Menú Buscar

Darío Villanueva sustituye a José Manuel Blecua al frente de la RAE

En su momento, Blecua defendió la inmersión a costa de “topar con algún derecho individual” y sus argumentos fueron utilizados por los nacionalistas catalanes para no acatar las sentencias del Tribunal Supremo.

12.12.2014 09:47 h.
4 min
Foto de la RAE
Redacción

Darío Villanueva ha sido elegido hoy por el pleno de la Real Academia Española (RAE) nuevo director de la institución. Releva en el cargo a José Manuel Blecua, quien ha comunicado en la sesión de este jueves su decisión de no optar a un posible segundo mandato, opción que tenía abierta.

El nuevo director electo, que tomará posesión en el pleno del próximo 8 de enero de 2015, se convierte en el trigésimo titular del cargo. La lista de esta treintena de directores la encabeza Juan Manuel Fernández Pacheco, fundador de la institución en 1713.

Junto con Darío Villanueva, hasta ahora secretario de la RAE y coordinador de las actividades del III Centenario, han sido elegidos también Guillermo Rojo como tesorero y Pedro Álvarez de Miranda como bibliotecario.

Villanueva ha señalado que acceder a la dirección de la RAE supone “una enorme satisfacción, un honor, y también una gran responsabilidad”. A juicio del nuevo director la continuidad de la institución, “que desde sus orígenes ha contado con el apoyo incondicional de la Corona”, no corre ningún peligro, “si bien tiene conciencia de que la crisis económica general, la que afecta a todos los ciudadanos, también se refleja aquí”.

Para afrontar ese futuro, el nuevo director pondrá en marcha un plan estratégico que se aplicará a lo largo de los próximos cuatro años.

Blecua y su alegato a favor de la inmersión

El actual director José Manuel Blecua se posicionó a favor de la inmersión lingüística en catalán en las escuelas de Cataluña. Unas declaraciones polémicas que provocaron que la Asociación por la Tolerancia exigiera a la Real Academia desmarcarse de las palabras de su director.

En su momento, Blecua defendió la inmersión a costa de “topar con algún derecho individual” y sus argumentos fueron utilizados por los nacionalistas catalanes para no acatar las sentencias del Tribunal Supremo que apuntaban hacia la dirección contraria: habilitar un 25% de clases en lengua castellana. Un porcentaje moderado donde el mismo Tribunal reconocía que la lengua débil -el catalán- seguía estando protegida. Los nacionalistas, sin embargo, consideraron la sentencia un ataque más contra la lengua.

La lengua como identidad

Los argumentos que utilizó Blecua para defender la inmersión se relacionaban con el sentimiento y la identidad. Blecua declaró que “la identidad del hablante con la lengua es lo más propio que le une con el mundo, y eso no se lo puedes quitar a nadie”.

“Todos los hispanohablantes estamos enamorados de nuestra lengua, y tenemos que entender que un catalán, un gallego o un vasco también lo estén de la suya. Esas lenguas permiten rezar, enamorarse y escribir”.

Unos argumentos que no por muy extendidos y repetidos se han demostrado ciertos. El científico Steven Pinker o el lingüista Noam Chomsky explican que la lengua es un instrumento para comunicar ideas -ideas intercambiables en cualquier idioma- con la gramatica como único constitutivo biológico, pero totalmente independiente del idioma hablado.

Estas nuevas teorías rechazarían la idea romántica de "sentir" o "pensar" únicamente en la lengua materna y de la imposibilidad de traducir, explicar y entender un concepto en otras lenguas.  

Los promotores evitan la inmersión para sus hijos

Como recuerdan desde la Asociación por la Tolerancia, muchos de los políticos o personalidades destacadas de la sociedad catalana que defienden la inmersión lingüística no llevan a sus hijos en colegios donde se aplica dicha inmersión.

Empezando por el ex presidente de la Generalidad José Montilla, el actual presidente Artur Mas o el ex entrenador del F.C. Barcelona Pep Guardiola preferían escolarizar a sus hijos en Cataluña en centros privados con el objeto de que fueran académicamente competentes en lenguas importantes a nivel mundial.

Comentar
m.a. 25/08/2015 - 11:20h
"José Montilla, el actual presidente Artur Mas o el ex entrenador del F.C. Barcelona Pep Guardiola preferían escolarizar a sus hijos en Cataluña en centros privados con el objeto de que fueran académicamente competentes en lenguas importantes a nivel mundial"... No nos equivoquemos, se trata de buenos padres que quieren lo mejor para sus hijos, que sean cultos, competitivos, con capacidad de liderazgo... ¡Bravo por ellos! Otra cosa es la borregada, esa con el catalán, el Barça y los calçots ya tienen más que de sobras, que a mayor ignorancia mayor facilidad de manipulación, lo que va de perlas a nuestras espabiladas "élites".
Olegario 25/08/2015 - 11:20h
Queda en el debe de Blecua explicar las verdaderas razones para su posicionamiento, pero decir que la inmersión es buena, aunque pueda "topar con algún derecho individual", cuando ese "algún" abarca a más del 53 % de catalanes, no se puede interpretar ni por desconocimiento de la población ni por ignorar las consecuencias de la formación de las personas. Blecua no es un famoso del deporte o del espectáculo y tiene obligación ética de responder con autoridad ante una sociedad que le encumbra por ese motivo. Una charla con Inger Enkvist seguro que le resultaría útil.
¿Quiere hacer un comentario?