Menú Buscar

El CIS anuncia un terremoto: Podemos, primera fuerza en intención directa de voto

El partido de Pablo Iglesias es una amenaza cada vez más sólida para la hegemonía del PP y del PSOE, a nivel nacional, y para los partidos nacionalistas, en Cataluña. Los últimos escándalos de corrupción afianzan a Podemos como alternativa a los partidos tradicionales, lo que podría suponer el fin del sistema político actual.

29.10.2014 01:54 h.
5 min
El líder de Podemos, Pablo Iglesias
Toni Bolaño / Francesc Moreno

Madrid es todo un hervidero de noticias. La sombra de Tangentopoli se cierne sobre el sistema político español. La situación política no es complicada, es un galimatías que tiene difícil solución. El PP está noqueado. El PSOE no levanta cabeza. Los últimos escándalos han dado la puntilla al partido presidido por Rajoy al que la recuperación económica no le acompaña tanto como tenía previsto.

A todo esto, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) se puso manos a la obra hace dos semanas para elaborar una nueva encuesta. Esta, con intención de voto a los partidos. El trabajo de campo coincidió con dos noticias más que negativas: las tarjetas negras de Bankia y la gestión del ébola. No coincidió con la declaración de Acebes, el ex secretario general del PP, por la utilización de la caja B para comprar acciones de Libertad Digital, ni con el vergonzoso espectáculo de Francisco Granados y su red mafiosa. Ni tampoco con la imputación del gerente del PP en Castilla-La Mancha por la utilización de 200.000 euros de la caja B para pagar la campaña de la actual secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal. En Cataluña, el trabajo de campo fue anterior al registro de los domicilios de Oleguer Pujol y las acusaciones a Trias de haber tenido una cuenta en Suiza. En este ambiente, el vuelco electoral que ya anunciaban encuestas anteriores se ha acelerado.

La encuesta del CIS ha hecho saltar todas las alarmas en la calle Génova, en Ferraz y en la Moncloa. Tampoco quedan al margen las CCAA, y Cataluña menos que ninguna. ¿El motivo? La irrupción de Podemos en el mapa político español, catalán, vasco, gallego, andaluz, etcétera, como un elefante en una cacharrería. El destrozo en los principales partidos es histórico. No solo es el fin del bipartidismo, sino que la encuesta revela el fin del sistema político actual, tal y como lo conocemos. Casi todos los partidos reciben un fuerte correctivo.

Según ha podido saber CRÓNICA GLOBAL de fuentes bien informadas, el CIS apunta a Podemos como el partido con mayor intención directa de voto, si ahora se hicieran unas elecciones generales, seguido por el PP y, en tercer lugar, por el PSOE. Quizás la cocina del CIS altere el orden final, pero el dato de que el partido de Pablo Iglesias tiene la mayor intención directa de voto es una fotografía nítida de cómo están viendo los españoles la evolución de los acontecimientos. Los partidos tradicionales están perdiendo a sus votantes por el hartazgo que les provoca la corrupción. Nadie aprecia que se esté limpiando el escenario, sino la increíble cantidad de porquería acumulada.

El PP y el PSOE reciben en este CIS un fuerte revolcón. Los resultados de Izquierda Unida pueden ser similares a los conseguidos por el PCE de Carrillo en 1982. Lo conoceremos el próximo lunes, día 3.

Podemos también sacude el panorama político catalán

Pero no son los únicos que no resisten al vendaval de Podemos. Según las fuentes consultadas, en Cataluña Podemos tambien podria ser, según la encuesta, la primera fuerza política en intención de voto directo en unas generales. Otras encuestas le dan 14 ó 15 escaños en unas autonómicas, según apunta Enric Juliana en La Vanguardia. CiU y ERC reciben un correctivo de altos vuelos, y los de Iglesias irrumpen en el escenario catalán con fuerza dejando en mantillas la supuesta mayoría soberanista.

En caso de elecciones autonómicas, todo apunta a que lo partidos secesionistas no conseguirían la mayoría absoluta. Un jarro de agua fría y una fuerte dosis de realidad a unos partidos que están ensimismados en el regate corto de la consulta del día 9 de noviembre.

En todas las CCAA Podemos consigue irrumpir de forma contundente, y en la mayoría de casos cambiando radicalmente el mapa político. Un cambio que se puede consolidar a la vista de las informaciones que se suceden de forma cotidiana y que desarbolan a los principales partidos políticos, tanto de derechas como de izquierdas, tanto nacionales como autonómicos. El efecto Podemos ha herido de muerte al actual sistema político.

