Menú Buscar

El nacionalismo apela al victimismo para rechazar el bilingüismo escolar

La Generalidad, los partidos nacionalistas (junto al PSC) y algunos medios (encabezados por El Periódico) salen en tromba a defender el actual modelo de inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán, que excluye al castellano como lengua vehicular. Para ello, no dudan en utilizar argumentos falsos ni en presentar el bilingüismo escolar como un 'ataque' contra el catalán.

07.05.2015 03:34 h.
10 min
'El Periódico', 'El Punt Avui' y 'Ara', algunos medios más beligerantes contra el bilingüismo escolar

El nacionalismo catalán no descansa en su permanente estrategia de victimización. A la orden de la consejera de Enseñanza de la Generalidad, Irene Rigau, ha salido en tromba contra el Gobierno por intentar defender el bilingüismo escolar en Cataluña y le ha acusado de "atacar" al catalán.

Nada más lejos de la realidad. El recurso que ha presentado el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte pretende que se cumplan las leyes y las sentencias que ordenan garantizar el bilingüismo en el sistema escolar catalán, lo que incluye los derechos lingüísticos de los castellanohablantes (los únicos que actualmente se vulneran en el sistema escolar catalán).

Y para ello se centra en dos aspectos: por una parte, hacer efectivo el derecho de los padres a elegir la lengua vehicular en la primera enseñanza (esto es, el último ciclo de educación infantil y el primer ciclo de primaria); y, por otra, garantizar que el español sea lengua vehicular -"en una proporción razonable" junto al catalán- durante toda la enseñanza obligatoria.

La inmersión obligatoria nunca ha sido avalada por los tribunales

De hecho, el derecho de los padres a escoger la lengua vehicular -de entre las dos oficiales- en la primera enseñanza viene avalado por una ley del Parlamento autonómico. En concreto, el artículo 21.2 de la Ley de Política Lingüística: "Los niños tienen derecho a recibir la primera enseñanza en su lengua habitual, ya sea ésta el catalán o el castellano. La Administración ha de garantizar este derecho y poner los medios necesarios para hacerlo efectivo. Los padres o tutores lo pueden ejercer en nombre de sus hijos instando a que se aplique".

Y el derecho a recibir la enseñanza obligatoria con el castellano como lengua vehicular -junto al catalán- ha sido establecido en innumerables sentencias (algunas de ellas del Tribunal Constitucional, como la 6/1982, la 337/1994 y la más reciente 31/2010, entre otras; además de incontables sentencias del Tribunal Supremo y del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña). En enero de 2014, el TSJC fijó en el 25% del horario lectivo el mínimo razonable que debía impartirse en castellano. En este sentido, el actual modelo de inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán jamás ha sido avalado por ningún tribunal, pese a que así se afirma en ocasiones.

No hay 'ataque al catalán', sino defensa del bilingüismo

La LOMCE no hace más que recoger lo que dicen la sentencias, en cuanto a que ambas lenguas -catalán y español- deben ser vehiculares de forma proporcional. En todo caso la norma peca porque, en vez de establecer mecanismos para simplemente obligar a la Generalidad a su cumplimiento, ofrece caminos alternativos a los padres (subvencionando la escolarización en centros privados bilingües, mediante un procedimiento engorroso que desincentiva acogerse a esta opción) en previsión de que el Gobierno autonómico incumpla la ley. Algo jurídicamente insólito

En definitiva, el recurso del Gobierno ni es un ataque al catalán, ni introduce ningún elemento jurídico novedoso; simplemente es un nuevo intento para que se garantice el bilingüismo escolar en Cataluña.

Generalidad, partidos nacionalistas y PSC tergiversan la realidad

A pesar de ello (o precisamente por ello), la respuesta del nacionalismo catalán ha sido la misma de siempre: tergirversar la realidad para aparecer como víctimas de un ataque "españolista". Las palabras de Rigau acusando al Gobierno de pretender con el recurso "la desaparición de la lengua catalana" difícilmente serían aceptables en cualquier país democrático occidental. Hay que recordar que incluso el Consejo de Europa ha denunciado en diversas ocasiones el modelo de inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán que aplica la Generalidad.

Tampoco serían admisibles las críticas de los partidos nacionalistas y del PSC, que han tildado al Gobierno de "cafre", de intentar cometer "un golpe de Estado" y de actuar contra la "convivencia" por tratar de garantizar los derechos lingüísticos de los castellanohablantes.

Cabe destacar de forma especial el caso del PSC. La diputada autonómica socialista Rocío Martínez-Sampere ha asegurado que el recurso del Gobierno en defensa del bilingüismo escolar es "una barbaridad en términos de cohesión civil y social". No hay ni un solo estudio que señale que, en una comunidad bilingüe como es el caso de Cataluña, impartir una proporción razonable de las clases en cada una de las dos lenguas perjudique a cohesión social. Sin embargo, ese es otro mantra que se repite una y otra vez.

