Menú Buscar

Crónica, un medio digital sin ataduras

Xavier Salvador
7 min

CRÓNICA GLOBAL nació en 2013. Su génesis fue la suma de dos proyectos editoriales con origen en Cataluña que deseaban adquirir dimensión en un momento apasionante para la política y la economía. CRÓNICA GLOBAL constituyó entonces una síntesis de dos cabeceras que habían obtenido un eco apreciable en el incipiente mundo de los medios de comunicación de naturaleza digital: El Debat y La Voz de Barcelona.

Aquel espíritu fundacional sigue vivo, más intenso que nunca. Hoy la situación económica que contextualizaba el nacimiento del medio tiende a mejorar, aunque con una lentitud y unos efectos sociales todavía por desgracia exasperantes. En lo político nada es igual que hace dos años. Al contrario, entonces se intuía un embrollo mayúsculo en el horizonte. Hoy estamos directamente sumidos en él.

Aquel espíritu fundacional de CRÓNICA GLOBAL sigue vivo, más intenso que nunca

Ni la política, ni la sociedad, ni la economía española están donde solían. Con algo de retraso simbólico ha comenzado de verdad el siglo XXI en España. En Cataluña la situación de debate nacionalista ha permeabilizado la discusión hacia amplias capas de la población a la vista de su intensidad, efectos y derivadas.

Más allá de suposiciones sobre eventuales mayorías en uno u otro sentido, algunas consecuencias son obvias: el proceso soberanista ha disparado la radicalidad de la sociedad. El detonante fue el órdago político que desde el propio Gobierno de la Generalitat se lanzó contra un Estado menos sensible a las reivindicaciones periféricas desde que lo gobierna el Partido Popular sin necesidad de apoyos parlamentarios. Que fuera una estrategia política defensiva (o lo contrario), lo cierto es que la Cataluña antaño ordenada, templada, posibilista y pragmática ha dado paso a un cierto esperpento territorial auspiciado desde el poder político y observado con distancia crítica y pasividad por el económico.

CRÓNICA GLOBAL inicia una nueva etapa en ese alambicado contexto. Como decía José Ortega y Gasset, “en cada paso que damos en la vida pisamos cien senderos distintos”. Y somos conscientes de lo complejo y poliédrico de nuestros propósitos.

La pretensión de este medio es dar un salto adelante para presentar a todo el público de habla hispana un relato de lo que sucede en España. Será con la visión global que requieren los tiempos, pero con el punto de análisis anclado en la Barcelona cosmopolita, transversal y moderna que todavía persiste pese a denodados intentos de jibarizar su riqueza cultural y su capacidad innovadora y creativa en lo social. Aspiramos a ampliar la voz de esa ciudadanía crítica, inconformista e informada que anhela el debate y el diálogo por encima de confrontaciones, victimismos e intransigencias. Ser artilleros de la libertad. Decía Arthur Miller que un buen medio “es una nación hablándose a sí misma” y nos gustaría recoger ese espíritu. Y, además, sin apelar al dinero público en forma de subvenciones o dádivas manipuladoras e interesadas.

Pelearemos nuestro sueño en el mercado con vocación de independencia. Somos legión quienes consideramos que el capitalismo debe ser refundado para evitar los descosidos lacerantes que produce pero, como la democracia occidental, es el único sistema que nos permite funcionar de manera ordenada en los países desarrollados.

Queremos encontrarnos en la zona templada y racional de la sociedad, donde habitan la mayoría de las tendencias, corrientes

Queremos encontrarnos en la zona templada y racional de la sociedad, donde habitan la mayoría de las tendencias, corrientes y desde donde aprenden a volar las propuestas democráticas que miran hacia el futuro.

La radicalidad permite, en ocasiones, propiciar avances o dar saltos adelante temporales, pero es una línea de organización en la que resulta imposible e inconfortable sobrevivir de forma constante. La irracionalidad nos produce disgusto: la política en sentido amplio no puede ser pasto sólo del sentimiento. La razón siempre debe transitar por delante de la pasión.

Esta nueva fase que les hemos anunciado esta misma semana persigue aumentar el espacio comunicacional de encuentro con los lectores, los de siempre y los nuevos. Con respeto a la economía de mercado, con rostro social, sin complejos ante los nacionalismos de uno y otro signo que tanto daño han inflingido en los últimos siglos, con respecto por la verdad, trabajando por un compromiso de rigurosidad informativa y de pluralidad analítica se presenta la renovación de CRÓNICA GLOBAL.

Deseamos convertirnos en el medio de comunicación español nativo digital más enfocado a los nuevos tiempos de comunicaciones en movilidad. Llegaremos ante nuestros lectores de internet por vías clásicas o por medio de su teléfono móvil o tableta. Queremos contribuir a que estén bien informados; pretendemos que conozcan qué se piensa en diferentes ámbitos y cómo discurre la vida en otros lugares y culturas con amplitud de perspectivas; acompañarles en su desarrollo personal e intelectual.

