Menú Buscar

David Ventura también es dirigente local de Reagrupament, partido asociado a CDC

Ventura dimite de sus cargos en Òmnium Cultural tras las protestas de algunos miembros de la entidad independentista al conocerse que fue condenado a 26 años de cárcel por el asesinato de un hicha del R.C.D. Espanyol en 1991. Desde Reagrupament, en cambio, guardan silencio.

04.03.2014 06:00 h.
5 min
David Ventura Aparicio, condenado por asesinato y ex dirigente de Òmnium Cultural en Osona

La noticia publicada el pasado domingo por CRÓNICA GLOBAL no ha sentado nada bien. Denunciar que un condenado por asesinato y detenido por dar palizas a inmigrantes dirige en su comarca la entidad cultural más prestigiosa del nacionalismo independentista ha sentado como un mazazo. Las redes sociales echaron humo durante todo el lunes. Los comentarios fueron de todo tipo. Desde el mundo nacionalista, bastante agrios. En Òmnium Cultural tampoco la información ha sentado nada bien. Su vicepresidente primero, Vicent Sanchis no ocultaba su malestar porque "la información ha sido publicada para hacer daño a una entidad como Òmnium", aunque espera "una explicación por parte de este señor", refiriéndose a David Ventura.

Inicialmente, Ómnium Cultural mantuvo un discreto silencio y se negó a comentar el caso. Algunos de sus socios, sin embargo, sí que hablaron. "Sería necesario convocar una junta extraordinaria para analizar este tema", señaló el filósofo Bernat Dedéu. En su tertulia habitual en el programa la Hora L de la Cadena SER, Dedéu fue contundente: "Cuanto antes nos desprendamos de este tipo de imbéciles mejor". Otros miembros de la entidad independentista hablaron de "tumor a extirpar".

Sin embargo, la presidenta de Ómnium, Muriel Casals, no abrió la boca. Igual que la mayoría de la institución, que se ha situado a la defensiva: "Quieren hacer daño al proceso de independencia y a la entidad". Sanchis fue muy claro, asegurando que "no tenemos nada que ver con lo que dice y piensa este hombre". "Esperamos sus explicaciones y haremos lo que tenemos que hacer", añadió. Finalmente no necesitaron hacer nada. David Ventura dimitió la tarde de ayer de todos sus cargos en Òmnium Cultural.

Activo promotor de los actos conmemorativos de 1714

Ventura, condenado a 26 años por el asesinato de un hincha del R.C.D. Espanyol cuando formaba parte de los Boixos Nois -hinchas radicales del Barça- se presentaba ante la prensa como presidente de Òmnium Cultural en la zona de Voltregà, cuna de hockey sobre patines. En la actualidad ha publicado dos artículos, exactamente iguales, uno en el diario digital Directe.cat –del que fue director en 2008 el actual presidente de ERC, Oriol Junqueras- y otro en la página oficial de Reagrupament.cat.

En este grupo político, actualmente asociado a Convergència Democrática de Cataluña (CDC), milita Ventura y forma parte de la directiva local del Voltreganés. En estos artículos el ya ex dirigente de Ómnium Cultural defiende que se juzgue, una vez Cataluña sea independiente, a todo aquel que pueda ser considerado botifler o colaboracionista con el "invasor español" y enmarca el asesinato -que el cometió junto a cuatro compinches- en la lucha del independentismo contra el fascismo y contra lo que el denomina la opresión de la "democracia española".

Reagrupament es una escisión de ERC que nace de la mano de Joan Carretero, ex alcalde de Puigcerdà y ex consejero con el primer tripartito, liderado por Pasqual Maragall. Se presentó a las elecciones autonómicas de 2010 y no obtuvo representación parlamentaria. En las autonómicas de 2012, Joan Carretero pide el voto para Artur Mas, y en octubre de 2013 la ejecutiva de CDC aprueba la integración de Reagrupament en el partido con la fórmula de "entidad asociada". Reagrupament tampoco ha querido comentar este tema.

David Ventura no es un desconocido en su comarca. Hace poco más de dos semanas -el 15 de febrero-, como dirigente de Ómnium Cultural en su comarca y junto a la Assemblea Nacional Catalana (ANC), presidió un acto -vestido de miquelet, miliciano voluntario catalán entre los siglos XVII y XIX- enmarcado en la propaganda nacionalista sobre los hechos de 1714: la conmemoración del asalto al Santuario de la Gleva en Sant Hipòlit de Voltregà. Los actos se celebraron con presencia de tropas vestidas de época, trabucaires y los habituales ritos de las marchas de antorchas. Según Ventura en este conflicto Cataluña dejó de ser "Estado".

¿Quiere hacer un comentario?