Menú Buscar

El CAC dice que la equiparación de Rajoy con Hitler en TV3 es "una manifestación de libertad artística" y "de expresión"

El organismo fiscalizador de la Generalidad no ve ofensivo ni injurioso un gag del programa humorístico 'Polònia' en el que se identificaba a Rajoy con Hitler y a varios de los ministros con dirigentes nazis. Los consejeros nombrados a propuesta de CiU, ERC y PSC avalan el sketch y consideran que no vulnera el derecho al honor.

27.02.2015 16:21 h.
11 min
Redacción

El Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) ha dictaminado que el gag del programa 'Polònia' de TV3 en el que se equiparaba a Rajoy con Hitler -y a varios ministros, con dirigentes nazis- no vulnera la legislación actual, no es una banalización del nazismo, y está "plenamente amparado en la libertad de expresión".

Así lo ha señalado el organismo fiscalizador de la Generalidad en un acuerdo que se ha conocido este viernes en respuesta a una queja del PP, y que ha sido aprobado gracias a los votos de cinco de los consejeros -Roger Loppacher (nombrado a propuesta de CiU), Yvonne Griley, Salvador Alsius y Eva Parera (designados tras un acuerdo entre CiU y ERC) y Carme Figueras (PSC)-, mientras que solo uno se ha opuesto -Daniel Sirera (propuesto por el PP)-.

Rajoy, como Hitler; Sáenz de Santamaría, Montoro y Guindos, dirigentes nazis

El sketch se emitió el 13 de noviembre de 2014 en el programa humorístico 'Polònia', y duraba más de cuatro minutos. Reproduce una conocida escena de la película 'El hundimiento' (utilizada frecuentemente como meme por internet), adaptándola al Gobierno de España.

En la representación creada por TV3, Rajoy asume el papel de Hitler, mientras que a otros ministros del Gobierno (como Soraya Sáenz de Santamaría, Cristóbal Montoro y Luis de Guindos, entre otros) se le atribuyen los papeles de otros ministros y altos cargos nazis.

La escena original reproduce el enfado de Hitler escondido en su bunker de Berlín al constatar que la II Guerra Mundial está perdida. La parodia de 'Polònia', titulada "¿Dónde se escondía Rajoy?", recrea el supuesto enfado del presidente del Gobierno tras la celebración de la consulta independentista del 9N por parte de la Generalidad.

"Una manifestación de creación artística"

Sin embargo, según el CAC, el sketch se limita a utilizar "el lenguaje de la sátira política para mostrar, en forma de parodia, una situación en la que un gobernante se ve superado por determinados acontecimientos contrarios a sus intereses, sin incluir ninguna alusión verbal ni ningún símbolo propio de aquella época histórica ni del régimen nacionalsocialista alemán".

E insiste en que "la sátira, y especialmente la sátira política, es expresión de las manifestaciones creativas del ser humano, que la utiliza como un instrumento de denuncia y crítica social, y, como tal, es una manifestación más de la libertad de expresión y de creación artística".

El gag busca "divertir a la persona telespectadora en un contexto humorístico"

El CAC subraya que el gag busca "divertir a la persona telespectadora en un contexto humorístico", y que "no pretende informar, sino ejercitar el derecho a la libertad de expresión, que ampara el humor y la crítica ácida, mediante la parodia de una conocida película de ficción, sin que se observe en ningún momento la presencia de simbología nacionalsocialista o se vinculen regímenes totalitarios con expresiones políticas plenamente democráticas, como la reacción imaginada del Gobierno del Estado ante la celebración del proceso participativo del 9 de noviembre".

Añade que "las críticas que se producen, aunque sarcásticas, no se pueden reputar como ofensivas, una vez valoradas en el contexto del programa y dada la relevancia pública y el interés general que suscitó el proceso de participación ciudadana del 9 de noviembre".

Y concluye indicando que "para que se produzca una vulneración del derecho al honor no es suficiente la mera crítica o burla, sino que es necesario que se produzca una descalificación injuriosa".

Sirera denuncia injurias al Gobierno y "banalización" del nazismo

No le ve de la misma forma Sirera, que en su voto particular denuncia que el sketch "no se ha limitado a criticar al presidente del Gobierno del Estado o a burlarse de él, cosa que por otra parte es habitual en este programa, sino que cuando se le parodia comparándole con el mayor asesino genocida de la historia se produce una descalificación injuriosa sobre él y sobre el conjunto de los españoles".

"'Polònia' tiene derecho a a ejercer su libertad de expresión, tiene derecho a llevar a cabo una crítica ácida y áspera, pero, desde mi punto de vista, no tiene derecho a indentificar al presidente del Gobierno español con uno de los mayores criminales de la humanidad", insiste.

Y concluye lamentando que "del contenido del programa se desprende una banalización y una minimización claras del régimen nacionalsocialista y de los graves y horribles crímenes que cometió, y una equiparación de este régimen y de sus autores con el presidente y los miembros del Gobierno del Estado".

