socialistas, bajo el título de Un Nuevo Pacto Territorial: La España de Todos, hecho público el pasado mes de julio.

Esta propuesta es "una reafirmación" del Estado autonómico, "la de España como compromiso colectivo en torno a un proyecto común respetuoso de las identidades diferenciadas" y la de un país gobernado "bajo los principios de la solidaridad, la cooperación y la eficacia, al servicio de la igualdad básica de los ciudadanos inherente a un Estado democrático".

Pero el documento de los socialistas también es "una iniciativa" pues defiende la reforma de la Constitución que colme "los vacíos y dé respuesta a los interrogantes" del Título VIII que, en su opinión, "no hemos acertado a resolver". Es decir, que la Carta Magna recoja "el cabal reconocimiento de los hechos diferenciales y de las singularidades políticas y lingüísticas como genuina expresión de la diversidad", incorpore el "mapa autonómico de España", fije "una distribución de competencias que delimite mejor las responsabilidades respectivas del Estado y de las Comunidades Autónomas", reforme las funciones del Senado, determine el "sistema de financiación autonómica", para evitar su permanente revisión y que "necesita estabilidad", y, finalmente, establezca las bases para la "cooperación y participación" en la Unión Europea.
Comentar
aferret2@moviments.net 24/09/2013 - 11:11h
Estic d'acord amb el company Zapatero: reforma de la Constitució, que asseguri molt millor les competències de cada nació.
Juan Pérez 24/09/2013 - 11:11h
A les paraules de Zapatero hi ha una petita confussió, perquè ell parla d'Espanya com un "país governat, etc.", en comptes d'allo que diu "realment" la proppsta socialista: Espanya és una federació de nacions sobiranes. Con vindria que, si més no, tota aquesta gent que viu de la paraula fos més precisa quan parlés, en comptes de caure en demagògies barates. El disseny de l'estat que fa l'acord federal del PSOE fa desaparèixer la idea d'Espanya com la nació dels espanyols a la qual han nascut i viscut moltes generacions des de fa més de 500 anys. Entenc que no hi ha res immutable i que tot, mitjançant el procés legal, pot ser canviat. Ara bé, el projecte federal del PSOE s'enlaira al discurs dels sobiranismes i es carrega el sobiranisme espanyol per satisfer els més petits de regions on ni tan sols hi ha una majoria qualificada que ho defensi, segons les darreres enquestes. I un petit detall més: com pensen "imposar" aquesta proppsta federal sense comptar amb el PP?
Juan Pérez 24/09/2013 - 11:11h
i II A Alemanya continuen donant-nos lliçons de realisme polític que els d'aquí, els polítics, defugen de veure perquè els empetiteix fins al ridícul. Com es possible que la realitat "normal" al nostre país passi perquè cada vegada que es fa una llei l'oposició digui que és una llei amb els dies comptats fins que ells governin? Què no entenen que no hi ha manera de construir un país seriós amb aquesta alternància "restauradora" que ho embruta tot i que diu molt poc de la nostra capacitat d'organitzar la vida en comú*? Havia teclejat "comí", i sortia allò tan espanyol de què als polítics "els importa un comí" d'allò que esdevingui el país una vegada ells siguin desallotjats del poder. Aquí preferim menysprear amb el "rave". Qüestió de guustos: aquí menystenim les crucíferes; allà menystenen les umbel·líferes... El cas, això sí, és menystenir, que ens fa ben iguals.
¿Quiere hacer un comentario?