Menú Buscar

Borrell: "El que diga que una Cataluña independiente seguiría formando parte de la UE es un embaucador y un talibán"

El ex ministro reitera sus reproches a quienes propagan la teoría de que, con la secesión, la Generalidad dispondría cada año de 16.000 millones más. "Hemos construido un mito sobre falsedades que la gente se ha tragado sin rechistar", sentencia.

17.05.2014 12:21 h.
2 min
Borrell, durante una intervención en TV3
Redacción

El ex presidente del Parlamento europeo Josep Borrell critica el proyecto secesionista promovido por el presidente de la Generalidad, Artur Mas, por haber "construido un mito sobre falsedades", y lamenta que una parte de la sociedad catalana se lo haya "tragado sin rechistar".

Borrell, en una entrevista publicada este sábado por El Periódico, advierte de que el 'plan Mas' "acabará generando frustración" en Cataluña. En palabras del ex secretario de Estado de Hacienda, la gente "se ha visto intoxicada por el discurso del expolio fiscal, según el cual Cataluña está muy mal porque el resto de España le roba".

En este sentido, reitera sus reproches a quienes propagan la teoría de que, con la independencia, la Generalidad tendría a su diposición 16.000 millones de euros más. "Esto es totalmente falso", insiste, "hemos construido un mito sobre falsedades que la gente se ha tragado sin rechistar", sentencia.

Embaucadores y talibanes

"Tengo la sensación de que hemos salido del ámbito de lo racional para entrar en lo puramente emotivo", dice Borrell, quien asegura que "la independencia sería un mal negocio para Cataluña y una catástrofe para España".

De igual modo, el ex dirigente socialista ha afeado la actitud de quienes tratan de restarles valor a las advertencias de las autoridades comunitarias acerca de la salida de Cataluña de la UE en caso de secesión:

"El que diga que una Cataluña independiente seguiría formando parte de la UE y que dispondría de 16.000 millones de euros adicionales cada año es un embaucador".

Y tras esto, ha cargado contra los "'talibanes' que siguen intoxicando a la gente con la cantinela de que somos demasiado importantes para que nos expulsen, que no podrán prescindir de nosotros, que se llegará a un acuerdo político". "Todo eso son cuentos chinos", ha remachado.

Por ello, a juicio de Borrell, "como la independencia por las bravas es imposible, la única solución pasa por la negociación y la reforma de la Constitución".

Comentar
fereyes 25/08/2015 - 11:28h
Pero si en el fondo CIU no quiere la independencia. Es un farol que está jugando muy bien y que le sirve para varias cosas : 1) Desviar la atención de la pésima gestión del gobierno local y de los recortes 2) Conseguir presionar al gobierno central para conseguir lo poco que falta del pastel, pacto fiscal y blindaje de competencias en educación ( la mano que mece la cuna... ). A la burguesía de CIU, que vende sus productos a más de 40 millones de españoles, no le interesa la independencia. Eso si, la consulta si que interesa puesto que una consulta de pandereta en la que la gente sabe que no se juega nada, saldrá con un apoyo mayoritario al SI,SI. Porque es como jugar al monopoly con dinero de mentira. Otra cosa sería sabiendo que la consulta es vinculante y con la verdad sobre los efectos de la consulta y no los cantos de sirena con los que los medios afines tienen hipnotizada a mucha gente.
Juan Pérez 25/08/2015 - 11:28h
Catalibanes, para ser exactos.
leborgne 25/08/2015 - 11:28h
Borrell es un político valioso que suele hablar claro y con conocieminto de causa, como es el caso. Tiene razón en que las advertencias de las autoridades comunitarias son desdeñadas por los políticos de CiU y ERC, que constituyen un caso extremo de "voluntarismo y amateurismo" en esta materia, como diría Manuel Medina Ortega (ver al respecto su aleccionador y documentado librito "El derecho de secesión en la Unión Europea").
RS 25/08/2015 - 11:28h
El espanolismo es una ideología incapaz de respetar al adversario y convencerle con argumentos. Esto explica que haya utilizado la violencia y el terror durante la dictadura, la descalificación y las comparaciones grotescas ahora. Se espera naivemente que tacharnos de nazis (y ahora talibanes) nos persuadirá; así conciben el "diálogo" y el "os amamos y necesitamos".
fereyes 25/08/2015 - 11:28h
Leyendo bien el artículo y abriendo bien los ojos, se puede fácilmente comprobar que Borrell no tacha ni de nazis ni de talibanes a los catalanes, en primer lugar porque el es catalán. A los que llama "talibanes" es a los dirigentes que promueven irresponsablemente la independencia falseando la información y muy concretamente Artur Mas. Entiendo que se puedan sentir ofendidos algunos por el artículo pero en cualquier caso no por haber sido llamados nazis o talibanes sino más bien por dejar en evidencia su falta de espíritu crítico con el mensaje facilón y belicoso del independentismo, "Dejarse intoxicar".
serena 25/08/2015 - 11:28h
puede que RS no haya leido u oido los argumentos aportados por Borrell con todo tipo y lujo de detalles económicos tanto en los medios escritos como televisivos. Sólo en este caso podría entender su crítica. Infórmese antes de opinar.
fereyes 25/08/2015 - 11:28h
Menuda empanada mental tienen algunos/as. Resulta que Borrell (catalán por cierto) critica los argumentos falaces de los lideres independentistas llamándo Taliban a Artur Mas y eso lo convierte, junto al resto de "españolistas", es decir, cualquiera que sea critico con los argumentos nacionalistas en unos dictadores violentos y franquistas. La definicion de trol que otro lector mencio ó en otro post viene que ni pintada para algunos personajes por aquí pululantes.
Olegario 25/08/2015 - 11:28h
http://cronicaglobal.elespanol.com/es/notices/2014/05/el-estado-nuevo-7814.php#comments Olegario 16/05/2014 - 21:25h Francesc, concuerdo contigo en lo nefasto que sería ese estado nuevo en manos de las minorías catalanas que conciben la democracia como una vistosa túnica que oculta la lepra y la omertá que practican. Pero, amigo mío, la propuesta que defiende el socialismo disponible es peor: "de puertas hacia dentro haced lo que queráis, blindaje total, que la cobertura de defensa, de homologación europea, de la pertenencia a la ONU y a los demás avales internacionales, los garantizamos nosotros desde el Estado. Además, obviamente, os aseguramos que participaréis de la composición de todos los instrumentos del Estado, incluso de los que le vetáis su presencia en Cataluña". La propuesta socialista implica lo que parece imposible: la parte controla al todo a cambio de que el todo no controle la parte. ¿Quién da más?
¿Quiere hacer un comentario?