Menú Buscar

El ex fiscal José María Mena declara que Pujol vació fondos de Banca Catalana

El que fue fiscal del caso Banca Catalana en los años ochenta recuerda que sintió "acoso", porque la querella "se percibió como un ataque a Cataluña".

22.12.2014 19:05 h.
3 min
El ex fiscal José María Mena, en su comparecencia en la comisión de corrupción del Parlamento autonómico
Redacción

La comisión del Parlamento autonómico sobre el 'caso Pujol' y otros casos de presunta corrupción política se ha remontado este lunes a tres décadas atrás, cuando la Fiscalía investigaba al ex presidente autonómico Jordi Pujol por el caso de Banca Catalana. Un caso que fue archivado en su día por la Audiencia de Barcelona, a pesar de lo cual subsstieron muchas sospechas sobre la actuación de Pujol. Y el entonces fiscal jefe del Tribunal Superior de Cataluña y fiscal del caso, José María Mena, ha recordado hoy que la Fiscalía tenía pruebas suficientes como para creer que Pujol vació fondos de la desaparecida entidad financiera.

En su comparecencia este lunes en la Comisión de investigación del fraude, la evasión fiscal y la corrupción -nombre oficial de la comisión- del Parlamento autonómico, Mena ha explicado que, durante la década de 1980, cuando la Fiscalía investigaba el caso de Banca Catalana, esta tenía pruebas de que los consejeros de la entidad -fundada por el padre de Pujol, Florenci Pujol, y entre los cuales también estaba el ex presidente autonómico- habían llevado a cabo un "vaciado patrimonial de forma dolosa".

"Distracción de dinero"

Mena ha precisado que, debido al tiempo transcurrido, no recordaba muchos "detalles" del caso. Pero sí recordaba que la Fiscalía disponía de indicios de que, entre otras irregularidades y presuntos delitos, en Banca Catalana hubo "cancelación precipitada de depósitos", "alienación de acciones", se pagaron "complementos de sueldo injustificados", y fondos "procedentes de la 'caja b'".

Mena también ha explicado que la Fiscalía creía que "hubo distracción de dinero" de Banca Catalana, pero que no se podía saber con "precisión" si este "había ido a parar al bolsillo" de los consejeros de la entidad.

Mena también ha recordado otros hechos no estrictamente jurídicos, en clave política. Ha explicado que, mientras estuvo a cargo de la investigación del caso, sufrió "acoso", porque la querella "se percibió como un ataque a Cataluña", y los fiscales del caso como "enemigos del pueblo catalán". "Tuvieron que transcurrir bastantes años hasta que mucha gente empezara a ver que en realidad habíamos sido unos leales servidores del pueblo de Cataluña", ha rememorado.

¿Quiere hacer un comentario?