Menú Buscar

Comienza el curso político y Homs es el repetidor

Las aventuras de Júnior en México como "asesor en gestión de residuos", el "oficio" de Tony Soprano. Lo cuenta El País. La prensa del movimiento, Ara y Avui, a tope con la consulta. Es tiempo de hongos.

27.08.2014 11:08 h.
17 min

Ahora, mayormente, es tiempo de "camagrocs", de "ceps" (los boletus) y de "rovellons", que surgen con adelanto bautizados todos los hongos por los benéficos efectos de la lluvia en los bosques. En el Penedés se ha adelantado la vendimia y, como siempre, habrá menos uva pero de más calidad. Se conoce que la tercera ley de la termodinámica es la de que cantidad y calidad son incompatibles. El vino de mesa será más caro. También es tiempo de volver, escribe Pedro Simón en El Mundo:


"Mucho peor que regresar para volver a trabajar es hacerlo para estar mano sobre mano. La paliza de no tener empleo, la comezón a jornada completa, madrugar sin despertadores, esta libranza de todo y de nada, hacer albaranes de ti mismo.

Porque nadie te espera el primero de septiembre, apenas tú y tu oficina de insomnios; porque un viernes puede llegar a ser tan terrible como la tarde de un domingo; porque se te va a hacer largo otro año, éste, si en el mundo no existe nadie que al final, al menos una vez, te diga que sí. Que sí que vales, que sí les gustas, que el elegido eres tú".

 

Café amargo, espeso y sin azúcar, como el turco, para empezar el día. Una ventaja de trabajar en prensa es tener trabajo y otra no menos interesante es que se ha pensar mucho menos que el rutero que distribuye los paquetes de diarios por los quioscos. Ayer al mediodía, que en esto es como hablar del pleistoceno, Francesc Homs, el consejero de Presidencia y portavoz de Artur Mas, se puso farruco, facundo y estupendo, en su línea, y tras despreciar a la cancillera Merkel dijo eso de que ya no caben especulaciones, que "es tiempo de decisiones" y adoptó el guión expuesto por Oriol Junqueras a primera hora de la mañana en TV3 como si fuera la consigna del día. Es decir, habrá ley de consultas, convocatoria de referéndum y la "idea" es celebrarlo. En El Punt Avui la portada es exacta, de piloto automático, en plan aquí no se paga por pensar. Así que el titular es "Tiempo de decisiones". Tú, fuera problemas, "no fos cas".

En el Ara blasonan de creatividad, de ser la vanguardia periodística del siglo XXI, la flor y nata del periodismo catalán de las últimas dos décadas. "Periodismo catalán", ese que es más fino que el de la caverna y ha crecido a la sombra del poder a base de ver, oír y cobrar. En el Ara, decíamos, aportan un punto imaginativo, una visión alternativa, una cosmovisión, en realidad, una idealización panorámica del catalanismo: "Mas y Junqueras cierran filas por el 9N". ¡¿Cómo?! Es lo que pasa por "pensar", que todo el mundo, pero todo el mundo, no sólo El Mundo, cuenta exactamente lo contrario. Por ejemplo, en El País titulan: "Esquerra amenaza con romper con Mas si no hay consulta". Y en La Vanguardia: "Arrecia la presión de ERC sobre CiU para colocar las urnas el 9-N". Después están los que aportan otra perspectiva. Por ejemplo, en El Mundo, y sobre una crónica de Salvador Sostres, titulan en portada: "Mas mantiene viva la consulta aunque asume que no se hará". El detalle está en que el "president" firmará la convocatoria el lunes 19 de septiembre, un día después del referéndum escocés, de modo que tendrá que acelerarse el calendario del "Parlament".

En La Razón van todavía un paso más allá y apuntan, también en primera página, que "Mas y Junqueras negocian un adelanto electoral". Está basado en un texto de Rubén González que advierte que "de cara al respetable, tanto ERC como CiU escenifican un compromiso firme con la consulta". De cara al respetable, al Ara y a El Punt Avui, pero la verdad es otra y está ahí fuera...

En La Vanguardia la crónica está elaborada a cuatro manos, entre Isabel Garcia Pagan e Iñaki Ellakuría, que escriben:

 

"El Gobierno de la Generalidad arrancó ayer el nuevo curso político catalán como terminó el anterior: reafirmando su 'inequívoco compromiso' con la celebración de la consulta, pero asumiendo que ha llegado el momento de pasar 'de las especulaciones a las decisiones', según las palabras empleadas por el portavoz del Gobierno [autonómico], Francesc Homs. No obstante, el silencio autoimpuesto tanto en el Ejecutivo [autonómico] catalán como en ERC por la inconcreción de sus acuerdos sobre los posibles escenarios en el caso que el Tribunal Constitucional vete la consulta supone un elemento de incerteza y de presión. Escenarios a los que sucumben declaraciones de uno y otro lado.

