El juez desmonta un informe de la UDEF contra los hermanos del 'conseller' Puig

El magistrado archiva la causa para Jordi y Oriol Puig Godés al no aparecer pruebas de blanqueo de capitales en varias inversiones inmobiliarias sospechosas

07.09.2015 19:46 h.
3 min
Los hermanos Puig: Jordi, Oriol y Felip.

El Juez de instrucción numero 6 de Barcelona, Miguel Ángel Tabares Cabezón, ha archivado de forma provisional la investigación abierta en mayo del año pasado por un presunto delito de blanqueo de capitales contra Jordi y Oriol Puig Godés, hermanos del conseller de Empresa y Ocupación, Felip Puig. 

No hay pruebas suficientes

El magistrado afirma en el auto de archivo que se han practicado “las suficientes diligencias de investigación, tras lo que puede concluirse que no queda justificada la perpetración del delito  atribuido”, en el atestado 2.692 del grupo segundo de la UDEF. 

Según las sospechas de la policía, tres empresas inmobiliarias de cuyas cuentas bancarias aparece como representante, Jordi Puig, habrían recibido “extrañas” transferencias de dinero procedentes de Canadá y de Holanda a través de un banco radicado en Gibraltar. La UDEF observó irregularidades contables en estas operaciones que vulneraban, de forma indiciaria, la normativa en materia de blanqueo de capitales.

Declaraciones como imputados 

A lo largo de estos meses, el juez ha tomado declaración como imputado a Jordi Puig y a su hermano Oriol. Y parece que las explicaciones recibidas le han resultado satisfactorias.

Según la UDEF, Jordi Puig era representante de las sociedades San Feliu Promociones SL, Working Succesfully SL y Ibadesa Cat, a cuyas cuentas llegó dinero en transferencias de “dudosa procedencia”.  

Tras un año de indagaciones se desprende que el dinero procedía de la compañía financiera canadiense Absolute Retorn Fund, una empresa que a través de un banco de Gibraltar, aportó más de 500.000 euros a las tres sociedades. Su presidente, Francis Lecrec, que también ha declarado en esta causa, ha convencido definitivamente al juez.

Lecrec ha declarado que, Absolute Retorn Fund prestó a Jordi Puig 500.000 euros para la adquisición de unos inmuebles en Vilanova y la Geltrú que, tras su remodelación, serían comercializados. El presidente de la compañía confirmó la existencia de un contrato que así lo estipulaba. Jordi Puig presentó ese contrato en su comparecencia ante el juez. 

Hermanos exculpados

A pesar de las declaraciones un tanto contradictorias de Lecrec y de las consiguientes suspicacias expresadas por el juez en este auto al que ha tenido acceso Crónica Global, finalmente se ha optado por el sobreseimiento provisional de la causa para Jordi Puig y el sobreseimiento definitivo para su hermano Oriol, implicado por la UDEF en la supuesta trama.

Lecrec ha declarado que ahora sólo falta que Jordi Puig le devuelva 175.000 euros que aún le debe (deuda que, sin embargo, no ha reclamado por la vía penal) y, ha añadido en su comparecencia judicial, que no pidió pagarés o avales al hermano del conseller porque sabía que era una persona “del ámbito político” y que una persona del ámbito político….“no puede cometer estafa”.

¿Quiere hacer un comentario?