Menú Buscar

El síncope de Arriola y las maniobras en la oscuridad de Rubalcaba

Los periódicos se centran en la crisis del PSOE y en la dimisión del director de los Mossos, Manel Prat, mientras arde Sants. El PP catalán "critica" al Gobierno: "Se nos pide una respuesta más firme".

28.05.2014 10:14 h.
19 min

La onda expansiva de las elecciones europeas se ceba con el PSOE, que atraviesa las convulsiones previas al congreso extraordinario decretado por Alfredo Pérez Rubalcaba. Su retirada se antoja más bien una maniobra para corregir la deriva del partido antes que la expresión de un fracaso electoral. Rubalcaba forma parte del selecto grupo de políticos considerados "sospechosos habituales". Su larga mano es tanto una cierta y probada capacidad táctica como una leyenda que atribuye al químico cántabro poderes de índole casi sobrenatural. Rubalcaba es tal que el Fouché de Stefen Zweig: "Joseph Fouché, uno de los hombres más poderosos de su tiempo, uno de los más singulares de todos los tiempos, encontró poco amor entre sus contemporáneos y aún menos justicia en la posteridad". Es el signo del viejo líder socialista, la sombra de Felipe y Zapatero, el disco duro del socialismo español.

La prensa de papel recoge los elogios fúnebres, demasiado prematuros, de Mariano Rajoy y Pedro Arriola, el sociólogo de cabecera del PP, quien ha llegado a decir que dormiría tranquilo si Rubalcaba fuera presidente del Gobierno. Son muchos años de convivencia y el reconocimiento al político que encumbró a Zapatero hasta donde el mismo Zapatero era incapaz de soñar. Ayer fue el día de Arriola y anoche sucumbió a las emociones. Pablo Herraiz y Luis F. Durán lo cuentan en El Mundo:

"El asesor del PP, Pedro Arriola, ha sufrido un síncope cuando cenaba en el restaurante la Tierruca, situado en la Avenida de Nazaret del distrito madrileño de El Retiro. El sociólogo, marido de la diputada 'popular' Celia Villalobos, ha perdido el conocimiento y sus amigos han avisado de inmediato a los servicios de emergencia. Una ambulancia del Samur ha llegado al establecimiento y le ha atendido. Los médicos le han evacuado al hospital Clínico donde permanece ingresado en el servicio de urgencias. Según las primeras exploraciones, ha sufrido una lipotimia y permanecerá en observación durante las próximas 24 horas para examinarle. Según los médicos, ha podido sufrir una bajada de tensión por causas que aún no se han podido determinar".

Arriola encajó los resultados de "Podemos", el partido de Pablo Iglesias, como la confirmación de sus sospechas sobre la desafección y el carácter romántico de las elecciones europeas, de las que afirmó que se vota con el corazón en vez de con la cartera. Aparte de llamar "frikis" a los dirigentes de la nueva formación, Arriola padeció ayer los efectos de la exposición pública en alguien más acostumbrado a las sombras y las bambalinas. Una lipotimia no es, en principio, algo demasiado grave, de modo que se espera una rápida recuperación del gurú de las encuestas.

El momento socialista está reflejado en la crónica de apertura de la sección "España" de La Razón. Es Toni Bolaño quien se sumerge en las honduras del PSOE para describir las evoluciones sibilinas del secretario general Rubalcaba, que pertenece a la estirpe de quienes nunca se irán del todo, por lo que su papel es más relevante ahora que cuando tomó las riendas del partido. Bolaño apunta: "La cruel derrota de las elecciones aconsejaba dar un paso adelante y el secretario general anunció su retirada. Era un movimiento encomiable. O al menos eso parecía a primera vista. Sin embargo, Rubalcaba no se ha ido. Sigue. Quiere seguir tutelando su sucesión de tal forma que se 'elija un nuevo secretario general y nadie le pida cuentas al secretario general saliente'. No siempre ha sido así. (...) 'Es la garantía de que nadie ponga en la mesa su gestión', afirman diputados muy críticos. Otros se preguntan, '¿es que nadie va a analizar la gestión de quien nos ha convertido en el Pasok (el partido socialista griego)?'".

