Menú Buscar

El giro de Farinera Vilafranquina, líder del sector, baja a 405 millones

06.10.2015 00:00 h.
2 min

El grupo Farinera Vilafranquina facturó el pasado ejercicio 405 millones, tras experimentar un retroceso del 11% sobre los 458 millones de 2013. El flujo de caja se cifró en 17,1 millones, 1,5 millones menos. El resultado final arroja un beneficio consolidado de 4,4 millones.

Vilfranquina encabeza el sector nacional de la producción de harina y derivados, con cerca de un tercio del mercado español. Asimismo es uno de los mayores fabricantes de Europa. Sus instalaciones fabriles comprenden tres grandes centros industriales en Santa Margarida i els Monjos (Barcelona), Cádiz y Arévalo (Ávila), con una capacidad diaria de 5.000 toneladas. Sus almacenes poseen unas dimensiones que le permiten albergar cerca de 200.000 toneladas. La sede del grupo se encuentra en Vilafranca del Penedès (Barcelona), donde se concentran la dirección, los servicios centrales y el laboratorio de investigación y experimentación.

El negocio harinero está íntimamente ligado a la evolución del coste de las materias primas, es decir, al precio de los cereales. De ahí que los márgenes de la compañía registren fluctuaciones al compás del precio que marcan las materias primas.

Vilafranquina emplea a 450 personas. Posee unos fondos propios consolidados de 115 millones. Las deudas bancarias ascienden a 150 millones.

El principal paquete accionarial principal obra en manos de José María Solá Vall, quien ocupa los cargos de presidente y consejero delegado del grupo. Solá Vall está emparentado con José Vall Palou, propietario del grupo Vall Companys.

¿Quiere hacer un comentario?