Menú Buscar

Évole convierte a Iglesias y Rivera en líderes también de televisión

El cara a cara entre los candidatos de Podemos y Ciudadanos genera récords de audiencia y supone un toque de atención para PP y PSOE

19.10.2015 13:11 h.
3 min
Jordi Évole 'observa' a Albert Rivera (Ciudadanos) y a Pablo Iglesias (Unidos Podemos).
Redacción

El cara a cara de este domingo en Salvados entre Albert Rivera y Pablo Iglesias supone un nuevo golpe a los partidos tradicionales, poco dados a exponer a sus candidatos a debates a calzón quitado --o incluso a incómodas ruedas de prensa, como en el caso del PP--.

El moderador, Jordi Évole, se marcó ayer un tanto al conseguir enfrentar públicamente a los líderes de Ciudadanos y Podemos por primera vez, lo que se vio reflejado en unas audiencias de récord: 5,2 millones de personas siguieron el debate (un 25,2% de los que veían la televisión en esa franja horaria en toda España). También la cifras fueron soberbias en Cataluña: 868.000 telespectadores (25,5%).

Nuevos tiempos

El formato del debate es reflejo de los nuevos tiempos que se viven en política, y que PP y PSOE deberán asumir cuanto antes si no quieren ser fagocitados por los partidos ‘emergentes’.

Un bar en el extrarradio de Barcelona, una mesa con tres cafés con leche y ninguna pregunta ni tiempo pactado por parte de los comparecientes. Con esos elementos --eso sí, con una cuidadosa edición posterior, hubo diez días para ello-- lograron captar la atención de la audiencia.

Victoria de Rivera

Entre otras cuestiones, Rivera e Iglesias discreparon sobre el modelo económico que plantean para España; sobre cómo reducir el desempleo; sobre la forma en que pretenden resolver el problema de la desigualdad; sobre la sanidad; sobre los sueldos de los políticos, sobre si se debe trocear o no la soberanía nacional; y sobre si deben suprimirse o no los conciertos económicos vasco y navarro.

Resultado encuestas del debate entre Rivera y Iglesias
Medio Albert Rivera Pablo Iglesias Ninguno
83,7% 13,7% -
81% 19% -
54% 46% -
49% 51% -
46% 38% 16%
42% 58% -

Sin embargo, ambos líderes políticos, ideológicamente muy alejados, repitieron una frase por encima de las demás: “Estoy de acuerdo”. Las coincidencias entre ambos fueron tantas que el propio Iglesias bromeó señalando que “como esto siga así nos presentamos juntos a las elecciones”.

Según la mayoría encuestas, Rivera se impuso a Iglesias en cara a cara. Aunque los verdaderos perdedores fueron los dos grandes partidos, PP y PSOE, que empiezan a darse cuenta de que el verdadero riesgo es no exponer a sus candidatos a los debates.

Comentar
Juanjo 21/10/2015 - 17:41h
Excelente episodio del programapresentado por Jordi Évole. Tal y como se comenta en el artículo, parece que "los viejos políticos" siguen sin entender que es en plazas como esta donde la nueva política recauda sus votos. En cuanto al vencedor del debate, creo que fué Albert Rivera. Perdedores hubo dos: Pedro Sánchez y Mariano Rajoy.
Antoni Ferret 21/10/2015 - 17:41h
Jo, com de costum, no ho vaig veure, ni en veuré cap. No són útils per saber les mesures que prendrien. No es tracta de discutir apassionadament, sinó de prendre acords pausadament. Evidentment, l'un representa el poble i l'altre representa el capital. Això en funció d'una actuació en el temps, no de lo que diguessin en una discussió.
Marino 21/10/2015 - 17:41h
Señor Ferret ¿Por qué dice Vd. que uno representa al Pueblo y el otro al capital? Ambos representan al Pueblo por igual, pues han sido elegidos en las urnas por procedimientos democráticos y con partidos políticos legales, ajustados a la Declaración Universal de Derechos Humanos. Uno entenderá que la prioridad para resolver los problemas sociales pasa por impedir al capital ejercer el control directo o indirecto sobre la sociedad y el otro dirá que hay que reconducirlo y ponerlo al servicio de todos. Las diferencias finalmente serán de matiz porque la realidad se impone. Pero ambos son contrarios a que el poder económico se imponga al político. Por cierto esto no lo predica nadie aunque luego la práctica política lo desmienta.
jojasoclliure 21/10/2015 - 17:41h
pretender dialogar con el señor Ferret, como pretender dialogar con los nacional-carca-talanistas, desgraciadamente, es "echar agua en cesto" o bien "trabajar para el obispo", en resumen, inútil....no obstante hay que exponer con claridad y argumentos las opiniones, como hace sin duda don Marino.
leborgne 21/10/2015 - 17:41h
Hay ocasiones, y esta es una, en que las ideas del señor Ferret suenan más simples que un himno nacional (como diría Lawrence Durrell)...
Pablito 21/10/2015 - 17:41h
Vomitivo. Sencillamente impresentable. Se vio tan preparado, ensayado y tan de tomarnos por pardillos a los espectadores del programa de Jordi Évole, que cualquier emisión de cotilleos o prensa rosa, tiene más interés que el monólogo prosista de Pablo Iglesias y Albert Rivera. Solo dejaron claro estos dos trepas, que tienen algún pacto secreto en común para sacar al PP y al PSOE por el atajo y quedarse ellos en la polítca. Hablaron de corrupción y en sus filas de los dos partidos hay corruptos amagados también. Las aves carroñeras siempre viven de los animales muertos. Anunciaron hasta martillearnos no sé cuántas reformas. Hablaron sin lógica y de patio de parvulario sin muchos disimulos dando la impresión que ya estaban en campaña. En fin, que se nos avecina una buena con estos dos elementos tan hermanados ayer en la pantalla que solo falto que hicieran manitas como los enamorados. La virtud externa suele esconder almas muertas e inhumanas. Después de la comedia de Évolo ayer uno est
Pablito 21/10/2015 - 17:41h
está dispuesto a esperarse cualquier cosa de estos dos guapitos
¿Quiere hacer un comentario?