Menú Buscar

El apoyo a la secesión tiende a la baja

Un sondeo de Feedback para La Vanguardia cifra los que apoyarían la independencia en un hipotético referéndum como el planteado por Artur Mas en el 43,4%, un punto y medio menos que hace cinco meses. Esta cifra se reduciría al 39,5% en caso de que Cataluña quedase fuera de la UE. Por otra parte, la encuesta da una ventaja de tres escaños a CiU sobre ERC para unas autonómicas.

12.05.2014 06:32 h.
4 min
Encuesta de Feedback
Redacción

El apoyo a la independencia pierde fuerza en Cataluña. Al menos, eso es lo que señala una encuesta realizada por Feedback y publicada este lunes en La Vanguardia (consistente en 577 entrevistas telefónicas realizadas los pasados 30 de abril, 2 de mayo y del 5 al 8 de mayo).

Según este estudio, un 43,4% optaría por la secesión en caso de celebrarse el referéndum que promueve el presidente de la Generalidad, Artur Mas, una cifra que en diciembre pasado -en un sondeo similar realizado por la misma empresa- se situaba en el 44,9% de los votantes, y que incluso en este último informe se reduciría hasta el 39,5% si la independencia dejase a Cataluña fuera de la Unión Europea, como ya han advertido las autoridades comunitarias.

En cambio, los contrarios a la secesión alcanzarían el 43,5% (sumando el 35,7% que optaría por el 'no' en la primera pregunta planteada por Mas, y el 7,8% -respecto al total- que votaría 'no' en la segunda), un punto y medio menos que hace cinco meses.

En contra de que se agote la legislatura, si no hay consulta

Es significativo el incremento de los que consideran ni la UE ni la comunidad internacional apoyarían la secesión de Cataluña, que han pasado en este tiempo del 42,7% al 48,1%. Mientras que los que creen que sí recibiría el apoyo internacional han disminuido desde el 49,2% al 43,1%.

También sube la cifra de los que creen que finalmente podrá celebrarse la consulta independentista el 9 de noviembre (del 38% al 47,7%). En todo caso, la mayoría de los encuestados apuesta por convocar elecciones autonómicas anticipadas si no se puede celebrar (46%), por delante de los que celebrarían "algún tipo de referéndum" (23,8%) o agotarían la legislatura (22,1%).

Un 36,4% cree que en caso de secesión Cataluña quedaría fuera de la UE y debería iniciar los trámites para su futura incorporación, como ha indicado la UE, aunque un 38,6% considera que este proceso sería rápido. Un 21,8%, en cambio, cree que Cataluña sería automáticamente un nuevo Estado de la Unión, pese a lo que dicen los tratados.

La mayoría cree que habrá negociación, mientras crece el sentimiento español

La mayoría de los entrevistados (61,8%) apoyaría "un acuerdo que consistiría en un pacto fiscal similar al concierto económico del País Vasco y un blindaje de competencias en temas de educación, cultura y modelo lingüístico", aunque la cifra cae desde el 67,1% registrado en diciembre. Un 34,5% se opone.

Más igualada está la cifra de opositores (46,5%) y partidarios (42,5%) de una reforma constitucional en la línea planteada por el PSOE.

En cualquier caso, la mayoría de los encuestados (52,2%) está convencida de que el Gobierno y la Generalidad negociarán "una mejora significativa" del modelo de financiación autonómica y (51,5%) "un mejor encaje entre Cataluña y el resto de España". Solo un 33,7% augura que se negociará la fecha y el contenido de la consulta.

Finalmente, un 42,3% de los entrevistados dice sentirse "tan español como catalán" (5,3 puntos más que en diciembre); un 23%, "más catalán que español"(2,5 puntos menos); un 22,2%, "únicamente catalán" (8,8 puntos menos); un 6,5%, "más español que catalán" (4,5 puntos más); y un 5,6%, "únicamente español" (1,8 puntos más).

CiU ganaría unas autonómicas, con ERC a tres escaños

La encuesta también ha preguntado sobre unas hipotéticas elecciones autonómicas. Según este sondeo, CiU se mantendría como la primera fuerza en Cataluña, con 37 escaños (trece menos que los que tiene actualmente), pero ERC se quedaría a solo tres asientos (34).

La tercera posición se la disputarían el PSC (16 escaños; cuatro menos que ahora), el PP (16 diputados autonómicos; tres menos) y Ciudadanos (15 asientos, seis más). Tras ellos, ICV-EUiA obtendría once escaños (dos menos) y la CUP, seis (duplicando sus tres actuales).

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:28h
Està bé que 1) el sentiment per la independència disminueixi; 2) que els favorables i els desfavorables estiguin empatats (una cosa de tanta transcendència només es podria resoldre sobre la base d'una majoria molt clara); 3) que hi hagi una clara majoria que estaria d'acord amb "un bon acord". En canvi, els resultats són dolents. Que encara guanyi CiU, després de les atzagaiades que ha fet vol dir que molta gent "no està bé" o és irresponsable.
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:28h
El moviment nacionalista català modern (darrers 150 anys, més o menys), pres globalment i deixant de banda petites fraccions, MAI no ha estat independentista... fins al 2010. L'any 2010 comença la fase independentista del moviment català. Com a conseqüència de la mala sentència del mal tribunal d'aquell any. Quina responsabilitat la dels jutges del TC i la del PP, que en va ser el culpable, per impugnar l'Estatut!!! Aquestes dades històriques són correctes i estan avalades per multitud de llibres. I qui en volgués afirmar el contrari incorreria en una mentida culturalment insolvent.
leborgne 25/08/2015 - 11:28h
Y el que afirme lo contrario incurriría en una mentira etc etc. "Díjolo Blas, punto redondo", diría un castizo...Una somera lectura de la interesante recopilacion de articulos del catedrático catalán Francesc de Carrera (Paciencia e independencia, Ariel, 2014) lleva a pensar que la pulsión independentista viene de mucho más lejos. Otra cosa en la que sí puede tener razón el Sr. Ferret es que en el movimiento nacionalista catalán, como él lo llama, hubo históricamente opiniones diversas y no todas postulaban la secesión.
¿Quiere hacer un comentario?