Menú Buscar

CiU incluirá en los presupuestos de 2014 una partida para cubrir los gastos de un referendo secesionista

La vicepresidenta de la Generalidad anuncia que comprarán las "cabinas y urnas" necesarias por si el Gobierno no cede ese material en caso de convocar una consulta ilegal.

03.09.2013 21:17 h.
5 min
La vicepresidenta de la Generalidad, Joana Ortega
Redacción
Los presupuestos de la Generalidad para 2014 incluirán una partida destinada a comprar todo el material necesario para celebrar un referendo secesionista, según ha anunciado este viernes la vicepresidenta autonómica, Joana Ortega (UDC).

En una entrevista en Catalunya Ràdio, Ortega ha avanzado que "se ha de crear una partida" en las cuentas autonómicas del año próximo "para prever cuál es el material que podremos necesitar a la hora de hacer una consulta", lo que incluiría "cabinas y urnas", entre otras cosas. "Material que hasta ahora nos dejaba el Estado y que, seguramente, necesitaremos para hacer esta consulta" independentista, ha explicado.

La vicepresidenta de la Generalidad ha asegurado que ya está trabajando junto a la "unidad de procesos electorales" para tratar esta cuestión, aunque el Ejecutivo autonómico todavía no tiene ninguna hipótesis sobre la fecha de una convocatoria.

"La fecha ya vendrá, pero hemos de estar preparados"

"Como gobierno, [un referendo independentista] lo tenemos que prever, por tanto, yo sí que pediré una partida para el departamento [de la Vicepresidencia autonómica] para cubrir estos gastos que se puedan generar porque, oiga, hemos de actuar paso a paso, sin prisas, pero hemos de tener las cosas preparadas y, sobre todo, hacerlas bien", ha indicado Ortega.

La dirigente de UDC, que no ha querido valorar qué cantidad está barajando, ha justificado este gasto a pesar de los recortes aplicados. "Esta es una partida que crecerá porque hasta ahora no estaba, pero lo importante es que todas aquellas partidas para el bienestar de las personas y los servicios sociales se mantengan y no mengüen, aunque toda la fuerza la ponemos en el necesario incremento de los ingresos", ha añadido.

La próxima semana, Ortega mantendrá una reunión con los responsables electorales del Gobierno autonómico para "ver lo que tenemos o no". De hecho, la propia vicepresidenta autonómica ha recordado que "la Generalidad ya ha cedido alguna vez urnas a ayuntamientos para hacer consultas, por tanto, algún material hay". Lo que falte se comprará mediante las correspondientes adjudicaciones.

Sin embargo, la inclusión de esta partida en los presupuestos no es una garantía de que se pueda celebrar un referendo independentista. "El compromiso del Gobierno [autonómico] es que la consulta se hará en 2014, por tanto, yo he de trabajar para que todo salga bien, y hemos de prever los escenarios y el material que necesitaremos. La fecha ya vendrá, pero hemos de estar preparados", ha insistido.

25 millones de euros y 9.331 urnas

En las pasadas elecciones autonómicas se utilizaron 9.331 urnas, que en su mayoría son propiedad de la Administración General del Estado, puesto que la Generalidad solo tiene unas 300 unidades.

Por otra parte, el coste de esa cita electoral se situó alrededor de los 25 millones de euros, incluyendo el sistema informático, las dietas, la seguridad, las subvenciones a los partidos y los envíos publicitarios.

De hecho, el informe del Consejo Asesor para la Transición Nacional presentado a finales de julio alertó sobre un probable "boicot que podría realizarse mediante la negativa de Correos a prestar sus servicios" y "una previsible falta de colaboración por parte de algunos ayuntamientos catalanes".

Pide una "alta participación" para conseguir un resultado "incuestionable"

En relación a la polémica sobre la participación en un hipotético referendo secesionista, Ortega se ha mostrado convencida de que esta será "altísima". "Yo no me conformo con un aprobado. Quiero un sobresaliente, por tanto, quiero un ejercicio de participación tan alto que demuestre al mundo que realmente queremos decidir", ha añadido.

La dirigente nacionalista, que en junio pasado apuntó a un 68% de participación como el mínimo "deseable", ha insistido en esa línea. "En alguna ocasión he fijado en la misma participación que tuvieron las últimas elecciones [autonómicas] catalanas, un umbral de participación importante, porque creo que será la decisión más importante que tomará Cataluña. No hay una regla que diga que ha de haber un mínimo de participación establecida, pero hay que ser ambiciosos. La más alta participación hará que el resultado sea incuestionable, y creo que eso es importantísimo", ha subrayado.

Comentar
Joan 08/09/2013 - 20:24h
Muy interesante
¿Quiere hacer un comentario?