La cuestión es que Carme Chacón, Eduardo Madina y Pedro Sánchez, un nuevo valor socialista, competirán en franca desigualdad con Susana Díaz, la presidenta de la Junta de Andalucía. El relevo está cantado, pero también José Bono tenía todos los números para dirigir el PSOE tras el trastazo de Joaquín Almunia.

Los efectos de la fuerte marejada socialista tienen un reflejo en forma de mar gruesa en el PSC. En La Vanguardia, Iñaki Ellakuría revela las interioridades del debate en la calle Nicaragua de Barcelona:

"Los cambios en la estructura y la estrategia del PSC prometidos por Pere Navarro después del fiasco electoral de las europeas -350.000 votos menos que en el 2009­-, una apresurada propuesta para atajar el nerviosismo interno y contentar a los críticos, pueden no ser suficientes para garantizar su continuidad al frente del partido. El 25-M ha abierto la caja de Pandora del socialismo catalán. Son cada vez más voces las que reclaman un congreso extraordinario para escoger un nuevo líder. ­Ayer lo hizo Xavier Sabaté, dirigente de Tarragona­ y con los ex consejeros del tripartito, Marina Geli, Montserrat Tura, Antoni Castells, Joaquim Nadal, amenazando con la escisión definitiva y la formación de un nuevo partido cercano a las tesis soberanistas. Después de la dura ejecutiva del lunes, en la que el núcleo duro de la dirección trató de estabilizar la nave, Navarro se topó ayer con una dosis de realidad: cada vez está más solo y la convicción de que 'hay que hacer algo' con urgencia para evitar una debacle en las municipales de 2015 empieza a ser mayoritaria entre los dirigentes del PSC, y no únicamente en los sectores críticos. La decisión de Alfredo Pérez Rubalcaba de convocar un congreso extraordinario en el PSOE y de Patxi López de reunir a los socialistas vascos ha hecho que se intensificara la presión en el PSC. Una realidad con la que se topó ayer Navarro en la reunión del grupo parlamentario, donde la división y las pugnas entre diputados se arrastran desde hace meses".

En el Ara y El Punt Avui, Navarro es la imagen de portada. Tironean al dirigente socialista y muestran un decidido apoyo a los críticos. En el viejo Avui, el líder del PSC está "bajo presión", mientras que en Ara dan una vuelta de tuerca más y advierten de que "Navarro pierde el control". La interpretación de fondo es que Cataluña ha entrado en una fase de "normalización" política mediante la cual se dispone ya de una "izquierda nacional" encarnada en ERC. La derecha, claro, sería CiU. En ese contexto, el PSC sobra salvo que se alinee con el derecho a decidir y se supedite a las directrices republicanas.

Especialmente significativo resulta el artículo de Francesc de Carreras en El País sobre la evolución de ERC:

"Entre los grandes partidos catalanes, el único inteligente durante estos últimos 15 años ha sido Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). Mediante su habilidad táctica y estratégica, se ha ido zampando a los demás, uno tras otro han quedado literalmente engullidos. El pasado domingo dio el último bocado: sacó más votos que CiU. Y, como siempre, lo hizo sin despeinarse. (...) Se acabó el tripartito, volvió CiU a la presidencia de la Generalidad y ERC pasó a ser un socio cada vez más indispensable. Hasta que el error fatal de Mas al convocar elecciones en noviembre de 2012 devolvió a ERC el protagonismo perdido. Ahora podía exigir y apostó fuerte: un referéndum de independencia. Artur Mas obedeció mansamente y en las primeras elecciones, las del pasado domingo, ERC da el 'sorpasso' y se convierte en el primer partido de Cataluña. En 15 años, de la insignificancia al primer plano. Ciertamente, son unas elecciones europeas y todas las cautelas son pocas al calibrar resultados. Además, ERC es un partido imprevisible. Pero es, sin duda, el ganador: se alía con el PSC y le hace entrar en una profunda crisis, ahora con CiU y lleva el mismo camino. ¿Dónde está su techo? El tiempo lo dirá. Pero no hay duda de que desde hace 15 años su influencia ha sido decisiva: entonces era el único partido que apostaba por la independencia. ¡Felicidades!".

