Menú Buscar
Primeras planas

Empresarios y funcionarios largan sobre los converjetas: yonkis del 3%

"El trío Montserrat, Òmnium Cultural y Banca Catalana". Así definía Tarradellas la que se nos venía encima con Pujol. Rivera ya es portada en La Razón

26.10.2015 08:31 h.
15 min
Pablo Planas

ABC: "Convergència ha seguido pidiendo el 3% hasta anteayer"

El Mundo: Empleados de la Generalidad reconocen cadenas de amaños

El País: La Unión Europea se plantea internar a los refugiados en centros de acogida

La Razón: Albert Rivera: "Estamos pisándole los talones al PSOE"

Ara: Blair demana ara perdó per la Guerra de l'Iraq

El Periódico: Los bancos aún financian el 100% de las hipotecas

El Punt Avui: Avui arrenca l'últim Parlament autonòmic

La Vanguardia: La cumbre por el asilo acaba en bronca europea

Cinco Días: Ya se vende suelo

El Economista: Las familias reducen un 71% su inversión en deuda pública

Expansión: Los grandes bancos se interesan por Bankia

La nave a Ítaca hace aguas por todos los lados. Algo se ha roto en la sentina y la basura desborda la cubierta. El grumete Junqueras achica lo que puede. El capitán Mas está melancólico y desolado. Aferrado al timón, espera a que un juececito de El Vendrell, Bosch Mitjavila, abra la caja fuerte de Rosell, el director general de la adjudicadora pública "Infraestructures.cat", lo que antes era Gisa. "Junts pel 3%" no concurrirá a las generales. ERC trata de zafarse de los torpes cantos de la sirena rellena, el amigo Homs. Contaba Basté ayer en La Vanguardia que Homs le relató sus fabulaciones con el pedal. Dice el amigo conselleiro que se mete entre pecho y espalda 150 kilómetros en bici los fines de semana. Será delante del televisor porque no tiene la pinta fibrada de un Contador o un Zoquetemelk (esforzado de la ruta allá por los años setenta del siglo pasado) sino más bien la de quien se lo mira por la tele, como Rajoy. Alucina Homs. Pedalea, pedalea, no pares. Pásanos una foto disfrazado de ciclista, por favor.

Como es sabido, la farmacéutica de Mas, Grífols, se marcha a pagar tasas a Irlanda, donde el impuesto de sociedades es la mitad que en el resto de la Unión. El director de La Vanguardia lo recoge en su billete matutino: "La noticia puede haber sorprendido, porque Víctor Grífols había manifestado ilusión por el proceso soberanista que se vive en Catalunya. Durante la inauguración de una planta en Parets, le dijo a Artur Mas: "President, tire adelante y no se arrugue". Más claro, imposible".

Sigue Carol: "En Catalunya, el armario donde se cuelga la bandera y la cómoda donde se guarda la cartera acostumbran a estar alejados, ni siquiera comparten habitación, pero sorprende la decisión, aunque el dinero entiende poco de lírica. Luciano De Crescenzo, en su Historia de la filosofía, distinguía entre la sabiduría, "que no es otra cosa que el sentido común", y el idealismo, "que representa la creencia en un mundo mejor". Víctor Grífols es un hombre culto y con toda seguridad habrá leído a De Crescendo, así que el idealismo lo deja para los políticos".

¿Grífols leyendo a un divulgador de la filosofía? Dudoso.

Las crónicas del tres por ciento son casi el cincuenta por ciento del material escrito sobre papel. En el ABC, Javier Chicote recoge testimonios sobre el procedimiento entre un empresariado abrumado por el peso de la prueba: "Empresarios catalanes confirman a ABC que desde Convergència les han seguido pidiendo comisiones en plena deriva soberanista y pese a los distintos sumarios que investigan o han investigado las cuentas del partido de Artur Mas".

Sigue: "Según las fuentes consultadas, la petición del tres por ciento y de otras aportaciones se ha realizado al menos hasta justo antes de la segunda fase de la operación Petrum, que tuvo lugar a finales de agosto por orden de un juzgado de El Vendrell (Tarragona). La tercera, la efectuada la pasada semana, se ha saldado con la detención del tesorero de CDC y de la fundación CatDem, Andreu Viloca, el extesorero Daniel Osácar, el director general de Infraestructuras de la Generalitat, Josep Antoni Rosell, y siete empresarios, entre otros".

Son como "yonkis" de las mordidas, describe un empresario: "«Han seguido pidiendo dinero hasta anteayer», dice de forma gráfica un directivo de una constructora catalana. «Aunque este asunto está en los juzgados y en la opinión pública, el partido no puede prescindir de las comisiones porque tienen que pagar muchas nóminas y muchos gastos, no llegarían a fin de mes sin los pagos de las empresas», sostienen las mismas fuentes, que exigen el anonimato por motivos obvios. «Se han convertido en “yonkis” de las comisiones, las necesitan del mismo modo que el drogadicto necesita su droga, porque son ya más de 30 años funcionando de la misma manera», sostiene uno de los directivos consultados".

