Menú Buscar

Duran i Lleida dimitirá como 'número dos' de CiU por la deriva secesionista de Mas

El líder de UDC dejará la Secretaría General de CiU tras la proclamación de Felipe VI. Duran i Lleida no repetirá como cabeza de lista de la federación nacionalista en las próximas generales y podría enfrentarse a Mas en unas autonómicas si este las convoca en clave plebiscitaria.

08.06.2014 09:35 h.
3 min
Mas y Duran, durante un acto de campaña electoral de CiU en noviembre de 2011
Redacción

El líder de UDC, Josep Antoni Duran i Lleida, formalizará su dimisión como secretario general de CiU y como presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso después de la proclamación del Príncipe como nuevo Rey Felipe VI, prevista para el 19 de junio.

Duran i Lleida también anunciará que renuncia a repetir como cabeza de lista de la federación nacionalista en las próximas elecciones generales, aunque conservará la presidencia del Comité de Gobierno de UDC y seguirá como portavoz del Grupo parlamentario de CiU en el Congreso.

La deriva secesionista del presidente de la Generalidad, de CDC y de CiU, Artur Mas, ha llevado a Duran i Lleida a tomar esta decisión, según avanza este domingo El Periódico, que también asegura que se presentaría como candidato de UDC a la Presidencia de la Generalidad en caso que Mas convoque unas elecciones autonómicas en clave plebiscitaria.

Deterioro de la relación con Mas desde las autonómicas de 2012

Duran i Lleida está convencido de que la apuesta soberanista de Mas conduce a la coalición nacionalista a una debacle electoral segura. La abstención de CiU ante la ley que regula la sucesión del Rey Juan Carlos habría sido el detonante final que le ha llevado a decidirse. El dirigente democristiano -junto al diputado Josep Sánchez Llibre- era partidario de que CiU votase a favor del trámite legislativo.

El líder de UDC llevaría bastante tiempo meditando dar este paso. En concreto, desde que Mas adelantó las pasadas elecciones autonómicas tras la Diada de 2012, abrazando la bandera independentista y perdiendo 12 diputados autonómicos.

A partir de ese momento, las diferencias en el seno de CiU no han hecho más que intensificarse, algo a lo que también ha ayudado la creciente complicidad entre CDC y ERC. Finalmente, Duran i Lleida ha llegado al convencimiento de que no hay forma de evitar la radicalización secesionista del presidente autonómico.

Apoyo de Rubalcaba

El líder de UDC también esperaba algún gesto por parte del Gobierno hacia el referéndum independentista que CiU promueve para el 9 de noviembre, pero este no se ha producido. Tampoco se ha convocado la comisión bilateral Gobierno-Generalidad, como pretendía Duran i Lleida. Sí ha recibido, en cambio, el apoyo del todavía líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien habría tratado de persuadirle para no abandonar por considerarle "el único" capaz de "reconducir" la tensión secesionista.

Según El Periódico, la decisión de mantener la portavocía de CiU en el Congreso responde a que ese cargo le podría ser muy útil a nivel mediático si finalmente decide enfrentarse a Mas en unas autonómicas plebiscitarias.

Comentar
Olegario 25/08/2015 - 11:27h
Lo tiene crudo "la Ramoneta" para su representación cuando "la Puta" hace tiempo que desvaría. A río revuelto, quien gana es ... "Píchiii... es erc chulo que castiga...
Javiero 25/08/2015 - 11:27h
A ver si va cundiendo la sensatez en las filas de CIU ante un Mas irrelevante, subsidiario de ERC y enormemente trivial y alocado.
Jotaeme 25/08/2015 - 11:27h
Todo dirigente nacionalista sumergido en una corriente independentista sufre una pérdida de votos directamente proporcional al grado de sumersión.(No recuerdo de quiésn es la frase).
RS 25/08/2015 - 11:27h
Duran i Lleida tiene todo el derecho de discrepar con CDC y dejar algunos de sus cargos en consecuencia. Al igual que CDC y ERC tienen posturas cercanas en el proceso y diferentes en otroas cosas, UDC podría hacer lo mismo con el PSC tras separarse de CiU. Eso sí, las últimas elecciones europeas son una advertencia para UDC: en el contexto actual, los partidos de tercera vía tiene poco éxito, a lo que se añade que UDC no representa más que el cuarto de CiU. Así las cosas, UDC podría volverse un partido marginal, CDC perder los votos que traía UDC, y ERC imponerse definitivamente como la primera fuerza de Cataluña.
mikyfrombcn 25/08/2015 - 11:27h
Cuando un barco imperial, al mando de un almirante sin rumbo, comenzaba a hacer aguas, los primeros en irse por las maromas eran las ratas que antes vivían de las provisiones que el rey había suministrado. Por eso ahora, que no hay provisiones, frente a popa se otean arrecifes y al timonel le ha dado por escuchar el canto de las sirenas, al assenyut d'en Durán se plantea saltar por la borda.
Juan Pérez 25/08/2015 - 11:27h
A
Juan Pérez 25/08/2015 - 11:27h
Aquest trencament, encara no confirmat, ha acabat donant-li la raó a la postura immobilista de Rajoy: que es desagnin ells, es va dir el gallec col·locant-se de perfil, i ja ha arribat el moment de l'enfrontament que trenca de socarrel la falòrnia aquesta del unanimisme -una mena de animnisme tribal- del cos polític i nacional i gairebé diví... de Catalunya. Comencen, doncs a baixar a la realitat, que té aquestes coses desagradables dels desacords i els enfrontaments... Benvinguts, paseu, paseu...
¿Quiere hacer un comentario?