El CEO constata la división de la sociedad catalana

Un 47,8% de los catalanes no quiere que Cataluña sea "un Estado independiente", frente a un 46,7% que apuesta por la secesión

13.11.2015 12:48 h.
1 min
Cataluña no es colonia como dice la ley del referéndum
Redacción

Un 47,8% de los catalanes no quiere que Cataluña sea "un Estado independiente", frente a un 46,7% que apuesta por la secesión, según el último Barómetro del Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat (CEO) que se ha publicado este viernes.

Estos resultados suponen que el apoyo y la oposición a la independencia de Cataluña se han igualado desde el anterior sondeo, publicado en julio pasado, cuando los contrarios a la secesión sumaban el 50% y los favorables alcanzaban el 42,9%.

Los datos conocidos este viernes responden a 2.000 entrevistas presenciales realizadas entre el 5 y el 27 de octubre pasados, poco después de las elecciones autonómicas del 27S --que el independentismo trató de presentar como un plebiscito-- pero antes de la constitución del nuevo Parlament y de que las negociaciones para la investidura entre JxSí y la CUP se encallasen.

Comentar
Antoni Ferret 16/11/2015 - 11:08h
Doncs NO POT SER. Amb una divisió així, encara que un dia fossin un 1 per 100 més, no es pot prendre una decisió d'aquesta transcendència d'aquesta manera. Hauria de ser una majoria MOLT CLARA. I no és.
RS 16/11/2015 - 11:08h
El unionismo recula a favor del independentismo. Las cosas van en la buena dirección.
RS 16/11/2015 - 11:08h
[Antoni Ferret] Cuidado con el argumento de las mayorías "claras", que eso vale para las dos opciones. El No, que en estos momentos recula hasta empatar con el Sí, no parece muy cualificado para dar lecciones de mayorías claras. El principio fundador de la democracia es que cada voz tiene el mismo peso, la mayoría es 50 % un voto. Y eso vale tanto para los del Sí como los del No.
LARRA 16/11/2015 - 11:08h
Las encuestas la voz de su amo. Nos van a arrasar el Islam y aquí peleandose para que Más sea ppresidente y no entrar en la cárcel CCompanys si entro
mimartin 16/11/2015 - 11:08h
La Generalitat on puede hacer otra cosa que ordenar estos resultados. Primero, para hacer tragar a la sociedad un pacto contra natura por el poder. Segundo, para justificar que sea un pacto con la CUP antisistema. Para las generales el CEO sacará una encuesta con muchos menos votos para el secesionismo, sobre todo porque entonces habrá que animar a votar a los secesionistas como sea.La cocina ha de ser cuidadosa, pero, aun así, sus fallos son butales. Las cifras reales son un 40% secesionistas y 60% de demócratas,lo cual obviamente es preocupante, y obliga a que Rivera deba hacer, com primera medida, una campaña por la verdad.
fereyes 16/11/2015 - 11:08h
[RS] Para ambos casos habría que aplicar lo que en ingeniería se conoce como "ciclo de histéresis". Imaginemos que tenemos un termostato que se enciende cuando el umbral de temperatura está por debajo de 21 grados y se apaga cuando está por encima. Lo que ocurre en la práctica es que el termostato se vuelve loco apagándose y encendiéndose para regular la temperatura. Para evitar eso, se regula con el ciclo de histéresis de tal forma que si durante un tiempo determinado tenemos una temperatura superior a 21º, se para el termostato y viceversa. Este rollo viene al cuento de que si aplicamos la mayoría de 51%, puede ocurrir que dentro de unos meses esta mayoría baje a un 49%, ¿ entonces qué ? ¿ Nuevas elecciones ? Me imagino que los separatistas no tienen ninguna intención de que en una supuesta independencia y si en un momento determinado hubiese un 51% de catalanes que quieren volver con España, se volviese a unir. Por lo tanto, es necesario una mayoría amplia y sostenida en el tiempo..
fereyes 16/11/2015 - 11:08h
Si se produce esta mayoría amplia y sostenida en el tiempo, entonces se puede hablar de negociar, siempre dentro de la legalidad, con España. Mientras tanto, prevalece lo que dice la constitución, que es lo que se votó a favor por una amplísima mayoría de catalanes y que precisamente se hizo para evitar aventuras coyunturales que cambian según el color del que gobierne o de sus circunstancias personales. En el caso de Mas, se ha visto claramente que es una huida hacia adelante para tapar sus miserias de corrupción y mal gobierno y que nada tiene que ver con un sentimiento mayoritario y sostenido en el tiempo.
¿Quiere hacer un comentario?