Menú Buscar

CDC, ERC, la ANC, Òmnium y la AMI retrasan hasta 2017 proclamar la República catalana

Nueva "hoja de ruta secesionista". Menos ambigua y más explícitamente independentista que el principio de acuerdo de hace dos semanas. Pero con menos firmantes, y aplazando la hipotética secesión hasta después de un periodo transitorio de hasta 18 meses. Y aún no definitiva, puesto que se trata de otro "preacuerdo".

30.03.2015 20:08 h.
6 min
Fragmento del preacuerdo de "hoja de ruta" firmado por CDC-RCat, ERC, la ANC, Òmnium y la AMI
Redacción

CDC -junto con su satélite Reagrupament-, ERC, la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural y la Associació de Municipis per la Independència han firmado este lunes un "preacuerdo" para una "hoja de ruta unitaria" sobre su proyecto secesionista, a seguir desde ahora hasta las elecciones autonómicas anunciadas para septiembre -a las que pretenden dar un carácter de plebiscito sobre la independencia- y más allá.

Una "hoja de ruta" con menos firmantes que el acuerdo de mínimos presentado hace apenas quince días. Y que, si bien es menos ambiguo -ahora ya habla explícitamente de "elecciones plebiscitarias", y aparece la palabra "independencia"-, rebaja en mucho la velocidad del proyecto secesionista, aplazando la hipotética declaración de independencia, al menos, hasta 2017.

Los partidos "han de dejar claro" que el 27S es "plebiscitario"

El texto, de cuatro breves puntos, desarrolla el acuerdo de mínimos de hace dos semanas. El primer punto, centrado en el 27S, declara que las elecciones "tendrán carácter plebiscitario", y que "servirán como instrumento legal para conocer la voluntad del pueblo catalán sobre su futuro, sustituyendo al referéndum que se impidió celebrar".

La declaración añade que los partidos secesionistas "han de dejar claro" que votarles el 27S "supone un pronunciamiento favorable a la independencia de Cataluña". La nueva "hoja de ruta" se vuelve así explícitamente independentista, a diferencia del "principio de acuerdo" de hace dos semanas, que omitía sonoramente los teŕminos independencia y plebiscitarias. El matiz: el texto de hoy lo firman solo partidos y entidades independentistas -incluyendo aquí a CDC-, mientras que el de hace dos semanas incluía a EUiA, que ahora -tras la tormenta interna desatada por su participación-, se ha desentendido.

Elaborar una Constitución catalana

El segundo punto, sobre el desarrollo del "proceso", habla de elaborar un "proyecto" de "texto constitucional" -otro más, que se sumaría a los que ya hay-, con "participación directa de los ciudadanos", que deberá ser ratificado en un referéndum posterior. La nueva "hoja de ruta" desarrolla así en parte las ambiguas palabras de hace dos semanas sobre "dar inicio al proceso constituyente".

No obstante, tampoco ahora se dice claramente -aunque parece tácitamente expresado, y con algo menos de ambigüedad- si se trataría de redactar una Constitución para el hipotético nuevo Estado.

"Declaración soberanista" y desarrollo de "estructuras de Estado"

Este mismo punto establece que habría que "crear y poner en funcionamiento" una serie de "nuevas estructuras de Estado". Como ya hacía el acuerdo de mínimos de hace dos semanas. Solo que esta vez sí se detalla cuales serían estas "estructuras de Estado", entre las que se cita la "Hacienda propia", la "seguridad social", la "acción exterior" o una enigmática "transitoriedad legal".

A continuación, el texto fija una "declaración soberanista inicial" tras el 27S, "recogiendo el mandato de las elecciones" -si estas reflejan una mayoría para las fuerzas secesionistas-, que representaría el "anuncio e inicio del proceso hacia la proclamación del nuevo Estado o República catalana". No se habla en ningún caso de proclamación de independencia en ese momento. Y es que ese hipotético paso vendría mucho después.

"Referéndum vinculante" y proclamación de la independencia en 2017

Así, el documento fija un "proceso de transición nacional" hacia esta proclamación que se iniciaría el 27S y debería "culminar" en un "periodo máximo de 18 meses". Esta es, de hecho, la principal novedad de la nueva "hoja de ruta", que prácticamente aplaza la hipotética independencia hasta 2017.

Tras este periodo, y como se detalla en el cuarto punto del documento, se celebraría un "referéndum vinculante". Un referéndum que, según se deduce, no preguntaría directamente sobre la secesión -el 27S "sustituye" al referéndum independentista, según los firmantes-, sino sobre el "texto constitucional". El acuerdo de hoy añade que un "resultado positivo" en este referéndum permitiría la "proclamación de la independencia", tras lo cual se celebrarían nuevas elecciones "ya en el nuevo marco constitucional", y se procedería a "negociar las nuevas formas de relación con el Estado español y la Unión Europea".

