Menú Buscar

Declaraciones de bienes de diputados catalanes

Carles Enric
8 min

Una de los mejores entretenimientos de los últimos años en nuestra democracia son las declaraciones de bienes de los diputados, en este caso los catalanes. No, ciertamente, por ser un ejercicio de sano “chafardeo”, que también, sino porque descubres en pocos minutos temas que alienan cualquier inteligencia mínima. Cualquier periodista con un mínimo afán de documentación debería hacerse ciertas preguntas. Pero ya sabemos en nuestra Cataluña sagrada preguntar es casi pecado, y uno corre el riesgo de ser un mal catalán. Si no les importa, haré de voz del diablo con cuatro datos para la reflexión.

Declara Forcadell una profesión de funcionaria de carrera en excedencia. Un trabajo “supongo” magnífico porque le ha permitido tener en su cuenta cerca de 125.000 euros. ¿Cuántos funcionarios disponen de ese dinero en el banco?

El primero, Carme Forcadell (JxSí). Ya saben, aquella mujer que nunca fue política --regidora de ERC debe de ser un cargo marciano--, que luego no quiso dedicarse a la política, y que ahora es flamante presidenta del Parlament, según dice “de todos”. Declara la mujer una profesión de funcionaria de carrera en excedencia. Un trabajo “supongo” magnífico porque le ha permitido tener en su cuenta cerca de 125.000 euros. ¿Cuántos funcionarios disponen de ese dinero en el banco? Quizás sería bueno que ampliara su declaración especificando cómo ha generado tal cantidad de dinero. Porque quizás la presidenta ha olvidado alguna fuente de ingresos. ¿Cobraba en la ANC? o ¿bajo mano?

Más curioso --siguiendo la Mesa del Parlament-- es el caso de Anna Simó (ERC). En 2010 compró una casa por 435.000 euros (100%). Al cabo de 5 años aún debe cerca del 90%. Es decir, cuando la compró le dieron, ya en los años de la crisis, más del 90% del valor de la propiedad. Habría que preguntar qué banco concedía hipotecas del 100% en 2010 por esas cantidades a una mujer sola. Aún más cuando tiene pendiente aún el crédito de su primera hipoteca de 2001. Aunque por curioso podemos hablar de David Pérez (PSC). Diputado en tres legislaturas (1999, 2003 y 2006). Siempre ha vivido de la política gracias a tener estudios de COU (ironía on). Mérito sin lugar a dudas tiene. Declara tener en sus cuentas “solo” 2.000 euros, pero dispone en parte o totalmente de ocho propiedades, y aún debe 150.000 euros en hipotecas. Eso sí, dispone de un Lexus, que ya sabemos que es un utilitario económico. Realmente con 2.000 euros de saldo bancario le veo llamando cada final de mes a su director para cubrir sus pagos.

Rull hereda casi por un millón de euros en 2012, y con saldo bancario declarado de apenas 10.000 euros paga todo el impuesto de sucesiones. Perdón... un lapsus, CiU --su partido-- suprimió justo ese año ese impuesto. Lo dicho, un genio el tipo

Pero ya sabemos que la política siempre ha dado buenos rendimientos. Miren a la señorita Inés Arrimadas. Solo le conocemos la profesión de política --en esta columna intentamos ser serios y lo de consultora siempre ha quedado muy snob, pero cuela tanto como ese líder en excedencia que por 2-3 años en un banco ya dice tener gran experiencia profesional--. Pues con su joven edad la chica ya acumula 85.000 euros en su cuenta bancaria. Vamos, 20 años más en política y será millonaria. Lo mismo que cualquier ciudadano honrado trabajando de sol a sol. Pero ya decimos nuestros políticos son unos “cracks”. Díganselo a Ramona Barrufet (JxSí). Declara en 2014 que compra una casa por 167.000 euros (50%), pero solo tiene hipoteca por 20.000 euros. Es decir, ¿pagó 147.000 a tocateja? Claro declara que es profesora de secundaria. Según parece olvida “otras profesiones”, como llevar cobrando en política desde 1981, entre otras como presidenta Consell Comarcal de Les Garrigues o diputada tres legislaturas. Claro, queda mejor decir que es profesora. Por cierto, ¿es compatible ser profesora y todo ese carrerón político? ¿Cobra de profesora?

Pero también podemos salir de la Mesa, y ver a algunos diputados. Miremos a Josep Rull (JxSí). Qué decir de Rull, seguramente de los políticos más incompetentes de la historia de cualquier parlamento. Pero, oigan, en la vida privada (¿o no es privada?), un genio. Fíjense: hereda casi por un millón de euros en 2012, y con saldo bancario declarado de apenas 10.000 euros paga todo el impuesto de sucesiones. Perdón... un lapsus, CiU --su partido-- suprimió justo ese año ese impuesto. Lo dicho, un genio el tipo. Más pringado es su compañero de partido Raül Romeva que, a pesar de cobrar más de 100.000 euros anuales en el Parlamento Europeo --y estuvo unos cuantos años--, sólo declara disponer de 4.000 euros en su cuenta bancaria. Además, el pobre recibió una herencia de casi 500.000 euros en 2006, por la que este sí debió pagar impuesto de sucesiones. Nos anima ver que este año el diputado Romeva sí se ha comprado una casa por 49.000 euros (50%), eso sí con una hipoteca de 26.000 euros. ¿Casas muy baratas compran algunos?