Nos presentamos ante ustedes con humildad, pero con valentía y sin atavismos. Con la iniciativa de un grupo humano joven y entusiasta, una parte del cual ha demostrado sus capacidades de forma reciente en otros proyectos periodísticos de éxito. Hablamos de evolución, pero atrincherados en el periodismo clásico como necesidad social, como elemento equilibrador del abuso de los poderes.

Vibramos con las noticias, con aquello que es inédito y desconocido. Es nuestro espíritu en este momento: alejarnos de una cierta mediocridad comunicativa del país auspiciada por un exceso de intereses anclados y representativos del status quo dominante. Viviremos pegados al periodismo, con la digna pretensión de influir, pero jamás de manipular o adoctrinar. Periodismo sin ataduras ni corsés, un ejercicio profesional difícil, pero propio de los nuevos tiempos.

Nuestro mayor éxito será serles de utilidad.

Artículos anteriores
¿Quién es... Xavier Salvador?
Xavier Salvador

Pese a nacer en Barcelona en un ya lejano 1965, he acabado siendo un tipo de pueblo. Hoy dirijo CRÓNICA GLOBAL después de haber dado bandazos periodísticos por ahí durante años (El Observador, Diari de Barcelona, El Periódico, Economía Digital...). He escrito dos libros. El más leído, Pujol KO, junto a varios autores. Del otro (El yugo milenario) es del que me siento más orgulloso, pero fue un divertimento intelectual de otro tiempo y otro lugar. Me gustan las personas auténticas, trabajar en equipo, la familia y el buen vino. Bonhomía en estado puro, vamos.

Comentar
JuanPerez 12/11/2015 - 08:28h
Ni una paraula sobre el "model" lingüístic de la nova orientació... I em sembla molt important, tot i que ens adrecem a publics de tota Espanya i fins i tot de fora del continent, preservar l'origen bilingüe de la publicació. Sincerament, crec que ha estat una eina molt poderosa per rebaixar els constants atacs d'"espanyolisme" i "fatxenderia" amb què els eixelebrats secessionistes ens han "regalat" dia si i l'endemà també, tot mirant d'arraconar-nos, de privar-nos de la possessió de la nostra comunitat, de convertir-nos en estrangers a casa nostra. El model més recent era el d'afegir la versió catalana quan n'hi havia. El continuarem? Com ho fareu? Gràcies.
quin-melic-mes-bonic-tenim 12/11/2015 - 08:28h
"menos sensible a las reivindicaciones periféricas desde que lo gobierna el Partido Popular". Los nacionalistas, por definición, siempre piden más, y más, y más. De modo que las "reivindicaciones" no suelen ser sensatas. Está bien que no se les haga caso. "nacionalismos de uno y otro signo". Yo solo veo desde hace mucho tiempo un tipo de nacionalismo, el periférico, el que falsea la historia, el que adoctrina en las escuelas, el que prohibe una lengua oficial en las mismas, el que envenena los medios de comunicación, el que crea odio hacia el resto de España. ¿ el otro nacionalismo ? Inexistente. Y está bien. Equidistancia no por favor, para eso ya están todos los otros medios.
baturro 12/11/2015 - 08:28h
Quiero felicitarles por su declaración de intenciones. Parece ponderada y atractiva en tiempos de radicalidad extrema. Incluso quienes estamos hartos de denunciar el totalitarismo de baja intensidad que se ha vivido en Cataluña durante años somos conscientes de que la solución al problema creado llegará desde las posiciones racionales y centradas de la sociedad, que es donde se sitúa siempre la mayoría de los países normalizados. Me alegra mucho conocer sus propósitos periodísticos y le auguro muchos éxitos. Mucha suerte y puede contar con un lector leal.
RS 12/11/2015 - 08:28h
Esto confirma - por si todavía fuese necesario - la politización extrema de este diario nada objetivo, que presenta las cosas de la manera más positiva posible para el españolismo (llegando a decir que C's crece cuando baja, entre mil ejemplos), más negativa posible para el catalanismo, escogiendo y escondiendo varias noticias según sus intereses. Un periódico al servicio de C's y la SCC - que nunca ha criticado - y más generalmente del españolismo en su cruzada contra el catalanismo. Yo lo sigo leyendo, entre otros diarios, porque me gusta conocer las diversas opiniones más allá de la mía, pero debo decir que en el caso de CG, el subjetivismo del diario llega a niveles tragicómicos que sólo se explican por querer tranquilizar a sus feligreses en la situación actual.
Ruetrousseau 12/11/2015 - 08:28h
Es fascinante ver como sectários patentados nacionalistas, se permiten dar lecciones de objetividad. Creo que para estos objetividad solo tiene el sentido que tenía para Perón, objetividad es tener un objetivo .... la indepéncia, los medios, poco importan. Por favor, periodistas de Crónica Global, no se dejen intimidar por demagogos profesionales de la intoxicación. Que empiecen por defender el derecho de la mayoria de los ciudadanos de Cataluña a educar a sus hijos en su lengua manterna en las escuelas y después ya hablaremos.
¿Quiere hacer un comentario?