Menú Buscar

El PSC no exigirá el escaño a Geli y Ventura

Las dos diputadas soberanistas del PSC ya han anunciado que dejarán el partido en breve. La dirección del PSC incluso permitirá que sigan dentro del Grupo Parlamentario, mientras mantengan la disciplina de voto.

24.11.2014 17:43 h.
3 min
Ventura, Geli y Elena, en la última fila del Parlamento autonómico
Redacció

El PSC de Miquel Iceta ha mostrado hasta ahora mucha más permisividad que el de su antecesor, Pere Navarro, ante las actuaciones de los dirigentes de los sectores críticos soberanistas. Y así está siendo hasta el final, ya que Nicaragua va a permitir, sin mayores protestas, que las diputadas 'díscolas' Marina Geli i Núria Ventura conserven su escaño en el Parlamento autonómico, a pesar de haber anunciado ya que van a abandonar el partido en breve.

El anuncio lo ha hecho este lunes la portavoz de los socialistas catalanes, Esther Niubó, que ha explicado que el PSC "respeta" la decisión de Geli i de Ventura, y que, por ahora, no les pedirá que renuncien a sus escaños ni que abandonen el Grupo Parlamentario del PSC, siempre que ambas respeten la disciplina de voto de los socialistas. Niubó ha llegado incluso a considerar "razonable" que Geli y Ventura sigan formando parte del grupo del PSC, partido del que ya han anunciado que renegarán.

La permisiva reacción ante la marcha de Geli y Ventura es diametralmente opuesta a la que tuvo la dirección socialista antes del verano. Entonces, el equipo de Pere Navarro, predecesor de Iceta en la primera secretaria del PSC, exigió repetidamente al tercero de los diputados 'díscolos' socialistas, Joan Ignasi Elena, cuando este abandonó el partido y el Grupo Socialista, que renunciara también a su escaño, para que este pudiera ser ocupado por el siguiente candidato en la lista que se presentó a las elecciones. Elena solo accedió a ello tras el verano.

Navarro sí castigó a los díscolos

Geli, Ventura y Elena fueron los tres diputados del PSC que, en enero de este año, rompieron la disciplina de voto del partido -apoyada por una amplia mayoría del partido en el Consejo Nacional- y votaron en el Parlamento autonómico al lado de CiU, ERC y ICV-EUiA para pedir al Congreso que transfiriera temporalmente a la Generalidad la potestad de celebrar referendos, con la idea de celebrar de esta forma un referéndum independentista.

Tras esta votación, Geli, ventura y Geli fueron castigados por la dirección del PSC, que los ubicó en su última fila de asientos en el Parlamento autonómico y les retiró todos sus cargos internos y su iniciativa parlamentaria. Además, les exigió desde el primer momento la renuncia al escaño, algo que solo hizo Elena, aunque meses más tarde, tras haberse mantenido un tiempo como diputado no adscrito en la Cámara autonómica.

La decisión de Nicaragua de mantener un perfil bajo en relación a Geli y Ventura y no exigirles sus escaños podría obedecer también a otro motivo: el cálculo de que el presidente de la Generalidad, Artur Mas, convocará elecciones autonómicas anticipadas para febrero. Con lo cual estas solo podrían retener sus asientos en la Cámara catalana durante tres meses más.

Comentar
JuanPerez 25/08/2015 - 11:21h
Ben pensat. Si del que es tracta és de no convertir-los en màrtirs de l causa secessionista i regalar'ls-hi gratuïtament més espai públic als mitjans de la Particularitat. D'altra banda, però, la manca d'autoritat del Primer Secretari resulta patètica. Quan tot va camí avall, poca cosa s'hi pot fer.
¿Quiere hacer un comentario?