Menú Buscar

El falso estribillo económico del Gobierno

Eladio Del Prado
7 min

Euforia. Más euforia. No descansan un segundo los componentes del Gobierno en repetir el mismo estribillo. Que hemos crecido mucho y creado más empleo. Le dan la vuelta a la tortilla y siguen repitiendo el mismo estribillo. Lo repite Rajoy, lo repite Guindos, lo repite Soraya, --esta con la boca pequeña--; lo repite Báñez, lo repite Cospedal --que no distingue los números-- y hasta Maíllo, que ha dejado Zamora en manos 'enemigas' y a la provincia en la cola del subdesarrollo. Leen la EPA como les viene en gana. Y, como entramos en campaña, pues venga a repetir que hemos crecido el 3% del PIB, que hemos creado 650.000 puestos de trabajo, venga estribillo. ¿Dónde están los puestos de trabajo?

Tenemos un mercado de trabajo menor y muchas menos horas de trabajo. ¿Adónde vamos así? ¿Nos recuperamos de esta manera?

Hay que leer lo que dice. Que no ha habido recuperación. Tal como suena. 33 millones menos de horas de trabajo. Rápido se dice. Añade que con la Reforma Laboral se han destruido más de 884.000 puestos de trabajo. Y las horas de trabajo las han perdido los jóvenes, o no tan jóvenes, pero menores de 45 años. Tenemos un mercado de trabajo menor y muchas menos horas de trabajo. ¿Adónde vamos así? ¿Nos recuperamos de esta manera?

Se han vuelto a actualizar las cifras. Ayer. Más de 82.300 personas han aumentado el paro en octubre. Ahí vamos. Hacia atrás. Tercer mes consecutivo. Y mayor que octubre del año pasado. De octubre de 2011 no nos acordamos. Pueden ir olvidándose de año tan recordado. Eso fue hace mucho tiempo. Y con otro hándicap. Sólo el 8,6% de los contratos ha sido indefinido, ¿Adónde vamos? Vendan el tema catalán, el vasco o el de Castilla y León, pero no nos vendan más economía. No se ve. No hay. El ciudadano ha ido a peor, señores el gobierno.

Ni en sueños, amigos del Gobierno y aspirantes a renovar el poder. Desde el tercer trimestre de 2011, --se obsesionan con el año y el anterior gobierno--, se ha perdido en personas ocupadas un 3,3% semanal. Hay más de 240.000 personas que sólo trabajan media jornada, así que no deberían contarse igual que los que trabajan 48 horas semanales, pero se cuentan. Hay más de 6.640.000 personas que necesitan trabajar como el respirar. Eso es un 1,7% más que en el mismo trimestre de 2011, ya que tanto les gusta comparar con el año que acapararon el poder. Se ha olvidado que se compara con el año anterior. Culpa a los anteriores gobernantes. Eso se llama obsesión. Pues sigan obsesionados. Y sigan repitiendo que el paro ha bajado. Será entre los amigos de los gobernantes. Porque la población menor de 45 años ha disminuido en España en más de 1.667.000 personas, un 8,7%, la mayoría como consecuencia de ser expulsada de los mercados de trabajo. Expulsada a otros estados. O se les ha borrado de las listas. Formas hay muchas. Una común es que exigen documentación repetida. Hay que solicitar día. O sea, cita previa. Te la dan pasados los 15 días de trámite. Al entregar la documentación ya está fuera de plazo. Tú estás fuera de la lista de paro. Fácil, ¿eh? Así de fácil, así de cruel.

Son malos números. Son números de hambre y miseria que el Gobierno nos quiere vender como de riqueza y bienestar. ¿Dónde está el bienestar? Parece que sólo en los ministerios y en Moncloa. En la calle, Mariano, no se ve

Además está la emigración. Expulsados. Se les obliga a emigrar. ¿Cuántas personas se han ido a buscar trabajo fuera de España? Demasiados. La tabla de la EPA dice que parados sin prestaciones hay casi 300.000 más ahora que en el 2011, un 9,2% más. Están fuera de cualquier ayuda. Con prestaciones hay casi 450.000 menos, un -24,8%. Parados hay 4.844.643, un -3,0%, o sea 150.000 parados menos que en 2011. Pero añade una líneas más abajo que las personas que necesitan trabajar son 6.643.013, un 1,7% más que en 2011, por seguir con el año que le gusta tanto al Gobierno. Un rollo tanto número. Porque son malos números. Porque son números de hambre y miseria que el Gobierno nos quiere vender como de riqueza y bienestar. ¿Dónde está el bienestar? Parece que sólo en los ministerios y en Moncloa. En la calle, Mariano, no se ve. Usted nunca la ha visto. No sabe lo que es la calle. Hay 3,5 millones de parados que no perciben ninguna prestación, ninguna ayuda del Estado que usted gobierna.

La reforma laboral ha recortado la protección haciendo que disminuya su tasa en más de ocho puntos. La disminución de estas 150.000 personas paradas contrasta con la pérdida de las horas equivalentes de 884.099 puestos de trabajo a tiempo completo. La disminución de las personas paradas y las horas de trabajo solamente puede explicarse por la marcha de las paradas a otros lugares donde piensan que pueden encontrar trabajo. La reforma laboral ha provocado, por lo tanto, la salida de cientos de miles de personas a otros estados.

No sé bien de qué presumen en su estribillo autocomplaciente sobre la mejora económica. Hay más personas buscando trabajo. Más de 100.000 más. Hay menos horas de trabajo. El equivalente a 884.000 puestos de trabajo. Hay menos protección para los parados. Unas 450.000 personas más carecen de ninguna clase de prestación o ayuda. No sé bien cómo leen los números y las líneas de la EPA. Como todo tiene doble lectura el poder se queda con la brasa y la sardina. Nada de acercarla. Se lo queda todo. Y lo peor es que lo vende como verdad. Como mérito de su política económica. Todos sabemos que son brindis al sol. Para permanecer en el poder. Es lo que importa. A los ciudadanos... que les den. Reza, Mariano. Porque el engaño si se lo creen, beneficia. Pero como se vuelva en contra, para ti tienes. Y esto tiene síntoma de boomerang. Ya lo advirtió F. Nietzsche: “La mentira más devastadora es aquella con la que un hombre se engaña a sí mismo”. Aplícatelo Mariano. O lee algo más que la EPA.

Artículos anteriores
¿Quién es... Eladio Del Prado?
Eladio del Prado

Pasó por TVE y fue colaborador de El País en los tiempos juveniles para recalar en Tiempo y Cinco Días. Fue uno de los fundadores del periódico de economía Negocio, donde fue el jefe de opinión hasta su cierre.

¿Quiere hacer un comentario?