El Supremo confirma que el vertedero de Iberpotash en Sallent es ilegal

La sentencia rechaza los recursos de la empresa y la Generalitat, y avala un fallo anterior que anuló la autorización ambiental para la explotación de potasa y el almacenamiento de los residuos. La empresa planea explotar comercialmente estos residuos

25.09.2015 16:54 h.
4 min
Detalle de un depósito salino de Iberpotash.
Redacción

La montaña de sal de Sallent (Barcelona), el vertedero al aire libre con los residuos salinos de la explotación de potasa de Iberpotash en la localidad, es ilegal. Así lo ha sentenciado el Tribunal Supremo (TS), que ha confirmado una sentencia anterior del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC). La empresa tiene planes para explotar cmercialmente los residuos de su vertedero. El próximo martes deben declarar como imputados, por otra causa diferente pero también relacionada con la exploatción minera, tres cargos de la Generalidad y dos directivos de Iberpotash.

En un auto divulgado este viernes, el TS confirma una sentencia del TSJC de octubre de 2013, en que se anulaba la la autorización ambiental que la Generalitat había otorgado en 2008 a la empresa Iberpotash para extraer potasa en las minas de Sallent y Balsareny (Barcelona), así como para almacenar los residuos de cloruro sódico que genera la actividad en un vertedero anejo. El auto rechaza los recursos de casación que habían interpuesto la Generalitat y la propia empresa, con lo que avala así el fallo anterior del TSJC.

Recurso de los vecinos

El Supremo confirma los argumentos del TSJC que, a su vez, había estimado un recurso contencioso administrativo de la Associació de Veïns Sant Antoni del Barri de la Rampinya de Sallent en contra de la autorización ambiental que se había concedido en abril de 2008.

El tribunal concluye que esta actividad y, concretamente el vertedero de residuos de la montaña de El Cogulló (Sallent), nunca dispuso de la debida licencia municipal de funcionamiento --incumpliendo así con el ordenamiento urbanístico--, entre otras razones. Durante los 40 años de explotación de las minas, el vertedero ha ido formando una auténtica montaña de sal -como también se conoce popularmente- de unas 50 hectáreas y 40 millones de toneladas.

La sentencia precisa que el hecho de que una "actividad ilegal perdure en el tiempo con la tolerancia de la Administración" no implica que deba "perpetuarse".

En un comunicado este viernes, la Associació de Veïns Sant Antoni ha resaltado que la sentencia del TS hace alusión a la falta de fundamento de los argumentos de los recursos de la Generatiat y de Iberpotash.

La sentencia llega cuando Iberpotash se halla inmersa en una serie de proyectos para explotar su 'montaña' de sal. En concreto, tratándola y comercializándola en forma de sal vacuum, cloruro sódico con un 97% de pureza usado en la industria química. La empresa aduce que, con esta nueva actividad, el vertedero desaparecerá en 25 años, durante los cuales se generará riqueza para la zona.

Directivos de la empresa y cargos de la Generalitat, imputados

La explotación de Sallent seguirá dando noticias judiciales en los próximos días. El próximo martes deben declarar como imputados en un juzgado de Manresa (Barcelona )dos directivos de Iberpotash y a tres altos cargos de la Generalidad, por un presunto delito contra el medio ambiente.

La causa se inició por una querella de la CUP, que denunció que se habían producido "filtraciones de residuos salinos en aguas de dominio público derivadas de la actividad extractiva"

¿Quiere hacer un comentario?