El PP tampoco está exento de disquisiciones sobre el tono, el contenido y las consecuencias de las elecciones. Manda Arriola y así lo reconoce Federico Jiménez Losantos, que dedica su columna de El Mundo a glosar las actividades, actitudes y aptitudes del hombre que maneja los hilos de Génova y Moncloa. Escribe Jiménez Losantos: "Así que cada mañana Rajoy tenía en su mesa un informe en el que Arriola le adjudicaba a Podemos tres escaños fijos. O sea, que si el PP ha perdido 2.600.000 votos, un tercio de los euroescaños, el 40% en sus dos grandes feudos electorales y ha resucitado al PSOE andaluz, al que, como ha recordado Susana Díaz, había derrotado en las tres últimas elecciones, es porque Rajoy no sabe leer y actuar en consecuencia o porque Arriola miente y ha sido incapaz de anunciar al PP un desastre parejo al del PSOE y que augura una hecatombe en la derecha sólo comparable a la de UCD, pero esta vez sin la deserción del líder y con el partido inmaculadamente intacto".

El varapalo tiene correlato en Cataluña. Àngels Piñol, en El País, describe las vicisitudes de los populares comandados por Alicia Sánchez- Camacho:

"Tras brindar el domingo con cava por los discretos resultados, la dirección popular ha realizado una autocrítica. 'Ha sido un aviso y tenemos que tomar nota', ha afirmado la líder del partido. Su conclusión es que los electores populares no se han movilizado ni acudido a las urnas. Es decir, que tampoco han optado por otros partidos como Ciudadanos o Vox. Sencillamente, creen que se han quedado en casa. El PP achaca la abstención a dos razones: primero, porque las clases medias están acusando las consecuencias de la crisis, además de sufrir la subida de impuestos y, segundo, porque perciben, aunque creen de forma errónea, que el Gobierno no esté combatiendo con firmeza el proceso independentista y se sienten desamparados. 'El PP es el partido del Gobierno y se nos pide una respuesta más firme', ha señalado la senadora que ha insinuado que no se trataba de optar por la suspensión de la autonomía como propugnan formaciones como UPyD o Vox. 'No se trata de anticipar las respuestas y las acciones de gobierno tienen sus tiempos. Pero esto se aclarará después del 9 de noviembre cuando vean que no hay consulta'. La sensación de los populares es que sus votantes se sienten desamparados cuando ven cómo la Generalidad no aplica las sentencias en contra de la inmersión lingüística o cómo no impide que se habiliten en las calles mesas sobre el referéndum soberanista o cómo las rotondas, dicen, se llenan de esteladas. 'Estamos haciendo cosas pero hay que explicarlas mejor porque nuestro objetivo es pararle los pies al desafío independentista de Mas', ha señalado Sánchez-Camacho que ha minimizado, por ejemplo, que el PP haya quedado cuarta en Badalona cuando ahora ostenta la alcaldía".

Dimitir se lleva. Manel Prat, el director general de los Mossos, "se rinde", según la portada de El Periódico, que dedica su apertura a glosar las andanzas del joven valor convergente y los casos que han forzado su dimisión, fundamentalmente el pelotazo a Esther Quintana que le costó un ojo. En La Vanguardia se explica la renuncia por la presión de ERC. Escribe Enrique Figueredo:

"El director general de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat, presentó ayer su dimisión al presidente de la Generalidad, Artur Mas, y al consejero de Interior, Ramon Espadaler. Prat alega motivos estrictamente personales y profesionales a la hora de justificar públicamente su decisión. 'No veo más recorrido', dijo en una comparecencia sin preguntas al referirse a su permanencia en el cargo. La presión política sobre Prat tampoco es inocua. Mañana mismo debía sustanciarse en el pleno del Parlamento [autonómico] una interpelación de ICV con la que los ecosocialistas tenían previsto someter a votación una nueva petición de dimisión de Prat dentro de quince días. CiU no había logrado sumar votos para desactivar el castigo parlamentario. ERC ya obligó a la federación nacionalista a aceptar la eliminación de las pelotas de goma en la comisión parlamentaria a cambio de eludir la reprobación de Prat, pero en esta ocasión los republicanos no estaban dispuestos a negociar. A la creciente presión política sobre el consejero de Interior, Ramon Espadaler, se sumó el distanciamiento paulatino con el jefe uniformado del cuerpo, el comisario Josep Lluís Trapero, lo que ha contribuido a facilitar una renuncia que los partidos, sindicatos policiales, y diferentes colectivos sociales habían pedido en varias ocasiones".