Ayer fue el turno del presidente de ERC, Oriol Junqueras, quien cerró la puerta a cualquier acuerdo de alcance con la federación nacionalista si esta no cumple con su compromiso de celebrar la consulta. '¿Cómo podríamos llegar a nuevos acuerdos con alguien que no cumple los que ya existen?', se preguntaba Junqueras en TV3. El líder republicano aparcaba así posibles participaciones en el Gobierno [autonómico], pactos presupuestarios o candidaturas conjuntas en unas hipotéticas elecciones de carácter plebiscitario. 'Los nuevos acuerdos se fundamentan sobre el cumplimiento de los que ya existen', apostilló. Junqueras mantiene en su discurso el convencimiento de que Artur Mas cumplirá con su palabra y convocará la consulta y, aunque también evitó especular sobre futuros escenarios, no renunció a ejercer el papel que se ha otorgado ERC en el trayecto hacia el 9 de noviembre y que pasa por mantener la presión sobre el Gobierno [autonómico]".

 

En el Abc lo explica Àlex Gubern con una parábola científica:

 

"La política catalana discurre en dos planos paralelos. En uno, el oficial, los partidos soberanistas persisten en la fábula de la consulta del 9 de noviembre. Es el discurso del 'no hay plan B'. En el otro plano, mucho más ajustado a la realidad, todas las formaciones se preparan ya para unas elecciones anticipadas que el presidente [autonómico] Artur Mas presentará como un sustituto de una consulta que ya ha asumido de puertas adentro que no va a poder hacer. Y es en este contexto en el que ERC ya ha anticipado que si no hay consulta no hay acuerdo con CiU. Oriol Junqueras dejará caer a Mas.

El presidente catalán ha transmitido en numerosas ocasiones, también directamente a Junqueras (ERC) en una reunión el pasado 7 de agosto, que no desobedecerá el veto del Tribunal Constitucional (TC), algo que no impide que desde la misma Generalidad se siga alimentando el espejismo del 9N. Ayer mismo, y tras la primera reunión del Ejecutivo [autonómico] catalán, el portavoz Francesc Homs volvió a emplear grandes palabras: 'Se acabó el tiempo de las especulaciones, llega el de las decisiones'.

Las 'grandes decisiones' son la aprobación de la Ley de Consultas — el 19 de septiembre— y la firma del decreto de convocatoria del referéndum —a lo largo de la semana siguiente—, una agenda previsible que se vocea sin aclarar a la ciudadanía la decisión realmente importante: qué se hará cuando el TC diga no al 9N, y, más allá, qué pasará a partir del día 10. El discurso oficial es que no se especula con eso –'el único plan es votar', se insiste–, sin que ello impida que los líderes políticos preparen ya de manera discreta el escenario post consulta".

 

En cuanto a las peripecias de Jordi Pujol i Soley, en "La Mirilla" de La Vanguardia se comenta que ya prepara el desalojo del despacho de ex presidente de la Generalidad, nada más que 441 metros cuadrados en el paseo de Gracia y con la ventaja de que estaba a un paso de la "Fundación Jordi Pujol". Se le mantiene la escolta y se recolocarán los funcionarios. A no mucho tardar puede que ese despacho sea el de Artur Mas. De hecho, es seguro. Ese despacho, si no lo ocupa antes Montilla, está destinado a Mas, a no ser que dejen de pagar el alquiler que, según el texto del diario de Godó, asciende a la cifra de 140.000 euros al año. Más barato que en Andorra, oiga.

Por despachar el rollo político: Cristóbal Montoro comparecerá el 2 de septiembre en el Congreso de los Diputados para hablar, entre otras cosas, del expediente de los Pujol-Ferrusola. CiU ya le ha advertido de que no puede dar datos confidenciales de las finanzas de la familia, a lo que Montoro ha puesto su habitual cara de Vlad el inspector empalador. Si se riera con la boca abierta dejaría al descubierto sus afilados colmillos, su sed de IVA.

Atención a la pieza de Juan Diego Quesada en El País sobre el "asesoramiento" de Jordi Pujol i Ferrusola en México. Es como para rodar una película, Scorsese, por supuesto:

 

"Las montañas de basura acumuladas en las calles de Puerto Vallarta, una coqueta ciudad mexicana a orillas del Pacífico, revelaban la difícil situación de gobernabilidad que vivía el municipio. Los turistas se cruzaban con perros callejeros y ratas que vivían sus días más gozosos. Era enero de 2013 y el conflicto entre el Ayuntamiento y la empresa ganadora de un concurso para gestionar los residuos se encontraba en su punto más elevado. Por esas fechas, aterrizó en la ciudad un hombre que se veía capaz de acabar con esta caótica situación. Se presentó en la alcaldía con un power point y unos folletos. Ese hombre se llamaba Jordi Pujol Ferrusola, según dos concejales y un empleado municipal.