En El Mundo los que empiezan a cantar La Traviata son los funcionarios. Además del tres por ciento, CDC y Mas tienen otro problema llamado despotismo, desprecio y prepotencia respecto a sus subordinados. Tener un jefe convergente es como tener una llaga sangrante en la ingle, una fístula rectal o un golondrino en el sobaco. Los supersoplas de Mas son tipos duros a los que no les tiembla el pulso a la hora de dar órdenes, firmar despidos y reclamar el "impuesto". Unos hachas. Javier Oms y Jordi Ribalaygue escriben en el diario madrileño: "Los investigadores están sacando rendimiento de los detalles que trabajadores de Infraestructures.cat y GISA -antigua denominación del ente público- aportan al caso sobre posibles irregularidades. Tal y como avanzó EL MUNDO, la última colaboración de un informador interno llegó el pasado 21 de octubre, día en el que se realizaron los registros por el 3% en la sede central de CDC y en las oficinas del organismo público. De ellas la Guardia Civil se llevó más de 20 cajas con documentos".

Ahora viene la historia del funcionario escaldado: "Cuando los agentes registraban las instalaciones de Infraestructures.cat, un trabajador de la empresa pública se dirigió a ellos de forma espontánea. O, como lo definió uno de los investigadores, «perdió el miedo a hablar». En su declaración ante dos de los policías reveló que Josep Antoni Rosell daba instrucciones para modificar criterios técnicos en concursos públicos para «facilitar» que empresas concretas obtuvieran adjudicaciones. El trabajador, sin embargo, no limitó las órdenes para manipular los criterios al director general".

Continúan los periodistas: "El técnico incluyó en su declaración al presidente de Infraestructures.cat, Joan Lluís Quer, a quien situó entre los supervisores que pedían modificaciones técnicas en los concursos. También a la Oficina Técnica de Evaluación, de la que depende el destino final de las adjudicaciones.El denunciante, a preguntas de los agentes de la Guardia Civil, confirmó además que desde la jefatura del departamento de Auditoría de Interna de la empresa se realizaban «correcciones» en los concursos públicos. Unos cambios que, presuntamente, facilitaban el camino para que las empresas constructoras del 3% obtuvieran adjudicaciones. Los «ajustes» técnicos, además, se basaban en cambios subjetivos. Es decir, que se puntuaban al alza elementos técnicos sin un criterio fijo del evaluador".

Qué listos que son estos converjetas.

Tarradellas los tenía muy calados. Ahora han salido a la luz los papeles del President almacenados en Poblet, esos papeles que el dúo calambre, Prenafeta y Pujol, decían que no eran más que recortes de periódicos. Sí, sí. Pasa que el segundo quedaba retratado. Ayer y en exclusiva lo contaba Sergi Doria para los lectores del ABC: "«Desde que Jordi Pujol se considera un gran banquero seguramente sin darse cuenta, sus ideas políticas no tienen nada que ver con las de su juventud… Querría que el tiempo no me diera la razón, pero hoy soy francamente pesimista hacia Cataluña. El trío Montserrat, Òmnium Cultural y Banca Catalana tiene un mismo pensamiento y facilita la acción a quienes querrían hundir el país. Los triste de todo esto es que son tan ‘babaus’ que se creen lo contrario…». Estas notas de Josep Tarradellas del 26 de julio de 1970 traslucen la desconfianza del presidente de la Generalitat en el exilio hacia un Jordi Pujol que monopolizaba el sentimiento catalanista. El nacionalismo estrecho del banquero metido a editor de prensa ponía de los nervios a Tarradellas. Meses antes de esas notas, el President ya había expresado a Pujol sus inquietudes sobre esa instrumentalización sectaria de la lengua y la cultura catalana que cristalizaría, años después, en Convergència y su «patriotismo» económico: «La ‘moixiganga’ cultural que han organizado y organizan cuatro minimecenas de fabricantes y ‘ botiguers’ que se creen que de esta manera podrán dirigir en el futuro la vida política de nuestro país»".

Párrafos después continúa el texto con la capacidad visionaria de Tarradellas: "En estos documentos del Arxiu Tarradellas de Poblet, introducidos por Carles Santacana en una edición de Toni Barnils para la Diputación de Barcelona, el President reafirma su carácter de estadista y disecciona la política que Pujol impondrá en Cataluña desde los ochenta. «En estos momentos no puedo dejar de recordar lo que me dijo Jaume Vicens Vives de Jordi Pujol, que, a pesar de que lo disimula muy bien, es un intolerante y un fanático». Pujol tampoco le convence como banquero. El 26 de julio de 1970, Tarradellas no escondía sus temores sobre una quiebra de Banca Catalana: «¡Son hoy más convincentes que nunca si tengo en cuenta lo que me dijo y lo que sé!»".