"Negociaciones" con el Estado español y con las "instancias internacionales"

El tercero de los puntos, ausente del principio de acuerdo de hace dos semanas, se refiere al periodo transitorio de 18 meses, en el cual se iniciarían "negociaciones con el Estado español" sobre el "reparto de activos y pasivos" y las "relaciones entre los nuevos Estados", así como con las "instancias internacionales", para el "reconocimiento y admisión del nuevo Estado".

Este punto también insta a "mantener una actitud expectante" respecto a la posibilidad de que el Gobierno acepte celebrar un "referéndum vinculante sobre la independencia de Cataluña".

Los firmantes

Firman la nueva "hoja de ruta" los número dos de CDC, Josep Rull; Reagrupament, Rut Carandell, y ERC, Marta Rovira; los miembros de la dirección de la AMI Josep Maria Roigé y Josep Andreu, y las líderes de la ANC, Carme Forcadell, y Òmnium, Muriel Casals. 

Es baja en este documento, respecto al acuerdo de mínimos de hace 15 días, EUiA. Como entonces, tampoco han participado otras fuerzas independentistas como la CUP, soberanistas como ICV, UDC, Podemos y el PSC, ni partidos constitucionalistas como el PP y C's.

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:16h
1) Me n'alegro!, perquè la cosa s'allarga i, doncs, es dilueix. 2) Confio que al 2017 ja hagi pres forma la idea i el projecte d'Espanya federal. 3) Estic molt content que, finalment, EUiA se n'hagi desmarcat. 4) Sobretot (sobretot): la Seguretat Social NO ME LA TOQUEU. Una "sola" caixa, per a tots, i a Espanya.
Olegario 25/08/2015 - 11:16h
Lo que tiene el (Ar) turismo de la bicicleta, en cuanto dejas de pedalear, te vas al suelo. La conclusión es que acabas sin que te consideren en serio, ni siquiera los propios interesados.
Moret13 25/08/2015 - 11:16h
1) La nueva "hoja de ruta" está tan mal hecha que no me extraña que la hayan firmado segundas espadas y primeras espadas de segundos contendientes. Como Hoja de Ruta técnica, no la habría firmado ni el más modesto maestro de taller. Como instrumento pretendidamente jurídico, es difícil hallar algo tan desprovisto de fundamento como este panfleto. El "pronunciamiento" sobre la independencia tiene el mismo valor que si se hubiera acordado incluir una encuesta, al respecto, en la papeleta de votación del 27S. Los dos párrafos en el apartado A, sobre "estado social" y "regeneración democrática" no son más que frases para tapar las vergüenzas de quienes dedicarán los recursos públicos y su trabajo político a sus sueños independentistas en vez dedicarlos al estado social y a la regeneración democrática, que tanta falte les hace.
Moret13 25/08/2015 - 11:16h
y 2) Mientras tanto, en algún momento harán una "declaración soberanista inicial" (!!??) para, más adelante y sin paraguas legal conocido, convocar un referéndum vinculante sobre una constitución cocinada por unos cuantos "mandados", reunidos en una Convención Constitucional controlada al milímetro, referéndum que previsiblemente será prohibido como lo fue el anterior. Ante semejante cúmulo de ilegalidades y de malversación de caudales públicos, la gran pregunta es cuándo se decidirá a intervenir, Constitución en la mano, el gobierno central.
Mateos 25/08/2015 - 11:16h
Tengo un problema con mi disco duro: He guardado tantos pdf´s con las hojas de ruta para la independencia que me he quedado sin espacio. Voy a tener que formatear. Estaré unos días out.
EduardoPinzolas 25/08/2015 - 11:16h
Sin entrar al detalle en la hoja de ruta (como bien hace Moret), la llave de todo el tinglado, la puerta de entrada, es el 27S, unas autonómicas que ellos, pero sólo ellos, consideran plebiscitarias. Nadie más, en efecto, puede considerarlas tales por cuanto, por el propio sistema electoral, no todos los votos valen lo mismo y el resultado de obtener una mayoría en escaños no tiene necesariamente que coincidir con una victoria en votos, amén de que obviamente no existe la figura jurídica de las “elecciones plebiscitarias”. Si no hay absoluto consenso en darles una interpretación plebiscitaria, no serán jamás plebiscitarias y, en consecuencia, la victoria de “la independencia” carecerá de la menor legitimidad. En cualquier caso, para evitar tensiones, lo mejor sería, por supuesto, que las candidaturas secesionistas no alcanzaran la mayoría absoluta en el Parlament tras el 27S.
EduardoPinzolas 25/08/2015 - 11:16h
(2)Constituye una solemne estupidez política “acotar” previamente el número de “los que van a votarme” o, lo que es lo mismo, expulsar posibles votantes de mi candidatura (“los partidos secesionistas "han de dejar claro" que votarles el 27S "supone un pronunciamiento favorable a la independencia de Cataluña"). En el caso de CDC, para colmo, supone abrirle la puerta a UDC y dar a CIU por muerta.
¿Quiere hacer un comentario?