Menú Buscar

El Ayuntamiento de Tarragona ordena esconder en el interior de las tiendas los souvenirs de toros y muñecas flamencas

La nueva normativa del Consistorio -gobernado por el PSC- solo permite mostrar en la calle artículos dirigidos principalmente "a la promoción turística de la ciudad y difusión de sus valores patrimoniales y culturales" o "que hagan referencia a la cultura popular y tradiciones de Cataluña". Admite como excepción los objetos "de pequeño tamaño, como postales, dedales o imanes".

27.11.2014 18:59 h.
4 min
Cris Juanico interpreta villancicos tradicionales como canciones de jazz
Redacción

El Ayuntamiento de Tarragona -gobernado por el PSC- aplicará a partir del próximo 1 de enero un nuevo reglamento sobre la ocupación de la vía pública por parte de los expositores comerciales que restringirá el tamaño y el tipo de productos a mostrar. En el caso de las tiendas de souvenirs, la normativa solo permitirá que se muestren en la calle productos dirigidos principalmente "a la promoción turística de la ciudad y difusión de sus valores patrimoniales y culturales" o "que hagan referencia a la cultura popular y tradiciones de Cataluña".

Según ha avanzado este jueves La Vanguardia, este reglamento implica que los souvenirs característicos de otras partes del país -como podrían ser los toros o las muñecas flamencas- solo podrán exponerse en el interior de las tiendas.

Se permite cualquier objeto si es "de pequeño formato: postales, dedales, imanes"

La normativa pretende regular la ocupación de la vía pública de los negocios de frutas y verduras, flores y plantas, prensa y papelería, y artículos de promoción turística, para controlar mejor la salubridad, la movilidad y la estética.

En el caso de las tiendas de souvenirs, sí se permitirá que se expongan en la calle cualquier tipo de objeto, siempre y cuando tengan "usos de regalo, recuerdo, adorno o reclamo" y sean "de pequeño formato, como postales, dedales o imanes". El incumplimiento del reglamento se considerará una infracción grave y supondrá una multa de hasta 400 euros.

Solo artículos sobre la ciudad o "el patrimonio y/o cultura de Cataluña"

La concejal de Comunicaciones Urbanísticas y Ambientales, Dominio Público y Disciplina Urbanística, Teresa Victòria Pelegrín, ha explicado que "no queremos que los expositores estén muy llenos por una cuestión de estética, por eso lo limitamos a artículos pequeños y que vayan claramente orientados a la promoción de nuestra ciudad y del patrimonio y/o cultura de Cataluña".

Pelegrín ha destacado que "todos los otros productos se podrán vender dentro de las tiendas sin ningún tipo de problema". Y ha insistido en que, en algunos lugares céntricos "hay demasiados elementos distorsionadores de cara a las personas que nos visitan y quieren, por ejemplo, sacar una foto de la Catedral". "Se trata de ordenar mejor estos elementos sin perjudicar a nadie", ha añadido.

La regidora de Comercio y Turismo defiende la medida

Ante la polémica generada, la regidora de Comercio y Turismo, Patrícia Anton Martínez, ha emitido un comunicado en el que asegura que "las condiciones [de la nueva normativa] han sido consensuadas por todos los grupos municipales del Ayuntamiento y aprobadas por la Junta de Gobierno".

Además, subraya que el nuevo reglamento pretende "principalmente regular la volumetría de la ocupación de la vía pública" para "hacer compatible la convivencia entre la actividad privada y el uso del espacio público". E insiste en que los productos "que tengan poca volumetría" como "postales, chapas, dedales, imanes, guías" podrán seguir exponiéndose en la calle.

Comentar
JRamon 25/08/2015 - 11:21h
I que això ho plantegi un alcalde socialista ... no ho entenc. Amb ka quantitat de problemes que ens envolten, es dediquen a aquestes tonteries ...
RS 25/08/2015 - 11:21h
No estoy en contra de que haya presencia de la cultura andaluza en Cataluña - faltaría más, con parte de mi familia paternal siendo de Ronda. Pero reconozco que cuando uno ve, sea en Tarragona, Barcelona, o Madrid, muchísimos más recuerdos de sevillanas y toreros que de cultura local, hay un problema. Perpetuar en los turistas la idea falsa de que toda España se resume a flamenco y corrida hace un flaco favor a la realidad mucho más diversa de este país. En Francia se exige una presencia mayoritaria de películas y canciones locales en los cines y radios para evitar la tentación comercial del todo inglés/americano. Es preciso que se haga algo parecido en España con, por ejemplo, las tiendas de souvenirs, sin por supuesto llegar hasta prohibir, como lo hace Tarragona.
fereyes 25/08/2015 - 11:21h
Se van viendo ya algunos retazos de lo que sería el "nou pais" con tintes claramente norcoreanos. Prohibición férrea de demostración de españolidad por parte de cualquier ciudadano o negocio, multas por rotular en castellano (probablemente si es en árabe hagan la vista gorda ), prohibición del castellano en las escuelas. Ahora mismo no tienen el control del idioma que se usa en el recreo pero ya pondrán comisarios para controlar eso también. Multas a las televisiones privadas (porque las públicas son todas del régimen ) por no publicitar lo que el régimen considera de "interés general", por ejemplo, el discurso de la "semana del odio" (analogía de 1984 de George Orwell pero muy aplicable a los discursos de la ANC ), Tasas especiales de impuestos para promocionar (más bien diría "forzar" ) el uso del catalán en los cines. En fin, cada vez se va pareciendo más al régimen de Pyongyang.
JoaquinM 25/08/2015 - 11:21h
Siguen orgullosos haciendo gala de su desvergüenza, totalitarismo y su idea paleta de la cultura.
¿Quiere hacer un comentario?