Y concluye la pieza: "La ambición del líder de Convergència –que acaba de hablar con el ministro Martín Villa– se revela el 17 de agosto de 1976: intenta convencer a Tarradellas de que lo importante es ir a las elecciones aunque no se haya legalizado a los comunistas y la Generalitat no haya sido restaurada… En una carta al periodista Manuel Ibáñez Escofet –23 de diciembre de 1976–, el President expresa un mal augurio para Pujol: «Si no rectifica rápidamente su conducta, llegará un día que Cataluña tendrá de él una imagen muy diferente, completamente diferente, de la que representó durante muchos años…» Clarividente Tarradellas".

En la política nacional, Rivera vive su "momentum". Faltan menos de dos meses para las elecciones y comienza a crearse el escenario de una tormenta de cambio. La Razón de Marhuenda percibe el humor general y ya no aporrea editorialmente al partido naranja. La periodista Alejandra Clements firma una entrevista con el líder de Ciudadanos:

"–Entró en política hace nueve años, ¿siente que ha llegado su momento?

–No tanto el mío como el de una nueva etapa política en España. Se abre una nueva era. Estamos ante una segunda Transición. Después del éxito de la primera, que tuvo más cosas buenas que malas, hay que recuperar ese espíritu de convivencia y de renovación. Y poder hablar de todo sin tapujos. Le ha llegado la hora a una nueva Transición en España.

–¿Se ve como presidente del Gobierno?

–Cuesta mucho verse. A mí me costó verme hasta de diputado. Yo estaba en el mundo de la empresa y me costó aceptarlo. Pero cuando uno se presenta como candidato a presidente sería una irresponsabilidad no verse capaz de conducir un Gobierno o una nueva etapa política. Yo me presento para eso y luego los españoles nos pondrán a todos en nuestro sitio en las urnas.

–¿Cuál sería la primera medida que adoptaría si llega a La Moncloa?

–Además de medidas legislativas y gubernamentales, España necesita símbolos de esa nueva etapa. Lo primero que haría sería llamar a todos los nuevos líderes de la oposición porque habrá un Parlamento sin mayorías. Asumo que si no ganamos con mayoría absoluta habrá que dialogar mucho. Sentarse en la mesa con los líderes de los demás partidos me parece necesario. Primero, como gesto, y segundo, porque les necesitaría ya que no se pueden hacer unas reformas como las que plantea Ciudadanos de la Ley del Poder Judicial, del Tribunal Constitucional, del modelo educativo o de la ley electoral sin mayorías absolutas. Incluso si hay que tocar algún artículo de la Constitución es necesaria una mayoría reforzada. Así que el futuro pasa por diálogo, diálogo y diálogo".

La entrevista completa se puede leer en este enlace.

Juan Marsé era entrevistado por Juan Cruz para la contra de El País de ayer. El escritor afirma: "¡Diablos, es que no veo a ningún responsable político al que crea que valga la pena escuchar!... Mira lo que tengo escrito por aquí: '¿Por qué debo creer que en una Cataluña independiente viviríamos mejor? ¿Qué razones tengo para creer que los dirigentes que nos van a gobernar en una Cataluña independiente y soberana, por el hecho de ser catalanes, van a ser más competentes y menos obtusos, menos incultos y menos estúpidos que los políticos que nos roban y nos engañan desde Madrid?'. Esas notas escribo a veces, esos gustazos me doy".

26 de octubre, santoral: Evaristo Papa, Beano de Mortlach, Eata de Hexham, Amando de Argentorato, Felicísimo de Cártago y Fulco de Pavía.

Comentar
Olegario 26/10/2015 - 20:36h
"Aunque este asunto está en los juzgados y en la opinión pública, el partido no puede prescindir de las comisiones porque tienen que pagar muchas nóminas y muchos gastos, no llegarían a fin de mes sin los pagos de las empresas», sostienen las mismas fuentes, que exigen el anonimato por motivos obvios. «Se han convertido en “yonkis” de las comisiones, las necesitan del mismo modo que el drogadicto necesita su droga, porque son ya más de 30 años funcionando de la misma manera"..., "Además del tres por ciento, CDC y Mas tienen otro problema llamado despotismo, desprecio y prepotencia respecto a sus subordinados". ¿Quién da más?, ¡cómo conquistan el "agradecimiento" de la Historia...!
¿Quiere hacer un comentario?