Menú Buscar

Cataluña registró un déficit fiscal del 0,6% del PIB en 2012

Las balanzas fiscales elaboradas por Hacienda refutan los datos utilizados por la Generalitat para apelar al discurso victimista

21.07.2015 12:38 h.
5 min
Alejandro Tercero

Cataluña registró en el año 2012 un déficit fiscal de 1.220 millones de euros, esto es, un 0,6% del PIB, según el método de la carga-beneficio. Así lo indican las balanzas fiscales publicadas este martes por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, bajo la denominación de Sistema de Cuentas Públicas Territorializadas (SCPT), que miden la diferencia entre los impuestos recaudados por la Administración General del Estado en una Comunidad y el gasto público repercutido en ella.

Esta cifra es muy similar a la registrada en 2011, primer año respecto al que el Ministerio publicó el SCPT. Entonces el saldo fiscal negativo en Cataluña fue de 859 millones de euros, un 0,4% del PIB.

Madrid y Baleares presentan déficits superiores a Cataluña

En el ranking por CCAA, Madrid aparece como la que tiene un saldo fiscal más negativo, con un 6,9% del PIB (13.672 millones de euros), seguida por Baleares, con un 1,6% del PIB (412 millones). A continuación se situaría Cataluña.

El resto de CCAA tienen saldos fiscales positivos, destacando los casos de Ceuta y Melilla (858 millones; 29,1% del PIB), Extremadura (3.565 millones; 20,9% del PIB), Canarias (5.222 millones; 12,9% del PIB) y Asturias (2,710 millones; 12,5% del PIB).

Un déficit fiscal neutralizado de 7.439 millones, el 3,75% del PIB

En el caso de neutralización, el déficit fiscal de Cataluña sería algo superior. La neutralización es un ajuste contable consistente en aumentar de forma artificial la cifra realmente recaudada en Cataluña incluyendo una parte del déficit del Estado. En concreto, el mismo porcentaje que corresponde a la recaudación en esta Comunidad respecto al total nacional. Esto es, se realiza el cálculo del saldo fiscal considerando que el déficit del Estado se hubiese financiado mediante impuestos recaudados en Cataluña, y no mediante deuda pública colocada en los mercados, como ocurre en realidad.

Tras la neutralización, el déficit fiscal de Cataluña asciende a 7.439 millones de euros en 2012, es decir, un 3,75% del PIB. Se trata de una cifra algo menor que los 8.455 millones (4,35% del PIB) registrados en 2011.

Según este criterio, la Comunidad de Madrid también es la que tiene un saldo fiscal más negativo, con un 9,57% del PIB (19.015 millones), seguida por Baleares, con un 5,08% del PIB (1.330 millones). En el otro extremo se sitúan Ceuta y Melilla (24,49% del PIB; 721 millones), Extremadura (15,60% del PIB; 2.655 millones) y Canarias (8,58% del PIB; 3,479 millones).

La Generalitat defiende métodos de cálculo que inflan el déficit fiscal

Estos datos no se alejan demasiado de los calculados por la Generalitat para el año anterior. La Consejería de Economía y Conocimiento de la Generalitat reconoció el año pasado que en 2011 el déficit fiscal de Cataluña por el método de la carga-beneficio se situaba en el 2%. Mientras que ascendía hasta el 5,7% una vez se aplicaba la neutralización.

La principal diferencia se produce al cambiar de método de cálculo. La Generalitat apela al método del flujo monetario como el óptimo para calcular los saldos fiscales, puesto que es el que arroja unos resultados más negativos para Cataluña. Este método atribuye como gasto en cada Comunidad aquel que se ha efectuado físicamente en ella, mientras que el método de la carga-beneficio considera como gastos del territorio todos los que generan algún tipo de beneficio a dicha región, independientemente de que se hayan efectuado allí o no.

Así, según el método de flujo monetario defendido por la Genearlitat, Cataluña tuvo un déficit fiscal en 2011 de 7.822 millones, esto es, un 4% del PIB. Una vez neutralizado, esta cifra aumentaba hasta 15.006 millones, un 7,7% del PIB.

Redistribución fiscal normal, excepto en los casos del País Vasco y Navarra

En base al SCPT, el Ministerio concluye que, "como cabría esperar, el saldo fiscal tiende a empeorar según aumenta la renta per cápita, de forma que los territorios más ricos generalmente presentan déficits fiscales mientras que los de menor renta suelen disfrutar de superávits". Existen algunas excepciones que rompen esa regla: "las comunidades forales disfrutan de un superávit fiscal pese a estar entre los territorios más ricos del país, mientras que Valencia sufre un ligero déficit con un PIB per cápita inferior al promedio nacional y Murcia está prácticamente en equilibrio a pesar de su reducido nivel de renta.

En todo caso, Hacienda recuerda que "ningún otro país publica información oficial comparable sobre la distribución territorial de los ingresos y los gastos públicos" como la que vienen presentando desde hace dos años.

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:11h
O sigui: entre 8.000 i 15.000 milions. Que algun economista ho comenti...
Antonio 25/08/2015 - 11:11h
Los números desmienten a la Generalidad, pero más allá de los números, ¿cómo puede haber justicia social si no se paga con criterios de progresión fiscal? Aún así. Madrid, sobre todo, y Baleares pagan bastante más que Cataluña. Pero también paga Barcelona respecto a las otras provincias catalanas más. Es decir, tiene más déficit fiscal respecto a Lérida, Tarragona y Gerona. Si respecto a España fuera injusto, ¿qué sería respecto al resto de provincias?
JoaquinM 25/08/2015 - 11:11h
La publicación de estos datos sirve para constatar varias cosas: a) Dos comunidades autónomas tienen un régimen fiscal de privilegio que es una vergüenza en un país democrático en el s. XXI, igual que si conserváramos estatutos de limpieza de sangre, el derecho de pernada, o una legislación distinta para el estamento nobiliario. b) Lo de las balanzas es algo que no merecería ni comentarse: el hecho de que se publiquen ya da una idea de la pobreza moral en que ha caído España por el cainismo del catetismo nacionalista. ¿Qué tiene de raro que se recaude más dinero en las regiones donde tienen su sede social mayor número de empresas, y donde el nivel de vida es algo mayor? Pero el dinero no viene de las "autonomías", viene de las personas y las empresas (las últimas, por cierto, lo recaudan vendiendo por todo el país). Así que lo que sí que nos tiene que preocupar es cómo asegurar que todos los ciudadanos españoles tengan un nivel de servicios públicos similares.
rmunozclaver 25/08/2015 - 11:11h
El argumento de las balanzas fiscales es un argumento falaz. Si una región tiene una renta per capita pagará más. Y como además tiene una mayor renta per capita necesitará menos recursos. O queremos que las personas ricas reciban del estado los mismos recursos dinerarios y servicios que las desfavorecidas? Eso no es un estado de bienestar, es otra cosa.
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:11h
En un comentari que, per cert, està bastant bé, compara el règim foral dels bascos amb una barbaritat. Diu: "igual que si conserváramos estatutos de limpieza de sangre, el derecho de pernada, o una legislación distinta para el estamento nobiliario". Aquestes 3 coses són horrosament diferents del fet que els bascos es quedin més part dels diners fiscals (que no està bé).
JoaquinM 25/08/2015 - 11:11h
¿Horrorosamente diferente? Algunas de mis comparaciones anteriores son hiperbólicas, pero al fin y al cabo estamos hablando de un privilegio impresentable, que además se pretende justificar con "derechos históricos" que tienen tanta base como tendrían hoy los ejemplos que he puesto, es decir, ninguna.
¿Quiere hacer un comentario?