Menú Buscar

Camacho lamenta que los candidatos europeos abordaran el proyecto independentista

La líder del PP catalán critica a Mas y Junqueras por pretender "convertir estas elecciones en un aval" a su desafío secesionista

16.05.2014 16:46 h.
2 min
Redacción

Los cinco principales candidatos a presidir la Comisión Europea después de las elecciones del día 25 trataron, en el debate de este jueves, los proyectes independentistas en marcha en Cataluña y en Escocia. No lo hicieron muy extensamente, sólo durante cuatro minutos y medio. Pero la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha considerado que este tiempo, y cualquiera otro tiempo, es excesivo, porque es una cuestión que no se tendría que abordar en una campaña europea.

"Creo que el debate soberanista no tiene que hablarse ni en las elecciones en Europa ni en España", ha afirmado tajantemente Sánchez-Camacho, que ha acompañado el candidato del PP catalán a los comicios, Santi Fisas, en una visita a las instalaciones del Sincrotón Alba, en Cerdanyola del Vallès (Barcelona).

Ataca a Mas y Junqueras

En la misma línea, ha considerado que los líderes de los principales partidos que promocionan el proyecto secesionista, el presidente de la Generalidad, Artur Mas (CiU), y Oriol Junquera (ERC), "se equivocan" con su pretensión de "convertir estas elecciones en un aval a su proceso independentista".

A pesar de rechazar que se hable de la cuestión del desafío independentista en esta campaña, Sánchez-Camacho se ha referido directamente a ello, cuando ha pedido el voto al PP para garantizar que España "seguirá siendo un país fuerte y unido", porque esto es "lo que necesita la UE".

Además, la líder del PP catalán ha destacado que el voto al PP asegurará que los catalanes no pierdan derechos de ciudadanía en la UE, porque su formación franará una hipotética independencia que comportaria, según ha recordado Sánchez-Camacho, la salida de Cataluña de la UE.

Comentar
RS 25/08/2015 - 11:28h
"Creo que el debate soberanista no tiene que hablarse ni en las elecciones en Europa ni en España". Esta postura me parece muy bien, señora Camacho. Debatir sobre si volvernos independientes es efectivamente una cuestión estrictamente catalana. España y la UE deberían tener la misma actitud hacia el proceso catalán que los franceses hacia el proceso quebequés: "Ni ingerencia, ni indiferencia" (es decir "Respetaremos lo que ustedes decidan").
¿Quiere hacer un comentario?