La prensa nacionalista adopta el discurso de que 'el bilingüismo mata'

Igual de lamentable es el posicionamiento de algunos medios de comunicación catalanes. El Punt Avui abre la portada de este jueves con un significativo 'Vuelven, nuevo ataque al catalán'. Mientras que El Periódico titulaba a media tarde del miércoles con "Otra de Wert contra el catalán". Por "contra el catalán" se refería, obviamente, a la defensa del bilingüismo planteada por el recurso del Ministerio.

Una posición que entronca perfectamente con las recientes declaraciones del presidente del Instituto de Estudios Catalanes (IEC), Joandomènec Ros, cuando señaló que "el bilingüismo mata y el trilingüismo aún más", seguramente tomando como referencia el libro del filólogo Pau Vidal 'El bilingüismo mata'.

El Periódico, adalid de la exclusión del castellano como lengua vehicular

En su editorial de este jueves, el diario del Grupo Zeta insiste: "Wert reactiva la cruzada contra el catalán". Según El Periódico, el Gobierno no tiene "legitimidad" para exigir que se cumplan la leyes y sentencias que ordenan impartir enseñanza bilingüe, considera que se trata de un "conflicto artificial" y advierte de que Wert "juega con fuego".

Además, tilda la inmersión obligatoria de "modelo" de "convivencia" -dando a entender que un sistema bilingüe no lo sería- y asegura que "ha demostrado gran eficacia para garantizar que los catalanes sepan el catalán y el castellano -como si una enseñanza en catalán y castellano no lo garantizase-.

Finalmente, acusa al Ministerio de "actuar por motivos político-ideológicos" y recuerda que Wert en 2012 "se propuso 'españolizar a los niños catalanes'". Pero la citada intervención del ministro -en respuesta a un diputado del PSC en el Congreso- toma otro sentido cuando se recoge entera:

"Por ejemplo, en segundo de bachillerato, lo que en el decreto de enseñanzas mínimas común y de aplicación en toda España se llama Historia de España; en Cataluña, según un decreto de ustedes, de un consejero que entonces era de su partido [PSC], se llama Historia. Y en él, la Historia de España tiene menos rango que la de Cataluña. Y la señora Rigau, que es de otro partido al suyo, de CiU, ha dicho el otro día que nuestro interés es españolizar a los alumnos catalanes. Lo ha dicho no con ánimo de elogio. Pues sí, es que nuestro interés es españolizar a los alumnos catalanes y que se sientan tan orgullosos de ser españoles como de ser catalanes, y que tengan la capacidad de tener una vivencia equilibrada de esas dos identidades porque las dos les enriquecen y las dos les fortalecen, y en esa línea vamos a continuar".

Unos meses antes, Rigau había asegurado que el objetivo de la escuela en Cataluña era "catalanizar" a los niños, sin que estas declaraciones generasen ningún tipo de crítica:

"Solo mediante la escolarización podremos realmente catalanizar, hacer miembros de pleno derecho, tener sentido de pertenencia a nuestro país, a los hijos de los que han venido de fuera. [...] La escuela pública funde diferentes grupos étnicos en un solo pueblo; cuando lo podamos mirar con cierta distancia, quedaremos admirados y orgullosos del trabajo hecho. [El ejemplo más evidente es] cómo catalanizamos el sistema educativo. [...] Si Cataluña es como es, siendo una nación sin Estado, y mantiene su lengua, cultura e idiosincrasia, es gracias al hecho de que siempre ha creído en la escuela, y de generación en generación nos hemos traspasado lo que está implícito en la educación, que es traspasar la tradición y generar la historia".