El primogénito del ex presidente [autonómico] catalán había estado involucrado años atrás en el lucrativo negocio de la basura. 'Dijo que podía solucionar el problema de la recolección y el tratamiento de residuos. Presentó un currículum interesante en ese sentido; daba la sensación de que tenía mucha experiencia', cuenta un político que se reunió con Pujol Ferrusola durante esos días. Acompañado por dos hombres, explicó a un grupo de concejales durante una hora la manera en la que su empresa podía gestionar con eficiencia la recolección de desperdicios, un servicio municipal que se había convertido en un quebradero de cabeza para los responsables de la ciudad.

Júnior (1958), como le conocen sus más íntimos, podía acreditar un amplio bagaje en esta área. Un informe de la policía española entregado al juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, documenta las ganancias que obtuvo por asesorar a empresas en materia medioambiental. En octubre de 2002, la consejería de Medio Ambiente de la Generalidad autorizó a una compañía la instalación de una planta de residuos en Tivissa, en la provincia de Tarragona. En esa empresa había entrado previamente Active Traslation, una de las supuestas firmas de Pujol Ferrusola. Los investigadores creen que su participación en la sociedad era ficticia, y que solo se debía a sus influencias para obtener la licencia. Se calcula que pudo cobrar unos dos millones de euros por esta operación".

 

Y algo que puede resultar interesante a medio plazo pero que lleva camino de encallar a las primeras de cambio: un acuerdo entre UPyD y Ciutadans. Volviendo al Abc, bajo firma de J. Fernández-Miranda:

 

"La presidenta de Unión Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, se vio ayer arrastrada a entrar en un debate que no le gusta, pero que pese a su desinterés ha ido cogiendo más y más fuerza en la última semana: la unión de su partido y Ciudadanos de cara a las elecciones municipales, autonómicas y generales. Desde que esta idea fuera propuesta públicamente la semana pasada por uno de los eurodiputados de la formación, Francisco Sosa Wagner, el asunto ha ido creciendo día tras día, tanto entre las bases de los dos partidos políticos como en ambos órganos de dirección y, especialmente, en los medios de comunicación. Por eso, ayer Díez anunció en el Congreso la convocatoria de un Consejo Político extraordinario el próximo 6 de septiembre".

 

En Ciutadans se declaran "esperanzados" y "expectantes", según Matías Alonso, secretario general de la formación. La cosa está en saber quién haría de Convergència y quién de Unió, aunque la fusión, federación, acuerdo, pacto o lo que sea, a tenor de las pistas dadas por Rosa Díez e Irene Lozano, tiene los mismos visos de llevarse a cabo que la consulta del 9-N. A saber...

Se nos echa el tiempo encima y hay que elegir. Trias ha vuelto. Trias, Xavier Trias, el alcalde de Barcelona. Y se ha reunido de urgencia con los vecinos de La Barceloneta. Eso son reflejos. Una semana después de que comenzaran las protestas en el barrio. Ada Colau gana enteros en las encuestas para evitar una victoria de ERC. Si prospera la ley Rajoy sobre la designación automática del candidato más votado, un frente ERC-CiU no podría con la lista más votada, que según los sondeos del propio ayuntamiento, bien podría ser Ada Colau, que aglutina el voto protesta, tanto de la Diagonal para abajo como entre las clases acomodadas. En el Ensanche, Colau arrasa. Y lo mejor, nadie la ha visto montada jamás sobre una bicicleta.

Y para acabar, el estado del periodismo:

 

"'El programa de Ana Rosa', líder de las mañanas, comenzará la temporada el próximo 1 de septiembre con una emisión especial en directo desde Palestina. Este programa, que estará presentado por Ana Rosa Quintana, mostrará el lado más humano y social del conflicto en Gaza, ahondando en la labor de los efectivos de UNRWA, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo, y visitando campos de refugiados, colegios y clínicas para conocer cuáles son sus principales dificultades y cómo se desarrolla su día a día".

 

Es lo que hay. En la fotografía del Abc, porque esta "noticia" sale en el decano madrileño, Ana Rosa posa magnífica, como en las fotos de su revista.

27 de agosto, Santa Mónica.

Posdata: Nos recomienda Javier Garriga este vídeo sobre el comienzo del curso, pero no el político, sino el del 76. 

Pasarán un cuarto de hora de cine.

¿Quiere hacer un comentario?