Menú Buscar

El Ayuntamiento de Barcelona activa la sustitución de infracciones leves por trabajos para la comunidad

Barcelona pone en marcha por primera vez un catálogo de medidas alternativas a las sanciones económicas por infracciones leves con la intención de que el infractor pueda "reconocer la falta y responsabilizarse de sus acciones" al tiempo que se "desarrolla una tarea positiva para la comunidad". Entre los equipamientos o servicios que se acogerían a esta medida se cuentan bibliotecas, centros cívicos o centros de ancianos.

02.01.2014 08:44 h.
3 min
Jóvenes, durante un botellón
Redacción / Agencias

El Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en marcha 1.170 plazas en 295 equipamientos de la ciudad para canjear las sanciones económicas por infracciones leves a cambio de trabajos en beneficio de la comunidad.

El decreto, recogido este miércoles por Efe, está destinado a personas, en especial menores de edad, sancionadas por incumplir normas de convivencia, y la Carta Municipal de Barcelona, que regula el régimen especial de la ciudad, ya ha elaborado para 2014 un catálogo de medidas alternativas a la sanción económica.

Según la nueva normativa, podrán sustituir la sanción por trabajos comunitarios quienes hayan incurrido en una infracción leve cometida en la capital catalana y siempre y cuando no se haya atentado contra los derechos y libertades de una tercera persona o la perjudique directamente.

A modo de ilustración, quien haya sido sancionado con 30 euros por consumir alcohol en la vía pública puede sustituir la multa por la realización de 6 horas de trabajo en beneficio de la comunidad; y una persona sancionada con 750 euros por hacer grafitis podría canjear la sanción por 148 horas de trabajo en beneficio de la comunidad.

"Una tarea positiva para la comunidad" 

Es la primera vez que se establece un catálogo de trabajos a la comunidad alternativos a una sanción económica, y con ello se pretende concienciar a la persona que solicita alguna de las medidas alternativas a la infracción. En este sentido, el primer teniente de alcalde del Área de Presidencia, Régimen Interior, Seguridad y Movilidad, Joaquim Forn (CiU), ha señalado que "la sustitución de sanciones no sólo permite al infractor reconocer la falta y responsabilizarse de sus acciones, sino que también permite desarrollar una tarea positiva para la comunidad".

"Esto es especialmente importante cuando se trata de un adolescente o un joven, sobre todo si se trata de una persona menor de edad", ha indicado Forn. "Las medidas de sustitución de la sanción que hemos activado", ha celebrado el edil convergente, "ponen el acento en programas educativos o servicios de utilidad pública y de interés social".

El decreto indica que los trabajos se podrán desarrollar este año en 295 equipamientos o servicios de la ciudad, como bibliotecas, centros cívicos, instalaciones deportivas o centros de ancianos y prevé les medidas alternativas de carácter formativo o educativo para menores y personas vulnerables.

En ningún caso, según el Ayuntamiento, estas medidas no implicarán la realización de una tarea que implique o pueda implicar una relación laboral, y deben considerarse como un valor añadido a las funciones que se realizan en el equipamiento o el servicio en cuestión.

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:33h
Molt i molt bé.
¿Quiere hacer un comentario?