Nadie aventura quién puede sustituir a Prat mientras se suceden las algaradas, disturbios e incidentes por el desalojo de "Can Vies", en el distrito de Sants. La dureza de los Mossos parece equivalente a los métodos de guerrilla urbana de los antisistema, alentados por el efecto mediático de los destrozos, incluida la unidad móvil de TV3. Anoche le tocó el turno de las llamas a la excavadora con la que se procedía al derribo del caserón. Es la enésima reposición de la Rosa de Foc, la irrefrenable tendencia a la barricada y la "acción directa" de los émulos rojinegros. Como Prat se ha dado el piro en una rueda de prensa sin preguntas, aún no hay una explicación cabal y plausible a la revuelta "okupa" de Sants.

Más actualidad policial. Ya hay sentencia en el caso de los prostíbulos Saratoga y Riviera. En el Abc es Janot Guil quien afronta el delicado expediente:

"La Audiencia de Barcelona ha condenado a penas de hasta seis años de prisión a un comisario y a dos inspectores jefe de la Policía Nacional y de hasta diez años y medio a los propietarios de los clubes de alterne Saratoga y Riviera, de Castelldefels (Barcelona) por integrar una trama de corrupción policial que protegía a burdeles. El tribunal, que ha condenado a los veinte imputados en este caso, considera probado que los policías —que actualmente ya no están en servicio tras ser inhabilitados—, recibieron dinero y regalos —viajes, relojes...— de los dueños de los macroburdeles a cambio de avisarles de las redadas que iban a hacer en sus locales. Los chivatazos les servían para esconder a las meretrices en situación irregular en nuestro país o menores de edad de cara a un registro policial. La trama operó desde 2002 y 2008. El fallo también dicta la clausura definitiva del Riviera y Saratoga, que ya estaban cerrados cautelarmente por orden judicial desde 2009".

El cierre de este repaso es para Artur Mas, quien parece haber salido francamente reforzado de su último fracaso electoral. "Ni un paso atrás" dijo tras conocer la victoria de ERC y ya se afana en los preparativos de la consulta que según Alicia Sánchez-Camacho no va a celebrarse. La Generalidad acaba de lanzar el registro de catalanes en el extranjero para que puedan votar en ese referéndum. En El País lo cuentan Miquel Noguer y Maiol Roger:

"Los cerca de 200.000 residentes en el extranjero pero empadronados en Cataluña podrán inscribirse a partir de la semana que viene en un registro de la Generalidad que les permitirá, entre otras cosas, votar en la consulta de autodeterminación del 9 de noviembre, si llega a celebrarse. El Gobierno [autonómico] catalán aprobó ayer por decreto la creación de este registro pero evitó vincularlo directamente con la consulta en un intento de evitar posibles impugnaciones del Ejecutivo de Mariano Rajoy. Con todo, el consejero de Presidencia, Francesc Homs, dijo que servirá para que los catalanes puedan ejercer 'sus derechos'. La movilización a favor de la consulta de los catalanes que viven en el exterior es una de las prioridades de la Generalidad desde hace meses. El año pasado el gobierno de CiU creó Diplocat, un organismo de diplomacia pública que conecta una amplia red de expatriados y que está organizando numerosos actos para explicar el proceso catalán en todo tipo de foros. La puesta en marcha del registro es un segundo paso que llega a escasos seis meses para la consulta".

28 de mayo, San Germán de París y San Guillermo de Gelona.

¿Quiere hacer un comentario?