Menú Buscar

El esperpento catalanista

3 min

Decía Karl Marx que la historia se repite siempre dos veces, la primera como tragedia (como algo heroico y trascendental) y la segunda como farsa (es decir como un chiste malo de la historia). En Cataluña, donde tenemos la mala costumbre de repetir la historia cien veces, nos encontramos ya en la fase de la farsa de la farsa; y es que comparar los hechos actuales con los de 1931 no puede llevar más que a la hilaridad, por decirlo finamente.

Porque comparar a Jordi Pujol y Artur Mas con Francesc Macià y Lluis Companys suena a chiste contado a las cuatro de la madrugada en una noche perjudicada de la vida, y más si encima para contar los avatares de hoy no tenemos a un Valle Inclán que nos amenizara el tema con sus esperpentos, sino a un escritor subvencionado del Omnium Cultural y a Pilar Rahola. Total, más farsa.

No soy tan genial como Valle Inclán, pero mejor que un subvencionado del Omnium y que Pilar Rahola, sí

Nos podríamos reír mucho con la historia del "procès" si este no fuese acompañado de una podredumbre política salpicada de corruptelas varias, y que tiene su guinda en el Molt Honorable Pujol y su evasión fiscal durante 34 años, al que acompañan su mujer y sus hijos sumidos en causas judiciales por evasión fiscal y prebendas públicas; no nos olvidamos del caso Palau y la sede de CDC embargada, y un largo etc. para no aburrir. Todo esto lo tapaban con la bandera, ataques a Cataluña lo llamaban, el problema es que la bandera se ha quedado pequeña para tapar tanta porquería como la que está saliendo.

Y a esto que responde el "trio de las Azores independentista", Oriol Jonqueras apoya en todo a CiU. Todo sea por la independencia, incluidos los cierres de camas en los hospitales. Claro, ¿a que patriota se le ocurre ponerse enfermo en agosto y tocar las narices al “procès”?. ¿Y Muriel Casals y Carmen Forcadell?, el silencio, ya se sabe que la subvención es importante y no se muerde la mano que da de comer. Además, están preparando la V, que visto lo visto supongo que será la V de vergüenza, que es lo que clama el pueblo catalán ante tamaña corrupción, recortes en sanidad, educación y servicios sociales, paro y desahucios. Pero de esto último no se enteran.

En fin por hoy es suficiente, seguiremos escribiendo del esperpento catalanista, no soy tan genial como Valle Inclán, pero mejor que un subvencionado del Omnium y que Pilar Rahola, sí.

Artículos anteriores
¿Quién es... José Miguel Villarroya?
José Miguel Villarroya

Se licenció en Historia Contemporánea por la UB, y más tarde se doctoró en Historia por la misma universidad y por la Universidad Libre de Berlín. También es licenciado en Filosofía Teórica y en Teología Dogmática por la Universidad Ramon Llull. Actualmente es redactor de deportes en el diario As, tertuliano deportivo en diversos medios, y colaborador habitual del programa Catalunya Opina de Badalona TV. Es autor del libro 'La Cataluña del Real Madrid', equipo del que se declara seguidor.

Comentar
JoaquinM 25/08/2015 - 11:25h
Sobre los recortes: es obvio que una Comunidad endeudada (por mala gestión) debe recortar gastos, pero lo hiriente es que se mantengan las millonarias subvenciones, las embajaditas, el servicio meteorológico regional (y tantos otros) redundante, el pozo negro de la multi-tv autonómica, el nivel saudí de los sueldos de altos cargos (56 cargos autonómicos catalanes ganan más que el Presidente del Gobierno, por no hablar de los alcaldes, o del escandaloso sueldo del ex-presi Pujol con 3 secretarias, vehículo y despacho).
¿Quiere hacer un comentario?