Hablando de "pringados", suerte que el boxeador Eduardo Reyes se ha hecho diputado. El pobre hombre declara disponer de 142,50 euros y no tiene propiedad alguna

Aunque, hablando de “pringados”, hemos dejado para el final al gran Eduardo Reyes. Aquí no tenemos claro si lo de “pringado” que le dicen sus compañeros de partido en la intimidad es por su cuenta bancaria. Suerte que el boxeador (supongo que una profesión enseñada a su discípulo --el sin CV-- en las reuniones de Súmate) se ha hecho diputado. El pobre hombre declara disponer de 142,50 euros y no tiene propiedad alguna. Vamos, que ni en su Córdoba natal le dejaron unos olivos. Perdón, declara una moto de 2006. Supongo que ese saldo tan “politicamente correcto”, de menos de 150 euros, debe ser luego de cargarle los recibos de la luz, agua, alquiler, seguro de la moto y algún otro vicio que tenga. Porque sino en números rojos cualquier día 1.

En fin, como ven, las declaraciones de bienes son un cachondeo en sí mismo. Cada uno explica sin vergüenza lo que le da la gana, mienten como bellacos, y encima se llaman transparentes. Y aquí, para unos y para otros, los de la estelada y los otros. Ser transparente en política no es rellenar un formulario, sino explicar de dónde se viene, de dónde sale su dinero, y si ese dinero es limpio. El dinero público que van a cobrar es sagrado. Y, como sagrado, debe ser recibido por gente con las manos limpias. Si uno tiene dudas de sus actuaciones, pues no se dedica a la política. Lo contrario no es servir a los ciudadanos sino servir a sus propios bolsillos. Imaginen si, sólo mirando los miembros de la mesa y a algún parlamentario más, ya quedan más dudas que certezas. Son ejemplos concretos que en un país normal deberían ser explicados. Pero saben que aquí, como siempre, no pasará nada. Total, mentir en Cataluña siempre ha sido gratis, no lo van a cambiar estos nuevos bufones. La verdad, deben presentarse declaraciones de bienes serias junto con declaraciones de hacienda oficiales. Si queremos transparencia, hay que darla hasta el final.

Artículos anteriores
¿Quién es... Carles Enric López?
Carles Enric

Soy un tipo corriente. Estudié una carrera en Barcelona e hice un Erasmus en Londres. Me casé, tuve hijos, me divorcié, me divertí, me junté, me separé… y siempre pensé que escribir era apasionante, sobre todo de lo cercano. Mi experiencia en el mundo editorial me permitió entender que vivía en un país que confunde profesionalidad con no tener ideas propias. Eso me preocupó y con los años sólo procuro ser coherente. No me caso con nadie, y eso no gusta. Si busca pleitesía al poder no lea mis artículos.

Comentar
EduardoPinzolas 06/11/2015 - 14:42h
¡Atención, atención! Acaba de trascender la última exigencia cupaire a Junts x Sí, s saber: que, ante la intolerable falta de solidaridad de la oligarquía europea, Cataluña acoja no menos del 75% de los refugiados sirios. Alegan que el patrimonio declarado por Lluís Llach es suficiente para darles un techo y manutención. Mas estaría considerando seriamente acceder a esa exigencia, uno de los últimos obstáculos para su investidura. Se desconoce, de momento, la respuesta de Lluís Llach, pero fuentes del entorno del cantautor patriota insinúan que éste anda haciendo las maletas a toda prisa para retornar al Senegal antes de que le obliguen a firmar nada.
Marino 06/11/2015 - 14:42h
La declaración pública de los bienes de los políticos es una necesidad por higiene democrática. Darla incompleta y sin explicar procedencias es un engaño para decir que soy transparente. Hay que valorarlo como un primer paso en el control económico a nuestros dirigentes. El dinero cuesta mucho ganarlo como para que no se explique de dónde nos viene. Hacienda no es la única ante la que hay que rendir cuentas ni los tribunales tampoco. Eso vale para los ciudadanos de a pie, no para los políticos y menos con los escándalos que se han venido descubriendo.
EduardoPinzolas 06/11/2015 - 14:42h
Ultimísima hora. Son rumores, de acuerdo, pero de la máxima fidedignidad. 1. Los Servicios Secretos de la República Catalana, de reciente constitución, organización y adiestramiento por parte de Miquel Sellarés (e integrados por mossos “voluntaris” con abundancia de horas libres, que son legión dada la sobredimensionada plantilla del cuerpo) montan controles camuflados en el aeropuerto del Prat para impedir, si fuere necesario, la fuga del diputado electo Lluís Llach. 2. Se habrían dado ya instrucciones precisas a Empar Moliner para tratar, con su reconocida agudeza sarcástica, durante un período indeterminado el tema Benzema y el ridículo soberano del PP y C’s ante el TC, de cara a mantener saludablemente entretenida a la audiencia catalanista. Igualmente Mónica Terribas ha recibido el encargo de editorializar en “Els matins” de Catalunya Ràdio sobre las virtudes patrióticas y solidarias del antecitado diputado y señero cantautor Lluís Llach.
EduardoPinzolas 06/11/2015 - 14:42h
3. (y, por ahora, último) Los rebeldes del Govern se reúnen para trazar las líneas maestras del motín que pretenden organizar en Palau. Sucede que el local de reunión, facilitado por un miembro anónimo de Junts x Sí disfrazado de “convergent emprenyat amb Mas” es de propiedad de Miquel Sellarés y está atiborrado de micrófonos y cámaras ocultos. Asimismo, los camareros encargados de servir el cava y los canapés de la reunión, son agentes de los Servicios Secretos. Se preparan ya celdas en Can Brians para todos los asistentes.
¿Quiere hacer un comentario?