Menú Buscar

El circuito de Montmeló, una máquina de perder dinero del contribuyente

01.09.2015 00:00 h.
2 min

La sociedad pública Circuits de Catalunya, administradora y explotadora de las instalaciones de Montmeló, perdió el año pasado 7,1 millones de euros, el 5,5% más. Los resultados negativos no son una excepción en la trayectoria de la sociedad, sino un hecho bastante habitual desde que echó a andar en 1985.

En los últimos diez años, ha cerrado seis ejercicios con cifras negativas y cuatro con positivas, con un saldo conjunto deficitario de 42 millones. De esta última suma, 18,8 millones todavía se arrastran en el balance pendientes de compensar con beneficios futuros. Pese a tales quebrantos, la sociedad está dotada de unos fondos propios de 51 millones.

Alquiler de instalaciones

En 2014, el recinto de Montmeló estuvo ocupado 310 días y atendió 351 actividades diferentes, de los que 234 días correspondieron al alquiler de las instalaciones para entrenamientos, cursos de conducción, actividades empresariales, filmaciones y presentaciones. Asimismo, recibió la visita de 548.804 espectadores, un tercio de los cuales se concentró en los cuatro días del Gran Premio de España Pirelli.

El año pasado, la dirección de la casa presupuestó unos ingresos por ventas de entradas y alquileres de 26,4 millones de euros, pero finalmente sólo se recaudaron 21,7 millones. Las arcas también se nutrieron con la subvención acostumbrada de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona, por importe conjunto de 10 millones. El consistorio de Montmeló también contribuye con su granito de arena, aunque se trata de una cantidad testimonial.

Tres accionistas

El cuerpo de accionistas de Circuits comprende la Generalitat, el Reial Automòbil Club de Catalunya y el ayuntamiento de Montmeló, con el 71%, 18% y 10%, respectivamente.

Circuits de Catalunya calcula que las diferentes competiciones celebradas han tenido un impacto económico en su entorno de 332 millones.

¿Quiere hacer un comentario?