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:14h
1) Molt i molt bé que hi hagi una reacció unitària. / 2) La immersió és una mesura per a la normalització històrica del català, normalització que no es pot donar per acabada quan hi ha redactors que no saben redactar en català i arriben contínuament nous immigrants que no saben català. / 3) El PSC, en aquest sentit, es porta molt bé. / 4) La nova Constitució ha de garantir el dret exclusiu de la Generalitat sobre la política lingüística i l'ensenyament. / 5) Aquests tribunals jutgen en funció de la Mala Sentència de 2010, que no és vàlida perquè el tribunal estava caducat i perquè va ser una decisió política.
fereyes 25/08/2015 - 11:14h
Para estos personajes carcas y paletos, nunca se llegará a la normalización porque siempre encontrarán a alguien que no habla catalán como Pompeu Fabra. Aquel redactor de ese periódico, que comete algunas faltas o aquel cobrador del metro que ha soltado un castellanismo. Nunca se habrá alcanzado la normalización basándose en su particular y peculiar medida de esa normalidad. Lo que hay que hacer es eliminar democráticamente a estos partidos cómplices del "genocidio cultural" contra el castellano y despertar de esta hipnosis y síndrome de estocolmo con el nacionalismo.
xanafont 25/08/2015 - 11:14h
Al margen de la manipulación política que se hace en este caso, lo mismo que en otros muchos, sería importante intentar ser objetivos y partir de la realidad en la enseñanza catalana en este momento. ¿Cómo se puede hablar de bilingüismo? En la enseñanza primaria y secundaria todas las asignaturas se imparten en catalán, excepto la asignatura de lengua castellana, 2 ó 3 horas semanales, por cierto en algunos centros también se hace en catalán. Cuesta mucho creer que los alumnos tengan el mismo nivel en ambas lenguas, se nos atenemos a los programas. Dentro de las aulas domina el catalán, pero en los patios domina el castellano. ¿Qué está ocurriendo?
Ramonsalvat 25/08/2015 - 11:14h
Cansa mucho todo en este pequeño país que llaman Cataluña. Las actitudes de los unos y lo otros buscando siempre el problema, la confrontación, el agravio, la permanente y continuada voluntad de victimismo. Tenemos dos hermosas lenguas, para mi, dos tesoros. ¿Es necesario confrontar siempre estos dos tesoros? No quiero, no puedo, no tengo ningún interés en renunciar a este privilegio y me gustaría que en toda España se entendiera que el catalán no es ningún problema y en mi tierra, Cataluña, que el castellano o español es también nuestro idioma, nuestra cultura. Seamos sinceros, los jóvenes de Cataluña que completan satisfactoriamente su educación dominan considerablemente ambas lenguas, y mayoritariamente su nivel de español es idéntico al de otras comunidades autónomas no bilingües. Pero también es absurdo que actualmente esta "inmersión" mal entendida sirve para hacer del catalán una arma del independentismo.
Pablo 25/08/2015 - 11:14h
Lamentable, com habitualment fa el nacionalisme, utilizar les llengües per dividir i no per sumar. L'objectiu no és eliminar el català de l'educació sino respectar el drets individuals. Catlunya sigui l'unic lloc desenvolupat del món ón es prohibeix aprendre en la llengua materna. Cinisme i més cinisme.
EduardoPinzolas 25/08/2015 - 11:14h
Señor Ramón Salvat, le respeto y le aprecio muchísimo por todo lo que ha dicho, lo que dice y lo que representa usted aquí, pero, por favor, no alegue cansancio para eludir afrontar esta tema. Apliquemos la pura lógica: si, según los partidarios de la inmersión, 2 o 3 horas de castellano a la semana son suficientes para “dominar considerablemente” esta lengua, en la situación inversa, 2 o 3 horas de lengua catalana deberían bastar para “dominar considerablemente” la lengua catalana (a no ser que los alumnos tengan diferentes capacidades para una y otra, lo cual es poco probable). Ergo, una educación bilingüe con castellano y catalán como lenguas vehiculares repartidas proporcionalmente para el resto de materias debería ser posible sin ir en detrimento o merma de ninguna de ellas. Y, por supuesto, no iría “en contra del catalán” ni perseguiría políticamente su “desaparición”.
EduardoPinzolas 25/08/2015 - 11:14h
(2)Y conste que, para mí, lo ideal sería una educación trilingüe en las CCAA bilingües y una bilingüe castellano/inglés en el resto del Estado. En otro orden de cosas, estoy esperando con ansiedad un editorial único y compartido en torno a esta cuestión que demuestre de una puñetera vez a los pérfidos unionistas la irreprochable pluralidad de la prensa catalana.
EduardoPinzolas 25/08/2015 - 11:14h
Otra perla de Rigau: “La escuela pública funde diferentes grupos étnicos en un solo pueblo.”, dice. El pueblo catalán, cabe entender. Si eso lo hace la escuela catalana, es “admirable” y motivo de “orgullo”. Si es un intento de España, en cuanto a forjar una identidad española común a todos los ciudadanos, entonces ya no es “admirable”, sino que se trata de represión de las identidades diferentes y de genocidio cultural.
Mateos 25/08/2015 - 11:14h
"Los ataques contra la libertad lingüística nos son así cínicamente presentados por los nacionalistas como intentos de subvertir una presunta situación de desigualdad histórica sufrida respecto del español para salvar al catalán de una ficticia extinción, cuando la verdad es que jamás ha estado incluida en la lista de lenguas amenazadas de la UNESCO. Las elevadísimas sanciones económicas a empresarios y comerciantes por no rotular sus negocios e imprimir en catalán sus comunicaciones, la obligación a todas las cadenas radiofónicas de emitir varias horas diarias en dicha lengua, las cuotas de doblaje a las productoras cinematográficas, la implantación ilegal de señales de tráfico sólo en catalán, que es utilizado también como lengua única de la Administración autonómica y la mayoría de los ayuntamientos, o la exclusión del español de los medios de comunicación públicos, son sólo algunos de los ataques a las libertades que se vienen perpetrando a diario en Cataluña ........(continua)
Mateos 25/08/2015 - 11:14h
(continuación) .....con total impunidad desde hace años. Métodos discriminatorios que atentan gravemente contra los derechos fundamentales recogidos en la Constitución. Totalitarismo, en suma. Unidos al principal atropello de todos: la implantación del catalán como lengua vehicular única de la enseñanza (inmersión lingüística) cuyo uso resulta recurso imprescindible para el adoctrinamiento de las nuevas generaciones y la inculcación en la infancia del sentimiento catalanista, durante este caminar hacia la Cataluña del pensamiento único". Ver http://catalibanes.blogspot.com.es/p/bulos-del-nacionalismo.html
1 2
¿Quiere hacer un comentario?