Menú Buscar

Dimiten cuatro dirigentes de UPyD por la negativa a pactar con Ciudadanos tras el fracaso en las autonómicas de Andalucía

Entre los dimisionarios se encuentran Rodrigo Tena, David Andina, y los diputados Irene Lozano y Álvaro Anchuelo. Lozano va más allá y considera que "Rosa Díez tiene que dimitir" porque "lo importante son los fines [del partido] y no las personas".

24.03.2015 09:20 h.
2 min

Varios miembros de la cúpula de UPyD han presentado este lunes por la noche su dimisión al mostrarse en contra de la decisión del Consejo de Dirección de rechazar un pacto con Ciudadanos. Entre los dimisionarios se encuentran Rodrigo Tena, David Andina, y los diputados Irene Lozano y Álvaro Anchuelo.

En el Consejo de Dirección se ha sometido a votación la posibilidad de que la formación magenta pactase con C's para presentar candidaturas conjuntas en futuros comicios. Sin embargo, la propuesta ha sido rechazada provocando la dimisión de estos cuatro miembros de la directiva de UPyD al no estar de acuerdo con el resultado de la votación.

Esta crisis se ha originado a raíz de los malos resultados obtenidos por la formación en las elecciones autonómicas de Andalucía, ya que las voces críticas del partido pedían a su líder Rosa Díez que replanteara su posición tanto al frente del partido como sobre su negativa a llegar a acuerdos con C's.

Piden la dimisión de Díez

En la rueda de prensa que Díez celebró ayer ante los medios reconoció que los resultados de su formación habían sido "inapelablemente malos", pero también descartó la posibilidad de dimitir o alcanzar pactos con la formación de Albert Rivera.

La rueda de prensa fue calificada de "decepcionante" por el diputado de UPyD Toni Cantó, quién añadió que la dirección del partido debía "responsabilizarse" de lo ocurrido. Asimismo, la diputada Irene Lozano ha expresado este martes por la mañana, en una entrevista en la Cadena Ser, que, a su juicio, "Rosa Díez tiene que dimitir" y que "lo importante son los fines [del partido] y no las personas".

El diputado Anchuelo, por su parte, ha dicho a través de Twitter que el resultado fue "malo sin matices y habrá que extraer de una vez las consecuencias".

Comentar
JuanPerez 25/08/2015 - 11:16h
Ara és quan se n'adonen del que era, és i continuarà essent una obvietat: que no hi ha espai polític per dues forces que es disputen el mateix electorat, perquè, posats a escollir, els ciutadans n'escolliran una o l'altre. Ara han escollit Cs, i em penso que a les properes faran el mateix. Han jugat malament les seves cartes i, en política, això ha d'implicar dimisions i deixar el partit en mans d'altres estratègies que impideixen la desaparició total. Jo vaig contribuir modestament com a militant de pagament a la seva implantació, fins que va entrar al Parlament i caig recuperar la meva llibertat política. Però a Catalunya, des que van sortir, vaig votar C's. Ningú no s'explica, la veritat, la miopia de l'actual direcció d'UPyD.
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:16h
Coses internes d'un altre partit.
JDuck 25/08/2015 - 11:16h
Si sigue la diáspora de militantes (y la caída de votos electorales prestados a condición, no dados en permanencia), me pregunto a qué quedará reducido UPyD en un futuro no muy lejano. Pero Rosa Díez y su séquito siguen con su propio monotema (distinto al que impera en Cataluña). No hay peor ciego que el que no quiere ver la realidad, aunque se manifieste con más y más claridad. En contraste, Catalunya (y España) va siendo cada vez más un país de múltiples y variadas naranjas (y otros cítricos o vegetales típicos, pero no exclusivos, de la dieta me mediterránea), muy nutritivas y ricas en vitamina C, un reforzante inmunitario, con poder frente a la corrupción, que mejora la calidad de vida y rejuvenece lo marchito.
¿Quiere hacer un comentario?