Menú Buscar

El Parlamento de Dinamarca insta al Gobierno y a la Generalidad a "dialogar" sobre el independentismo catalán

La Cámara parlamentaria danesa aprueba una resolución promovida por la Alianza Roja-Verde a petición de la ANC que apoya un "diálogo democrático y pacífico" con el secesionismo catalán, aunque los partidos reconocen que es una cuestión interna española. La Generalidad lo vende como un éxito de su proyecto rupturista.

19.05.2015 23:47 h.
4 min
Redacción

Como estava previsto, el Parlamento de Dinamarca (Folketing) ha aprobado este martes una declaración en la que apoya un "diálogo democrático y pacífico" entre el Gobierno de España y el Gobierno autonómico de Cataluña en relación al independentismo catalán.

La resolución, que ha recibido el apoyo de 64 diputados (de seis partidos) y 41 abstenciones (de los dos restantes), ha sido promovida por el partido Enhedslisten (Alianza Roja-Verde), tras una campaña de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) en la que recogió 16.000 firmas.

El derecho internacional no reconoce el derecho a la secesión de Cataluña

De hecho, el texto ya había sido debatido hace una semana. Entonces, el social liberal Lidegaard apoyó el diálogo, pero resaltó que se trata de un asunto entre el Gobierno autonómico de Cataluña y el Gobierno español y que el Ejecutivo danés no se inmiscuye en esta cuestión.

Además, destacó que el derecho internacional no reconoce el derecho a la autodeterminación externa de Cataluña porque no hay una "grave violación" de los derechos humanos que lo justifique y recordó que las regiones españolas tienen "amplia autonomía" según los estándares europeos.

Dinamarca no debe tomar parte en la cuestión

Jacob Lund, diputado del Partido Socialdemócrata, fuerza mayoritaria en la coalición de gobierno, insistió en la falta de fundamento en el derecho internacional, aunque también instó a "tomar en serio los deseos de la gente" en el caso del independentismo catalán.

El diputado rojiverde Nikolaj Villumsen, impulsor de la moción, coincidió en que Dinamarca no debe tomar parte en la cuestión, pero sí apoyar un marco de diálogo y que se celebre una consulta popular. Villumsen, partidario de asegurar el derecho de los pueblos a la autodeterminación, se mostró "preocupado" por la imposibilidad de realizar un referéndum secesionista y destacó que la situación está "estancada".

Un asunto "interno" de España

El socialista Holger Nielsen habó de "decepción" por el retroceso en las discusiones y apoyó un debate europeo sobre el derecho a una mayor autonomía, mientras que Mette Bock, de Alianza Liberal, pidió respeto al derecho de autodeterminación.

Otro de los defensores de la declaración, el Partido Conservador, matizó que la cuestión del independentismo catalán es un "asunto interno" español. Mientras que Søren Espersen, portavoz del DF, remarcó la "extrañeza" que le producía que el Parlamento danés se metiese en una discusión sobre la "situación interna" de España.

La Generalidad lo considera un éxito de su plan rupturista

En cualquier caso, el Gobierno de la Generalidad ha vendido la declaración del Parlamento de Dinamarca como un éxito internacional del proyecto secesionista que promueve. "Ningún voto en contra, señor Margallo, aquí estamos", ha alardeado el consejero de la Presidencia autonómica, Francesc Homs, quien además ha denunciado supuestas presiones desde el Gobierno para evitar la aprobación de la resolución.

Por su parte, el secretario general de Diplocat, Albert Royo, ha asegurado que esta declaración confirma que el plan rupturista de Mas "está en la agenda internacional".

¿Quiere hacer un comentario?