La Generalidad acudió a los tribunales por una comparación similar

Cabe recordar que la Generalidad ha sido especialmente crítica con las comparaciones entre nazismo y nacionalismo catalán, denunciando estos casos -de forma fundamentada- por considerarlo una banalización del régimen criminal que arrasó Europa en los años 30 y 40 del siglo pasado.

En noviembre de 2013, el Gobierno autonómico de Cataluña anunció que iba a "emprender acciones legales y políticas" contra Intereconomía TV y contra 13TV para "parar la incitación al odio en la difusión de determinados contenidos".

La Generalidad se basó en el 'Informe sobre la difusión de contenidos donde se comparten planteamientos democráticos con movimientos totalitarios o se hace apología directa o indirecta de uso de la violencia ante estos planteamientos', elaborado días antes por el Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC), y que concluía que estas dos emisoras "fomentan el odio, el menosprecio o la discriminación por motivos de nacionalidad u opinión", en referencia a las comparaciones realizadas en estos medios entre el proyecto independentista del nacionalismo catalán y el régimen nazi.

"Esta constante identificación de lo que se plantea desde Cataluña -que es, como saben todos ustedes, radicalmente democrático-, esta similitud y banalización del nazismo se ha de combatir de raíz, no se puede tolerar en ningún caso", subrayó entonces el portavoz de la Generalidad, Francesc Homs. El caso llegó a los tribunales por iniciativa del propio Ejecutivo autonómico.

Las denuncias de Tremosa (CDC) ante la Unión Europea

De igual forma, el eurodiputado de CDC Ramon Tremosa denunció a mediados de 2013 -junto a otros eurodiputados de UDC, ICV, PNV y BNG- las comparaciones que desde medios no nacionalistas españoles se venían realizando entre el independentismo catalán y el nazismo. El propio Homs (CDC) exigió una rectificación a Telemadrid por un reportaje, al igual que la presidenta del Parlamento autonómico, Núria de Gispert (UDC).

La protesta concluyó con una advertencia por parte de la Comisión Europea hacia aquellos que banalicen los totalitarismos.

Más recientemente, Tremosa denunció ante el Parlamento Europeo que "comparar el proceso democrático y pacífico [independentista] de Cataluña con el régimen nazi se ha convertido en un deporte nacional en España", asegurando que este tipo de "comparaciones inaceptables" son recurrentes en las televisiones españolas.

El eurodiputado de CDC se refería en este caso a una carta que UPyD mandó a todos los europarlamentarios en la que comparaba el plan secesionista de Mas con la Alemania y la Italia "de los años 20 y 30". Tremosa pidió entonces que la Comisión Europea actuara ante estos casos. Sin embargo, no se quejó por el sketch de TV3 que equipara a Rajoy con Hitler.

Piqué Fernández y Toni Soler tildaron de nazis a los no independentistas

Pero el gag de 'Polònia' no es el único caso en el que destacados dirigentes o colaboradores de la Generalidad comparan a aquellos que critican el secesionismo catalán con el nazismo.

En abril de 2014, el jefe de prensa de Mas, Joan Maria Piqué Fernández, lanzó un tuit con una imagen en la que identificó la V que estaba preparando la ANC para la Diada con Churchill, mientras que equiparó a los que se oponían al plan rupturista de Mas con Hitler. Pese a las críticas generadas, Piqué Fernández no rectificó ni borró el tuit, que todavía era visible en el momento de redactar esta crónica.

De igual forma, el productor de Polònia y comisario de los actos del Tricentenario de 1714 que organizó el Ayuntamiento de Barcelona, Toni Soler, tildó de "colaboracionistas" a aquellos catalanes que no apoyan la independencia de Cataluña, apelando al término utilizado durante la II Guerra Mundial para denominar a los no alemanes que ayudaban a los nazis.

Otros destacados dirigentes independentistas, como el diputado Joan Tardà, el ex consejero Josep Huguet el ex diputado Joan Puig o la concejal Montserrat Ramon -todos ellos de ERC-, no han dudado en equiparar con los nazis a aquellos alemanes que se han mostrado reticentes con el proyecto independentista catalán.

Finalmente, cabe recordar otro gag del programa 'Polònia', en esta ocasión con motivo de las elecciones autonómicas de 2012. Como se muestra en el vídeo adjunto, el programa coproducido por Soler y por la televisión de la Generalidad emitió una parodia de un spot electoral en el que aparecía un doble de Hitler pidiendo el voto para esos comicios. Una voz en off advertía: "Piensa bien a quién votas, él también ganó unas elecciones". Y finalizaba con un mensaje: "Este podría ser un spot electoral del PP y del PSOE".

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:17h
Alerta amb la llibertat de creació artística, com alerta amb la llibertat d'expressió, fetes servir per insultar i per comparar amb coses incomparables. El senyor Rajoy és una mala persona, perquè governa Espanya de manera de perjudicar la classe treballadora, però això no autoritza a comparar-lo amb el senyor Hitler.
¿Quiere hacer un comentario?