Menú Buscar

Detenido el rapero Pablo Hasél por atacar una parada en Sant Jordi

El polémico cantante, condenado por enaltecimiento de terrorismo, ha sido puesto en libertad tras negarse a prestar declaración y a la espera de que el juez instructor del caso requiera su comparecencia.

15.05.2014 10:18 h.
3 min
Mas y Junqueras, el 19 de diciembre de 2012, tras la firma del pacto de gobernabilidad en el Parlamento autonómico de Cataluña
Redacción / Agencias

Los Mossos d'Esquadra han detenido este miércoles en Lérida al rapero Pablo Rivadulla, más conocido como Pablo Hasél, por un presunto delito de desorden público, dos faltas de lesiones y una falta de daños causados en un ataque durante la diada de Sant Jordi a la parada de venta de rosas y libros de la Asociación Cultural Lleida Identitària.

La entidad ultraderechista denunció ante la policía autonómica que un grupo de unas quince personas atacó el pasado 23 de abril su parada en la calle Sant Antoni de Lérida, y que, al grito de "¡Fuera fascistas!" destrozó material, agredió a sus miembros y se llevó una bandera española.

Entre las gestiones realizadas por los Mossos en su investigación se ha llevado a cabo un reconocimiento fotográfico, en el que una de las víctimas y un testigo han reconocido al detenido como uno de los agresores. Finalmente, Hasél ha sido puesto en libertad tras negarse a prestar declaración y a la espera de que el juez instructor del caso requiera su comparecencia. 

"¿Por qué tanto espectáculo?"

El rapero, de 25 años, ha explicado a través de las redes sociales que los Mossos d'Esquadra le han detenido "mientras comía en un Kebab" y que ha sido trasladado esposado a los calabozos acusado, según su relato, "de desórdenes públicos por una supuesta agresión denunciada por los nazis de Plataforma per Catalunya [Lleida Identitària]".

"En teoría en breve pasaré a declarar delante del juez. ¿Por qué tanto espectáculo para soltarme en unas horas? Pues porque me han hecho fotos casi hasta en el prepucio", ha comentado Hasél.

El joven leridano ha sido condenado este mes de abril a dos años de prisión por la Audiencia Nacional por un delito de enaltecimiento del terrorismo. Recientemente, y tras las protestas del PP de Lérida, se le canceló un concierto previsto en el marco de las fiestas de la localidad por decir en sus letras cosas como lo siguiente: "No me da pena tu tiro en la nuca, pepero. Me da pena el que muere en una patera. No me da pena tu tiro en la nuca, socialisto. Me da pena el que muere en un andamio".

Comentar
Dalmau 25/08/2015 - 11:28h
No solo hay bandas delincuentes de rumanos, sudamericanos, etc. sino también del ¿pacifico? racismo catalanista. ¿Que creen, que van a quedar impunes? No será así.
¿Quiere hacer un comentario?