Menú Buscar

Mas e Iceta se reunieron para pactar que gobiernen las listas más votadas

Las conversaciones se habrían centrado en los ayuntamientos de Tarrasa y Reus, y en la Diputación de Barcelona.

05.06.2015 15:45 h.
4 min
El presidente de la Generalitat y de CDC, Artur Mas, y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, en el Parlament.
Redacción

Los máximos dirigentes de CiU y del PSC, Artur Mas y Miquel Iceta, mantuvieron recientemente una reunión secreta -hasta ahora- para explorar pactos en determinados ayuntamientos y en la Diputación de Barcelona que permitan que gobiernen las listas más votadas. Unos pactos que incluirían un 'cordón sanitario' al PP.

Según ha confirmado este viernes el propio Iceta, en el programa Els Matins de TV3, ambos dirigentes se han encontrado en los últimos días, para hablar sobre política catalana en general. E Iceta y la secretaria de Organización del PSC, Assumpta Escarp, se han reunido en la sede de CiU con el número dos de CDC, Josep Rull, el vicesecretario general de Relaciones Institucionales del partido, Lluís Corominas, para estudiar la posibilidad de llegar a pactos puntuales en diversos ayuntamientos catalanes. Estas conversaciones se habrían centrado especialmente, y según informa El Periódico, en Tarrasa (Barcelona) y Reus (Tarragona).

El PSC quiere mantener Tarrasa

En Tarrasa, un importante feudo socialista en las últimas décadas -su penúltimo alcalde fue el ex primer secretario del PSC Pere Navarro-, el partido de Miquel Iceta ha vuelto a ser la lista más votada, pero sin mayoría absoluta y en un complejo escenario de siete listas con representación en el consistorio.

Un eventual pacto de PSC y CiU en Tarrasa daría una suma de 12 concejales, a solo dos de la mayoría absoluta, y podría ser suficiente para investir al candidato socialista, ante la dificultad de que se fraguara una alianza alternativa. Así, Terrassa en Comú, ERC y la CUP sumarían solo 11, y parece inconcebible que los representantes de C's (3) y PP (1) les dieran apoyo.

En Reus, la situación es exactamente a la inversa. La federación nacionalista ha revalidado su victoria de 2011, pero empeorando resultados, y con solo un concejal de diferencia sobre la CUP. Un pacto con los socialistas los dejaría a tres de la mayoría absoluta, con una suma de 11 votos. Que podrían ser suficiente, habida cuenta de que CUP y ERC sumarían solo ocho, y los representantes de C's (4), PP (2) y la lista local Ara no parece que pudieran decantar la balanza.

Reus, para CiU

Se da el caso de que CiU ha estado gobernando esta legislatura en Reus con el beneplácito del PP, merced al pacto amplio de 2011 -en época de buena sintonía general entre populares y convergentes, antes del giro secesionista de CDC y Artur Mas-, que permitió al PP tener las alcaldías de Badalona y Castelldefels. Pero las conversaciones de Iceta y Mas apuntaban a imponer una suerte de 'cordón sanitario' al PP para que no gobiernen en estas dos poblaciones, pese a ser la lista más votada. De hecho, en Badalona los socialistas ya se han decantado por la candidata de la lista encabezada por la CUP, y participada también por Procés Constituent y Podemos.

También en la Diputación de Barcelona ha estado gobernando CiU con el aval del PP. Y también esta importante plaza -fundamental para los planes secesionistas de Mas, y especialmente para su proyecto de "hacienda propia", por ser una de las pocas administraciones catalanas de peso con una caja relativamente saneada- quedaría en manos de CiU, si fraguara el pacto que ha estado explorando con los socialistas, que consistiría en que estos no se entrometerían en un pacto de CiU y ERC en la corporación.

Por lo que respecta a otra ciudad de alto valor simbólico para los socialistas, Sabadell, la situación es más compleja. Con cinco concejales, y ante una mayoría absoluta situada en 14, la victoria del PSC no les garantiza gobernar ni siquiera con el apoyo de los cuatro representantes de CiU, si fraguara un pacto a tres bandas entre ERC y las dos listas de la izquierda alternativa, que sumarían 12 concejales.

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:13h
Home, que governi la llista més votada, normalment és lo més lògic. Hi ha excepcions, com Badalona (o Madrid), però en general està bastant bé. Que la Diputació de B sigui per a CiU és llàstima, però almenys l'Àrea Metropolitana hauria de ser per al PSC.
fereyes 25/08/2015 - 11:13h
A ver si lo entiendo Ferret. Que gobierne la lista más votada "es lo más lógico" según usted. No obstante, la lógica se pierde cuando el que tiene que gobernar no es uno de mis partidos, ¿verdad?. En ese caso, es más "lógico" que se unan el resto de partidos minoritarios, que poco tienen en común más que la obsesión de quitar al PP. Muy bonito. Ferret, ya se lo he dicho más de una vez, es usted un demócrata de pacotilla. Su democracia consiste en una especie de ley del embudo donde acepta sólo lo que pide el pueblo si a usted le interesa. Su cinismo es abrumador, defender un concepto y el contrario sólo porque a usted coyunturalmente le interesa. Eso lo entiendo de los políticos, que tienen el don del cinismo, pero parece que usted va por el mismo camino.
EduardoPinzolas 25/08/2015 - 11:13h
Estimado fereyes, ya conocemos muy bien a Antoni Ferret: es de aquellos comunistas que defienden "lo tuyo es mío y lo mío es también mío". Y de demócrata no tiene ni la "d".
¿Quiere hacer un comentario?