Menú Buscar

El mano a mano entre Bartomeu y Laporta, un reflejo de la política catalana

De los siete precandidatos a la presidencia del Barça sólo cinco pasan el primer corte de las firmas. Cuatro disputarán unas elecciones que se plantean como un cara a cara entre los dos primeros aspirantes.

05.07.2015 21:14 h.
5 min
Bartomeu, Laporta, Benedito y Freixa

Presentadas las firmas para avalar las candidaturas, solo cinco de los siete precandidatos a la presidencia del F.C. Barcelona han conseguido superar el primer corte. Uno de ellos, Joan Batiste, ha traspasado la primera criba, pero también ha anunciado que no concurrirá a la elección, que la pretensión del grupo que lidera es sólo generar debate.

Con esos mimbres sobre la mesa, la elección se plantea como un cara a cara entre Laporta y Bartomeu que guarda algunas concomitancias con la política catalana.

Josep Maria Bartomeu hereda un Barça convulso por la súbita retirada de Sandro Rosell en 2014. Exitoso en lo deportivo, el club ha sufrido los reveses ante la FIFA y ante la justicia por el llamado caso Neymar. Pese a moverse en una sociovergencia pragmática (de una Convergència de los antiguos tiempos), 'Barto' está obligado a dar respuesta a esos flecos como su principal hándicap electoral. Algunos de sus oponentes se han atrevido, incluso, a citar el término corrupción al referirse a su gestión.

El empresariado, con Bartomeu

El mundo barcelonés de los negocios apoya sin fisuras a Bartomeu y se siente mayoritariamente contrariado ante el segundo candidato con posibilidades, el ex presidente Joan Laporta. El abogado es una figura que no conecta con el mundo empresarial y político barcelonés. “Sus mayores apoyos forman parte del hooliganismo orgánico del club”, explican desde el ámbito del presidente saliente.

Bartomeu ha recopilado 9.124 firmas, mientras que Laporta sólo ha sumado 4.802. Tratándose de una cifra importante, Laporta no ha logrado mantener la ventaja que le daban las encuestas en diciembre pasado, cuando el barcelonismo apostaba por su candidatura más que por la de Bartomeu.

El independentismo lastra a Laporta

Su independentismo congénito, la radicalidad de sus actos y algunos esperpentos personales protagonizados por Laporta complican sus posibilidades de acceso a la presidencia en las próximas elecciones. “Aunque el Barça no es comparable con la política actual, el club es de perfil conservador. Barto ha ganado los títulos y ha enderezado la imagen que proyectaba la institución al exterior. Laporta es un mix entre ERC, CDC y las CUP”, asegura uno de sus colaboradores más estrechos para argumentar las escasas posibilidades del primer oponente.

Ni el equipo que acompañará a Laporta ni el resto de candidatos que han pasado el primer corte parecen ser un obstáculo suficiente para que Bartomeu se consolide al frente del club en las próximas semanas. “Ha quemado todos sus cromos, el debate sobre Pogba y Abidal ya está hecho y lo pierde. A Laporta no le quedan conejos en la chistera”, reflexionan desde el resto de candidaturas.

Benedito, el eterno aspirante

Otros que han conseguido el pase tendrán también dificultades. Por ejemplo, Agustí Benedito, eterno aspirante a la presidencia del Barça. De perfil independentista en lo político, está apoyado por el que fuera hombre fuerte de las finanzas de Esquerra Republicana de Catalunya Francesc Vendrell y por otros prohombres del soberanismo catalán.

Benedito tiene la virtualidad de ser capaz de trasladar a sus interlocutores el mensaje que deseen escuchar. Si está frente a personas contrarias a una eventual separación de Cataluña de España, él asume que la política no es su interés y que el Barça debe despolitizarse. Si su interlocutor tiene pensamientos contrarios no duda en presentarse como el mayor paladín de la utilización del club para esos fines. Ha obtenido 3.815 firmas y tendría dificultades serias para reunir los casi 80 millones de euros que deberán avalarse en caso de resultar el candidato más votado.

Freixa, una opción de futuro

Toni Freixa era una de las incógnitas de estas elecciones. Formaba parte del equipo de Rosell, y Bartomeu lo marginó al alcanzar la presidencia. “Lo suyo es una opción de futuro, en esta elección tiene escasas posibilidades”, opina un directivo de la entidad. “No pactará con nadie, se queda al acecho. Y eso que es uno de los barcelonistas más puros de los cuatro candidatos”, añade otro miembro de la junta directiva saliente. Freixa ha obtenido 3.289 firmas.

“Lo que más hubiera perjudicado a Bartomeu en su continuidad hubiera sido un planteamiento bicéfalo en las encuestas. Que Benedito y Freixa dividan el voto es una de sus grandes opciones para revalidar sin ningún tipo de dudas la presidencia”, indica otro de los analistas culés que siguen desde el ámbito de la comunicación las elecciones de este mes.

¿Quiere hacer un comentario?