Diferencia de opiniones ante la condena por el asedio al Parlamento autonómico

El Gobierno autonómico ha valorado positivamente la sentencia dada "la gravedad de los hechos". ERC, por su parte, que se abstuvo en su momento sobre si había que recurrir el fallo al Supremo, dice ahora que la condena es "desproporcionada". PP y C's consideran que los hechos no podían quedar "impunes" y el PSC se limita a transmitir su "respeto" a la decisión del tribunal.

18.03.2015 09:53 h.
4 min
Redacción

La sentencia del Tribunal Supremo condenando a tres años de cárcel a los implicados del asedio al Parlamento autonómico en junio de 2011 ha generado cierta discrepancia de opiniones entre los principales partidos políticos.

Cabe recordar que dicha condena del Supremo ha anulado una sentencia previa de la Audiencia Nacional en la cual los implicado fueron absueltos. Esta diferencia de criterios ha motivado en parte las controversias entre las diversas fuerzas políticas.

La presidenta de la Cámara autonómica, Núria de Gispert, ha asegurado que apoya la sentencia del Supremo: "A título personal, me identifico y considero más adecuada la sentencia del TS, por la gravedad de los hechos".

Tras recordar que el suceso fue un "grave ataque" a la máxima institución representativa de los catalanes, ha señalado que estos hechos no se podían relativizar, porque hacerlo sería comparable a "banalizar los principios y valores sobre los que se fundamenta el sistema democrático".

Homs cree que hubo "expresiones violentas" e "intimidación"

El portavoz autonómico y consejero de Presidencia, Francesc Homs, también ha compartido la opinión de De Gispert cuando ha dicho que “hubo expresiones violentas, de forma muy evidente” e “intimidación”.

El dirigente nacionalista ha exigido que “se respete escrupulosamente la expresión de la soberanía de un pueblo” y, a las palabras de su socia de partido, ha añadido que “una parte muy notable de la ciudadanía en Cataluña no entendía que quedara en nada lo que pasó”.

PP y C’s consideran que no podían "quedar impunes"

El diputado del PP Pere Calbó ha declarado que "cualquier ataque a la democracia merece una respuesta contundente". En este sentido, el PP ha valorado positivamente la sentencia porque"“ninguna acción violenta puede quedar impune".

Asimismo, la diputada de C’s Carina Mejías ha considerado que el asedio "no puede quedar impune" porque "excedió todos los límites".

El PSC, por su parte, se ha limitado a decir que "respeta" la condena. El portavoz parlamentario del grupo, Miquel Lucena, ha recordado que los hechos fueron "de gravedad importante", pero no ha querido profundizar más en la sentencia.

ERC, ICV-EUiA y la CUP critican la condena

Las críticas a la condena del Tribunal Supremo han llegado por parte de la izquierda soberanista -ERC, ICV, la CUP- que ha calificado de "desproporcionada" la sentencia.

El diputado autonómico de ERC Pere Aragonès ha recordado que se abstuvieron sobre si había que recurrir el fallo de la Audiencia Nacional, pese a admitir que si en esa sentencia había cierta sensación de impunidad, en la del Supremo ven "desproporcionalidad".

La portavoz parlamentaria de ICV-EUiA, Dolors Camats, ha interpretado que la sentencia restringe libertades públicas tales como la del derecho a la manifestación y protesta, y se suma a otros hechos "como que la Generalidad se presente como acusación particular contra Ismael y Dani por participar en la huelga general, o cuando el Gobierno responde con una 'ley mordaza'".

El diputado de la CUP Quim Arrufat ha declarado que le "indigna" y ve desproporcionado también que puedan acabar en prisión personas que se manifestaron "en un momento político en el que el Parlamento [autonómico], como muchos otros, ejecutaba de forma antidemocrática, por orden de la Troika, recortes vergonzosos".

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:17h
Diu, la senyora: "...los principios y valores sobre los que se fundamenta el sistema democrático". Què en sap ella, del sistema democràtic, si el seu partit l'ha trossejat?? I dels partits (?) de dretes, ja no dic res, perquè ni se n'ha de fer cas.
¿Quiere hacer un comentario?