Menú Buscar
Camino al 27s

El suicidio de Unió

Carles Enric
3 min

Ciertamente tenía a Ramon Espadaler --candidato de Unió-- como una persona inteligente. En su última entrevista en RAC1 se ha demostrado mi error. Unió lo tenía complicado, pero era uno de esos lugares donde gente que no desea la independencia pero son catalanistas podía tener cabida. En mi opinión son, o eran --visto lo visto--, los grandes tapados de las elecciones el 27S. Siempre, eso sí, que no vuelvan a las andadas con esa forma dubitativa tan típica de los años de Duran i Lleida.

Unió, dejando la duda sobre un hipotético apoyo a Artur Mas, se suicida en la práctica

Pues bien, cuando su postura parecía clara, el candidato Ramon Espadaler se despacha en directo con un "no descartamos abstenernos en una supuesta elección de Artur Mas como presidente de la Generalitat". Es decir, abrir la tapa del water, y tirar todo lo que habían dicho para volver a jugar a 'la puta y la Ramoneta'. Con una pequeña diferencia: ahora el país no está para juegos, y la gente no está para hostias. Unió, dejando la duda sobre un hipotético apoyo a Artur Mas, se suicida en la práctica.

Siempre he pensado que hay políticos hábiles y otros menos hábiles. Con Ramon Espadaler me he dado cuenta de que hay también políticos profundamente ignorantes. Entiendo que en la calle haga frío, pero sin claridad en su programa y sin contundencia en su mensaje van a desaparecer en las próximas elecciones del panorama catalán. Tener a estas alturas dudas sobre si apoyar o no a Artur Mas en su camino a Ítaca es un cálculo inadecuado. Unió podía recabar votos de los descontentos de Mas. Pero si --aunque sea remotamente-- da a entender su apoyo al astuto, perderá toda opción. Los de Mas se quedarán con el auténtico, y los que no quieren ver a Mas, o no votarán o a su pesar irán a opciones más claras.

Porque parece mentira que Unió no haya entendido todavía estas elecciones. Aquí no juegan para ver qué Conselleria les regalan. O cómo mantienen las amantes sus próximos cuatro años. Ahora se decide algo más trascendente: si una pesadilla como Artur Mas es enterrado legalmente mediante las urnas y los votos. Aunque, oído lo dicho, quieren seguir jugando a 'la puta y la Ramoneta', o peor aún, quieren ejercer directamente la prostitución. Y quizás a estos señores de provincia de Unió ya les va el rollito de pagar por servicios, pero aquí ahora se deciden cosas más serias que pagar a final de mes su compañía. Quizás haya que recordarle a Ramon Espadaler que ahora toca ser claro y contundente. No jugar a mamarla.

Artículos anteriores
¿Quién es... Carles Enric López?
Carles Enric

Soy un tipo corriente. Estudié una carrera en Barcelona e hice un Erasmus en Londres. Me casé, tuve hijos, me divorcié, me divertí, me junté, me separé… y siempre pensé que escribir era apasionante, sobre todo de lo cercano. Mi experiencia en el mundo editorial me permitió entender que vivía en un país que confunde profesionalidad con no tener ideas propias. Eso me preocupó y con los años sólo procuro ser coherente. No me caso con nadie, y eso no gusta. Si busca pleitesía al poder no lea mis artículos.

¿Quiere hacer un comentario?