Menú Buscar

Multa de 17 millones de euros al Santander por no informar del riesgo de inversión de su campaña 'Valores Santander'

La multa millonaria impuesta al Santander ha sido publicada esta mañana por el Boletín Oficial del Estado (BOE) y afecta a un producto complejo de inversión destinado a pequeños inversores antes de que comenzara la crisis económica y financiera, en 2007, cuando el banco necesitaba financiación para la compra de bancos europeos.

17.02.2014 12:11 h.
5 min
El presidente de Banco Santander, Emilio Botín
Redacción

Emilio Botín, presidente de Banco Santander, el primer banco español por volumen de negocio, se ha levantado hoy con una multa de 17 millones de euros que deberá abonar la entidad que preside.

La multa millonaria impuesta al Santander ha sido publicada este lunes por el Boletín Oficial del Estado (BOE) y afecta a un producto complejo de inversión destinado a pequeños inversores antes de que comenzara la grave crisis económica y financiera que padecemos, en 2007, cuando el banco necesitaba financiación y recurrió a unos bonos convertibles en acciones que vendió a clientes particulares.

En efecto, el banco les aseguró que se convertirían en acciones, pero posteriormente, en plena crisis, esos bonos redujeron considerablemente su valor en acciones por la caída de la bolsa. No se trata de un producto como las preferentes, pero sí de una compleja inversión financiera que el banco debía haber informado de sus riesgos a los clientes que accedían a este tipo de productos.

No declaró su verdadera participación en el capital del banco

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado la multa de 700.000 euros impuesta por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) al ex presidente de Bankinter Jaime Botín – hermano de Emilio Botín- por haber cometido una falta "muy grave" consistente en no declarar al mercado una participación de aproximadamente el 8% del capital de la entidad.

La CNMV impone a Botín el pago de una multa de 500.000 euros y a XYZ Heritage Foundation, firma de la que el ex banquero es único beneficiario, otra por importe de 200.000 euros, por el incumplimiento del deber de comunicación y difusión de participaciones signficativas en Bankinter, según la resolución publicada. Asimismo, se condena también por la misma causa a otras dos fundaciones, ABC Heritage Foundation y DEF Heritage Foundation, a sendas multas de 150.000 y 50.000 euros, respectivamente.

Estas fundaciones, de origen panameño y que tienen como beneficarios a los seis hijos de Emilio Botín, hermano de Jaime y presidente del Banco Santander, habrían también ocultado durante años que tenían otro 6% de Bankinter. La resolución que impone dichas sanciones únicamente es firme en vía administrativa, sin perjuicio de las potestades de revisión jurisdiccional que corresponden a la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional, competente para conocer de los recursos que en su caso se hayan interpuesto o pudieran interponerse.

Financiar su política de compras de bancos europeos

Jaime Botín fue consejero y presidente de Bankinter desde 1986 hasta 2002, cuando abandonó la entidad. Entonces tenía declarada una participación del 16% en el capital, que ahora se ha comprobado era superior. El banco francés Crédit Agricole, que desembarcó en el capital de Bankinter en 2007, llegó a ostentar el 23% del capital tras comprar un 15% en manos del inversor indio Ram Bhavnani y se erigió en primer accionista de la entidad, cuando en realidad rivalizaba con Jaime Botín por la supremacía accionarial.

Banco Santander comercializó estos productos convertibles en acciones para poder financiar su agresiva política de compras de bancos europeos y, en concreto, en 2007 cuando inició la compra del holandés ABN Anro, junto con otras dos entidades financieras: The Royal Bank of Scotland Group y Fortis.

Para hacer frente a los elevados costes de esa operación, la entidad presidida por el banquero cántabro lanzó los 'Valores Santander', por el que se realizaban unas aportaciones que luego, en función de la rentabilidad de la compra, se convertirían en acciones del banco, a una cifra establecida que luego resultó ser inferior.

129.000 ahorradores, 7.000 millones de euros

En total 129.000 ahorradores invirtieron en este producto 7.000 millones de euros, la cantidad necesaria para sufragar la compra de estas entidades, que el banco finalmente pudo asumir.

Este tipo de productos tienen que ser autorizados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y, una vez aprobados, este mismo organismo emite un folleto o tríptico informativo y una nota de valores. En este caso, la aprobación del producto tuvo lugar a través de un folleto que se inscribió el 19 de septiembre de 2007.

Pero el caso es que constan casos documentados en toda España de clientes que firmaron los 'Valores Santander' días antes de esa fecha y que entonces no denunciaron al banco, pero al ver que el valor de la acción en bolsa caía a partir de 2008, desde los 11 euros hasta los 6 euros actuales, empezaron a sonar las luces de alarma por la pérdida del valor de las acciones.

¿Quiere hacer un comentario?