Menú Buscar

Federalistes d'Esquerres reclama un referéndum para cambiar la Constitución

Consideran la votación del día 16 en el Parlamento autonómico una "fuga hacia delante". Defienden que un Estado federal permite "mejorar la eficiencia del Estado, evitar duplicidades onerosas, y reconocer las singularidades de las nacionalidades históricas".

09.01.2014 19:33 h.
2 min
Joan Matabosch, responsable de la programación del Gran Teatro del Liceo
Redacción

El colectivo Federalistes d'Esquerres se ha posicionado ante la convocatoria de un pleno extraordinario en el Parlamento autonómico para aprobar presentar en el Congreso una petición para celebrar la consulta independentista con su receta particular: celebrar un referéndum para reformar la Constitución en sentido federal.

En un comunicado, la asociación, que preside el filósofo Manuel Cruz, ha señalado que la votación prevista para el día 16 en el Parlamento autonómico "tiene mucho de fuga hacia delante", y que "debe leerse más en clave política interna [catalana] que como contribución constructiva al debate territorial".

Federalistes d'Esquerres se muestra en contra tanto del "radicalismo nacionalista" como de la "inmovilidad del Gobierno de España", y propone su forma concreta de tercera vía: "una reforma constitucional que no admite más dilaciones". Y que es lo que realmente tiene que pasar por las urnas, según explican:

"La consulta que necesita la ciudadanía es aquella que sirva para ratificar una reforma constitucional que, entre otras cosas, estructure España como un Estado federal y reconozca la libre voluntad de sus pueblos para formar parte de él".

A pesar de apostar claramente por una España federal, la asociación no cierra la puerta a una consulta independentista. Pero su hoja de ruta lo contempla sólo en el supuesto de que, en el referéndum por la reforma constitucional que piden, "los votantes catalanes se manifestaran mayoritariamente y claramente en contra".

Mas crea "confrontación y ruptura social"

A pesar de admitir esta opción como última solución teórica, el colectivo no escatima las críticas al desafío independentista de Artur Mas, que cree que "sólo conseguirá agravar el conflicto y generar más confrontación, ruptura social" además de degradar "la imagen de Cataluña y de España en el entorno internacional".

Federalistes d'Esquerres acaba concluyendo que su opción de reforma federal es "una propuesta racional y razonable para mejorar la eficiencia del Estado, evitar duplicidades onerosas, reconocer las singularidades de las nacionalidades históricas y superar la creciente insatisfacción con el modelo autonómico vigente".

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:33h
Aquesta és l'autèntica solució, i no el referèndum independentista. Aquesta és la solució del problema d'Espanya. Però ha de ser una reforma generosa, una Constitució on càpiga còmodament l'Estatut de 2006 tal com va sortir del Parlament.
Olegario 25/08/2015 - 11:33h
Cierta izquierda sigue prisionera de un sofisma ajeno a la inteligencia. La frase "La consulta que necesita la ciudadanía es aquella que sirva para ratificar una reforma constitucional que, entre otras cosas, estructure España como un Estado federal y reconozca la libre voluntad de sus pueblos para formar parte de él". Un Estado no es una asociación de pueblos, sino de personas, de ciudadanos. Las constituciones modernas son la garantía para que los ciudadanos sea personas con posibilidad de realizarse como individuos, en plano de igualdad, sin privilegios asociados a estirpe, toponimia, lengua, religión o piel.. ¿Porqué la insistencia en los pueblos?. Me resulta incomprensible seguir aferrados a lo que no es más que un constructo. Los constructos son útiles como conceptos explicativos, pero cuando no cumplen esa función se arrojan por la ventana, como se hizo con el "eter" tras descubrir la naturaleza de la luz de onda-corpúsculo asociados.
quin melic mes bonic tenim 25/08/2015 - 11:33h
Fernando Savater:...Ninguno de ellos pide en cambio que se suprima la mención a esos supuestos "derechos históricos" que han introducido en la raíz de la Constitución vigente el germen de la desigualdad radical. Todos reaccionarios. Porque para quien tiene una visión progresista de la política, los únicos derechos históricos por los que merece la pena luchar están en el futuro, nunca en el pasado. Y el primero de ellos es la igualdad ahora siempre cuestionada que la ley debe precisamente garantizar...
Juan Pérez 25/08/2015 - 11:33h
Si proponen el reconocimiento de los "pueblos", ¿no se habría de establecer, entonces, un procedimiento para definir qué comunidades son pueblos?, ¿o es que los límites territoriales -que todos sabemos cómo se han definido a lo largo del tiempo- nos identifican como tales pueblos? Dar por supuesta la existencia de los "pueblos", como de las "naciones" nos mete en un avispero de rivalidades, tensiones pseudoétnicas, milenarismos y otras zarandajas que nos consumirán como nación, porque nos obligará a definirnos más allá de nuestro compromiso con el estado actual, garante de nuestros derechos mediante la constitución, y ya se sabe que definirse, la mayoría de las veces, se hace por negación más que por afirmación, como vemos en los caudillos nacionalistas. Palabras políticamente correctas de un filósofo que ha "aparcado" la crítica de los conceptos.
¿Quiere hacer un comentario?