El PSC de Barcelona hará la votación de sus primarias el 29 de marzo

Jordi Martí, Laia Bonet, Carmen Andrés y Manuel Fernández, precandidatos confirmados. A la espera de Jaume Collboni, Rocío Martínez Sampere y Albert Soler.

10.01.2014 12:01 h.
3 min
Jordi Martí, en un acto del PSC en junio de 2013
Redacción

La federación de Barcelona del PSC ya ha aprobado qué día se celebrarán sus primarias para decidir cuál será el próximo candidato a la alcaldía de Barcelona en las elecciones de 2015: el próximo 29 de marzo, en primera vuelta, y, si ese día no hay ningún candidato con una mayoría suficiente, el 5 de abril en segunda vuelta, según fuentes socialistas.

El PSC de Barcelona también ha fijado el plazo para que los candidatos recojan sus avales, que irá del 20 de enero al 1 de marzo. Una vez validados estos avales, los candidatos a las primarias serán proclamados el 8 de marzo, y dos días después, el 10 de marzo, se dará el pistoletazo de salida de la campaña electoral.

De momento, ya hay cuatro precandidatos confirmados, que han anunciado claramente su intención de participar en el proceso: se trata del líder del Grupo del PSC en el Ayuntamiento, Jordi Martí, la ex diputada Laia Bonet, la concejal Carmen Andrés y el militante Manuel Fernández.

Todavía no han confirmado nada otros nombres que han sido sonando repetidamente los últimos meses: el portavoz del PSC, Jaume Collboni, la diputada Rocío Martínez Sampere, y el coordinador de los diputados y senadores del PSC en las Cortes, Albert Soler.

El reglamento de las primarias

Según el reglamento de las primarias, los precandidatos necesitan el aval de entre el 10% y el 15% de los militantes socialistas de Barcelona o entre el 10% y el 15% del miembros del Consejo de Federación y, además, el de 1.000 simpatizantes no afiliados.

En la votación propiamente dicha, que está abierta no sólo a militantes, sino también a simpatizantes que se acrediten como tales, será proclamado ganador en primera ronda el candidato que obtenga al menos el 40% de los votos, además de una diferencia de 10 puntos sobre el segundo. En caso contrario, se celebraría la segunda ronda.

En cuanto a la campaña electoral, cada aspirante puede emplear un máximo de 50.000 euros. De esta cantidad, el candidato sólo puede poner de su bolsillo hasta 10.000 euros, mientras que el resto sólo puede provenir de aportaciones de particulares, con un máximo de 1.000 euros cada aportación.

Una vez empiece el proceso de primarias, los candidatos tendrán que renunciar a sus cargos orgánicos, pero no a los representativos. Es decir, que Collboni, si finalmente se presenta, tendrá que dimitir como portavoz del partido, pero Martí no tiene que dejar de liderar el grupo del PSC en el ayuntamiento.

Comentar
Juan Pérez 25/08/2015 - 11:33h
Donat el ganxo electoral de tots els esmentatgs, assistirem, si no hi posen remei urgent, a un acte fallit, perquè els possibles votants no faran ni cas de la convocatòria, com ja va passar quan es van enfrontar Hereu i la Tura, que, reservada la votació als militants, no va participart ni el 20% de la militància. Hi ha armes que les carrega el diable del populisme, i això de les primàries, com que no hi ha tradició, és probable, si no s'explica força bé, que acabi com el famós rosari... Aquesta gent del psC es pensa que tothom no pensa més que en ells i en les seves petites lluites partidàries. Es despertaran del somni de la "grandeur" quan C's els deixi arraconats al Parlament.
¿Quiere hacer un comentario?