Menú Buscar

Elecciones de resultado incierto en marzo

Hay de todo. Elecciones autonómicas en marzo, pelea radical entre CDC y ERC, posible pérdida de voto independentista y sobre todo el sueño de que la política española se volverá caótica después de las elecciones de finales de 2015. De momento, Mas ya ha mostrado una manera sucia y nada digna de jugar.

09.01.2015 03:00 h.
11 min
Artur Mas, en el acto de apertura de la campaña electoral para las europeas, rodeado de 'esteladas'
Alfons Quintà

Según fuentes de las direcciones de CDC y de ERC, Mas convocará elecciones anticipadas la próxima semana y estas se celebrarán el 8, el 15 o el 22 de marzo. Las candidaturas serán separadas, mientras lo que ERC llama "paraguas" -un punto programático común de carácter independentista- puede ser solo retórico. Ambos partidos ya han avisado a sus mayores organizaciones territoriales para que empiecen a buscar interventores.

ERC ya ha visto el juego egocéntrico de Mas. Este ha vueto a hacer lo que ya efectuó con Rajoy cuando decidió ir por el camino de una irrealista independencia. Consiste en formular de entrada planteamientos imposibles para así evitar toda consideración racional. Pero siempre poniendo cara de buen chico y acusando a la otra parte de ser el responsable. Resulta repetitivo, aburrido y está destinado al fracaso. Mas encarna la antítesis del "pactismo" formulado magistralmente por Jaume Vicens Vives.

Una OPA de Mas contra ERC

Ahora ERC ha probado la mala baba de Mas. Pero no parece que ERC pueda cambiar de opinión, como tampoco lo ha hecho Rajoy. Sin embargo, todavía quedaría sobre la mesa la posibilidad de que Mas y Junqueras pactaran ocupar la Presidencia de la Generalidad dos años cada uno. Es entre difícil e imposible, dado que ERC ha acabado viendo que todo ello esconde la voluntad de Mas de efectuar una OPA hostil contra ERC.

En ninguna forma ni en ningún momento, los actos de Mas han mostrado la voluntad de llevar a los catalanes a la falsa Tierra Prometida del estatismo por segregación. La recta final de las inefables negociaciones con Junqueras lo ha dejado más claro que el agua clara. Por suerte, el ridículo no mata.

Querer enmascarar a una CDC corrupta

El egocentrismo de Mas ha superado todos los límites. Primero es su culo y luego el resto, desordenadamente. Así, una de las razones por las que Mas quería que hubiera habido elecciones anticipadas con una lista donde las siglas de CDC quedaran diluidas era evitar el golpe que recibirá su partido, por ser un nido de corrupción. Usar la expresión "candidatura de país" también forma parte de la necesidad de enmascarar el nombre de CDC, hoy sinónimo de corrupción y mala gestión así como de destrucción deliberada del Estado del bienestar y del derecho a la información libre y plural.

El miedo de Mas a perder las elecciones es tan grande que para convocarlas ha sido necesario la amenaza de ERC de hacer votar las enmiendas, que ya ha presentado, a cada uno de los doce presupuestos de las consejerías. Lo veríamos si la próxima semana Mas no convocara elecciones, contrariamente a lo que hoy ya considera decidido la cúpula de CDC. El circo continuaría un poco más, pero tampoco demasiado. Sin embargo, esto no quiere decir que ERC esté destinada a ganar los comicios. Puede hacerlo perfectamente CDC, lo que hace pocas semanas era imposible. El que perderá es el independentismo.

CDC, con más flancos débiles que ERC

Ahora bien, entrar en esta predicción es complicado. Además habría que establecer una distinción entre el número de votos que las dos opciones puedan obtener y el número de escaños. CDC tiene un balance desastroso pero ERC también genera todas las desconfianzas del mundo, con un pasado de mal gobierno y repleto de personas que dan miedo, por su incapacidad y por su inmoderación. Pero ahora acudirá a los comicios sin tantos flancos abiertos a ataques como CDC, partido donde destacan los casos de corrupción y también los recortes sanitarios, bien ligados a la corrupción y bien protegidos, con su voto, durante toda la legislatura, por ERC.

Separadamente, las fuentes de los dos partidos independentistas manifiestan que sus relaciones "están peor que nunca". Un dirigente de ERC incluso reconoce que "lo que más esperamos es la mera convocación (de las elecciones) para poder explicar el calvario que Mas nos ha hecho pasar, barnizado con la trampa de la 'candidatura unitaria".

CDC, 'pescando' en la ANC

Me lo explica y quedo asombrado. La demagogia mediática de Mas ha sido espectacular, como también lo ha sido el ofrecimiento de cargos a personas destacadas de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) para que dejaran de lado a ERC y pasaran a hacer de corsarios (o corsarias) de CDC. Los pujolistas han conseguido atraerse, para ponerlas a su lista, a Carme Forcadell y a Muriel Casals. Este cambio de chaqueta, sobre todo por parte de Forcadell, se ha realizado en el último mes en que, según fuentes directas, no ha habido reuniones de la ANC. Oficialmente, se ha dicho que ha sido para no interferir en las conversaciones entre CDC y ERC. En realidad, era por el proceso de captación efectuado reservadamente por CDC.

Esto solo, y mil datos más, indican que CDC y ERC se pelearán durante la campaña. Dirigentes de ERC dicen que utilizarán contra CDC los mil casos de corrupción que afectan a este partido.