Comentar
JuanPerez 25/08/2015 - 11:22h
Vinc e comentar l'enquesta del País i hi manifestava la meva sospita que no quadrava res. Llegeixo ara la que se'ns ve a sobra del CIS, la rigorositat enquestadora de les quals sí que es indiscutible -no així la vergonyosa del CEO impresentable- i em quedo, de moment, pel que sembla que és una dada que s'ajusta com un guant a la meva percepció de la reaitat: els secessionistes no treuen majoria absoluta. La resta m'importa enys, com queda cada qual, tot i que desitjo que C's tingui uns resultats espectaculars que els permetin desquitar-se de tot el que han hagut de soportar per part dels plutopatriòtics etnonacionalistes que són la nostra vergonya, la d'Espanya i la d'Europa. Qualsevol dada que no sigui aquesta significarfia que, en efecte, som malalts d'un virus social letal pel sistema democràtic.
Pepitox 25/08/2015 - 11:22h
JuanPerez, m'has tret el comentari de les mans. M'alegro molt de que hi hagi gent com tu, que compartim gairebé les mateixes idees.
JuanPerez 25/08/2015 - 11:22h
Pepitox, t'ho agraeixo, de debò. Ara bé, si és així, suposo que també compartim la passió per la discrepància i el debat, oi? Fa poc he llegit una expressió a un llibre de Ganivet que m'ha fet molta gràcia: "Estamos hablando en tonto, porque todos estamos de acuerdo", no és boníssima? A l'època de la Transició, crec recordar que va ser Máximo, el dibuixant d'El País, que va fer una reflexió molt oportuna respecte de la unitat i cohessió dels Partits Polítics: "Y si todos están de acuerdo en todo, ¿de que van a hablar?" Era una reductio ad absurdum, està clar, però em sembla que hi ha un dèficit de tolerància als partits amb el pensament propi o diferent. La discrepància està anatematizada, i això no em sembla prudent ni sa. Que quedi clar, però, que m'encanta coincidir amb algu, perquè ací a Catalunya és mitja vida que passi això. Gràcies.
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:22h
Està bé (molt bé) pel que fa a PP i PSOE. S'ho ham guanyat. Però està MOLT malament pel que fa a IU. És una injustícia històrica. I seria perillós que Podemos quedés primer. Perquè tenen la debilitat de creure's els "únics" bons, i això pot fer molt de mal a Espanya. Els podrien pujar massa els fums al cap.
Pepitox 25/08/2015 - 11:22h
JuanPerez, seguro que los matices del debate permiten encontrar diferencias entre posiciones diversas. Es lo propio de la democracia (que, como bien dices, no se puede reducir al consenso). Dicho esto, yo cada día voy teniendo más esperanzas puestas en el papel de un Podemos "no nacionalista" en Cataluña que consolide la posibilidad de "desnacionalizar" la política catalana. Para ello, claro, hace falta un Podemos "no nacionalista", cosa que aún está por ver y que respondería al perfil de lo que van empezando a verse como sus potenciales votantes. Lo contrario, sería caer en el mismo fraude histórico del PSC. Si uno pone TV3 esto le puede parecer la utopía más grande del universo, pero cambios más radicales se han visto en nuestra sociedad y en otras. (sigue)
Pepitox 25/08/2015 - 11:22h
(continuación) Obviamente también deseo un buen resultado de Ciutadans, y me parece hoy día la mejor opción en Cataluña, pero no me está gustando su estrategia de derechización para convertirse en el partido "centrista" español y los aliados de dudoso perfil que está recogiendo por toda España. No hay más que ver el recién detenido de un partido independiente madrileño que estuvo en sus listas de las europeas. Se veía venir que esa estrategia de asociación con partidos localistas que nadie sabe qué ideología tienen (y en muchos casos formados por rebotados de PP o PSOE) no podía salir del todo bien. Pero bueno, consuela que, a pesar de eso, mantienen su perfil "de siempre" en Cataluña y esa claridad de ideas es muy de agradecer, aunque esa derechización se ve también en las encuestas: se le va un buen puñado de votos a Podemos, aunque lo compensa con bastante voto proveniente del PP (derechización obvia de su electorado), algún despistado de CiU y algo que aún recoge del PSC.
¿Quiere hacer un comentario?