Menú Buscar

El PSC acusa a CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP de buscar un "choque de legitimidades" con el Gobierno para "enterrar" el diálogo

En un argumentario enviado a sus militantes, el PSC reivindica la coherencia de su posición en el debate secesionista, que asegura haber mantenido desde su programa electoral hasta en las distintas votaciones en el Parlamento autonómico y en el Congreso. Los socialistas defienden que antes de discutir sobre la fecha de un referéndum de autodeterminación o de llevar la propuesta a la Cámara Baja debería haber un acuerdo y una negociación seria entre los gobiernos autonómico y nacional.

14.11.2013 11:31 h.
5 min
Argumentario enviado por el PSC a sus militantes en relación a la celebración de un referéndum indepedentista
Redacción

Los socialistas catalanes han puesto en circulación un argumentario que justifica el posicionamiento del partido con respecto a la próxima iniciativa que se adoptará en el Parlamento autonómico, a instancias de CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP, y en virtud de la que esperan solicitar al Gobierno la cesión de la competencia de convocar referéndums.

Puesto que el mecanismo para hacer efectiva esta petición es otro de los elementos disputados del proyecto secesionista, el PSC, a raíz de las críticas recibidas en los últimos días, ha resuelto poner en claro su posición al respecto:

"La negociación tiene que ser de gobierno a gobierno, de acuerdo con la resolución que se aprobó el 13 de marzo de 2013 con 104 votos en el Parlamento [autonómico], y no entre parlamentos o del Parlamento [autonómico] con el Gobierno".

En efecto, los socialistas catalanes consideran que, sin previo acuerdo, "de gobierno a gobierno", no habrá consulta:

"La iniciativa de llevar al Congreso, ya y sin acuerdo, la petición de la consulta, sólo responde a la estrategia del choque de legitimidades, que el PSC no avalará porque la consideran inútil y contraproducente para hacer realidad una consulta. Está condenada al fracaso porque repite los errores del plan Ibarretxe".

"La actitud de CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP está enterrando el derecho a decidir"

Por ello insisten en la vía del diálogo y del previo acuerdo:

"El acuerdo político con el Gobierno español debe abarcar aspectos como el instrumento jurídico que deba dar lugar a la consulta, la fecha de su celebración, y la cuestión sometida a consideración, así como su formulación concreta (la pregunta). Estos han sido los elementos claves negociados en los antecedentes que, por razón del contexto social, político y histórico, pueden resultar de referencia (Canadá y Québec, Reino Unido y Escocia). Primero el acuerdo, después los instrumentos, la fecha y la pregunta. [...] Llevar a votación en el Congreso una propuesta, sin que exista ni un principio de acuerdo ni una negociación con el Gobierno español, es garantía de fracaso".

El PSC atribuye a las "prisas de estos dos partidos [CiU y ERC]" el previsible fracaso de la propuesta. De hecho, estiman que "esta iniciativa sólo pretende buscar y señalar culpables del bloqueo que vive la consulta", y que su actitud "está enterrando el derecho a decidir". En este sentido, denuncian que "sus apelaciones al PSC hacen gala de un cinismo descarnado, porque lo que proponen supone enterrar la posibilidad del diálogo, es decir, enterrar la vía que defiende el PSC, y no pueden exigirnos que colaboremos en ello".

Los socialistas catalanes sostienen, por tanto, que no han modificado su posicionamiento con respecto al llamado "derecho a decidir" ni, para el caso concreto, con respecto a la celebración de una referéndum independentista. De hecho, "nos interesan las posiciones de cada grupo al final de un proceso de negociación, no en el momento previo a cualquier negociación seria".

"La alternativa al acuerdo es un descalabro para Cataluña"

También en esta línea, marcan distancias con el PP y Ciudadanos, asegurando que "la distancia que nos separa de ambas formaciones, con respecto tanto al planteamiento social y económico, como en lo que respecta a la relación entre Cataluña y el resto de España, lo hace radicalmente imposible".

De cualquier modo, admiten que "no hay voluntad política para facilitar una consulta". "Ni por parte del Gobierno del PP", añaden, "ni, a día de hoy, por parte del PSOE". A todo esto, el PSC es partidario de recurrir al artículo 150.2 de la Constitución española, puesto que, en su parecer, "podría facilitar una de las posibles soluciones al problema". "Pero", una vez más, "recurrir a esta u otra debe ser fruto del acuerdo". 

El documento del PSC alerta de los riesgos de seguir por esta senda, y sostienen que "una consulta sin acuerdo político ni marco legal supondría romper el consenso en Cataluña. [...] Por tanto, no resolvería el problema político que hay que resolver, sino que contribuiría a profundizarlo y enquistarse en sí mismo. 

"La alternativa al acuerdo es un descalabro para Cataluña", afirman, y  en consecuencia "el PSC exige a Mas y a Rajoy la apertura de un proceso de diálogo y negociación con buena fe y auténtica voluntad de encontrar un acuerdo".

Comentar
Juan Pérez 25/08/2015 - 11:35h
Resulta difícil desmarcar-se i alhora reclamar que hi hagi un acord que literalment és impossible, perquè, com ja ha sostingut Savater, el sol fet de fer la consulta vol dir reconèixer explícitamente la sobirania catalana, i en això és en allò que el psC encara no ha acabat de fer la passa de renunciar-hi. I conve que ho faci com abans millor, perquè després els costaràmolt i molt arribar a entendre perquè els votants els han girat l'esquena. Som a temps que reaccionin. Som a temps que es defineixin. Som a temps que honorin el seu nombros electorat tradicional.
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:35h
La negociació amb el Govern central, ja sigui aquest d'ara o, millor, un altre. I la consulta "després" d'haver-se aprovat la reforma de la Constitució en clau federal (i generosa).
¿Quiere hacer un comentario?