Los independentistas pueden perder escaños

Curiosamente, fuentes de ambos partidos secesionistas admiten que "es probable que no lleguemos a sumar tantos escaños como los que tenemos ahora [71]". Sin embargo, consideran inevitables las elecciones anticipadas.

Parece absurdo convocar unas elecciones en las que el independentismo puede quedar peor que ahora, o bien de manera similar. Solo les ayudará el hecho de que habrá otros desastres electorales. Influirá la llegada de Podemos. En todo caso, respecto específicamente al difícil equilibrio entre ERC y CDC hay dos explicaciones, según admiten fuentes de ambos partidos.

Buscando la debilidad del PP y del PSOE

Una consiste en que ERC y CDC están tan peleados que ya no pueden ni reunirse sin antes aclarar quién tiene más fuerza electoral. La segunda es la admisión, en las reuniones entre Mas y Junqueras, de que sea cual sea el resultado de las elecciones catalanas y la composición del futuro Parlamento autonómico, el Gobierno y el PSOE, así como la inmensa mayoría de las fuerzas políticas españolas continuarán firmes en su posición antisecesionista. Por ahora, ninguna encuesta prevé que el PP y el PSOE puedan perder la mayoría constitucional que quieren encarnar, a pesar de la irrupción de Podemos.

A pesar de este hecho, que ciertamente será sacudido por Podemos, CDC y ERC confían en que las elecciones de finales de 2015 den como resultado un Congreso ingobernable o muy escorado a la extrema izquierda, también debido a Podemos.

Delirio: CDC y ERC 'salvando' España

Entonces, como el Séptimo de Caballeria en las películas del Oeste, podrían aparecer Mas y Junqueras, o Mas, o Junqueras, diciendo que ellos aportan sus pocos diputados en el Congreso como elemento resolutivo de la hipotética ingobernabilidad española. Ahora bien, CDC y ERC pedirían que a cambio de su ayuda se admita la secesión de Cataluña. Por supuesto, todo esto es un sueño surrealista. No es el primero. Por lo tanto, ya no viene de uno más. En todo caso, no me invento nada. Mi trabajo es poner un espejo ante la realidad, por increíble que pueda ser, y esta lo es.

Para acabar de aderezarlo, una fuente de CDC me dice que "no tengo claro si puede haber en el futuro Parlamento catalán una mayoría soberanista o no. La mejor encuesta reservada que conozco da a la suma de CDC y de ERC un total de 75 escaños [ahora son 71] mientras que las posiciones soberanistas de Iniciativa y de la CUP han disminuido mucho, por el efecto que, ya antes de las elecciones, produce Podemos. Todo ello deja claro, en principio, que el soberanismo puede perder escaños".

Un Mas cínicamente "atónito"

Un punto clave será la percepción de la figura de Artur Mas. Normalmente, los electores deberían verlo como un personaje egocéntrico, sin escrúpulos y capaz de hacer (como ha demostrado) todos los papeles del cómic. Sus últimas actuaciones han sido increíbles. Decir que estaba "atónito" por un proceso que ha sido elegido, marcado y embrutecido por él mismo es delirante.

También lo es el haber olvidado que había afirmado en público que estaba tan dispuesto a encabezar la lista como a ocupar el último lugar. Ha tenido una pérdida de memoria espectacular.

El efecto del destrozo sanitario

Mas no puede ocultar que ha sido obligado a convocar elecciones anticipadas por culpa de haber querido anular al único partido que mecánicamente podía quedar por delante de CDC, así como para querer evitar que se hable de su falta de gestión del Gobierno autonómico, de la corrupción generalizada que se le puede imputar y de los desastres concretos e irreparables de sus recortes presupuestarios.

En efecto, todo indica que la limitación de las horas de apertura de la Unidad Hemodinámica de un hospital de Tarragona ha causado la muerte de un farmacéutico que, de otro modo, con toda probabilidad, se hubiera salvado. Ahora bien, pocos periódicos lo han destacado, mientras que La Vanguardia se refirió de forma mínima e indigna. Además, el bárbaro Boi Ruiz lo quiso tapar con una repugnante publientrevista en La Vanguardia. Obviamente, la vil TV3 lo silenció.

Comentar
JuanPerez 25/08/2015 - 11:19h
O sigui que, finalment, sí que tindrem referèndum camuflat, perquè, amb aquets pressupòsits, i si no es torcen les intencions, el que ens hi jugarem serà la possible DUI esbojarrada d'una hipotètica majoria secessionista amb una sobrerrepresentació electoral dels territoris del 30%. O sigui, repetir l'escena del balcó i provocar l'ctuació de les forces de l'ordre constitucional. Als nostres vots està evitar un disbarat martirològic com aquest.
LARRA 25/08/2015 - 11:19h
DESPUES DE DARNOS LA PALIZA, GASTARSE 10 MILLONES DE EUROS. CON EL QUEREMOS VOTAR, AHORA NO LES INTERESA VOTAR SUS PARTIDOS POPR ENCIMA DE LOS CIUDADANOS DE CATALUÑA
EduardoPinzolas 25/08/2015 - 11:19h
Exactamente lo que dice Juan es lo que nos jugamos: la DUI que un Parlamento gobernado por una mayoría absoluta de ERC y la actual CDC con toda probabilidad declararía. Y, como también apunta Juan, eso equivaldría a que el 28% de la sociedad catalana impone su “decisión” al 73% restante en virtud de nuestra maravillosa ley electoral. Así que los partidos y los catalanes no nacionalistas ya lo sabemos: hay que ponerse las pilas y corriendo.
¿Quiere hacer un comentario?