Menú Buscar

Badalona reclamará a Volkswagen las bonificaciones ‘verdes’ del impuesto de circulación

El ayuntamiento catalán afirma que los beneficios fiscales de vehículos del consorcio que presuntamente contaminaban poco llegan a los 53.800 euros

09.11.2015 13:03 h.
3 min
La alcaldesa de Badalona, Dolors Sabater
Redacción

El Ayuntamiento de Badalona (Barcelona) ha abierto un nuevo problema económico para el grupo Volkswagen en España. El consistorio liderado por la formación antisistema Guanyem Badalona en Comú (CUP y Podemos), ERC e ICV-EUiA ha indicado en un comunicado que reclamará al consorcio alemán que le retorne las bonificaciones del impuesto de circulación que recibieron ciudadanos del municipio por conducir vehículos con emisiones de CO2 presuntamente bajas.

Culpa así a la compañía por falsificar los controles para medir los límites de estas partículas contaminantes. Los coches más respetuosos con el medio ambiente cuentan con una fiscalidad favorable a la hora de pagar la tasa anual.

El Ayuntamiento también informa de que los vehículos de la marca Volkswagen que circulan por Badalona se han ahorrado 53.850,51 euros en este capítulo. El comunicado no señala el periodo que comprende las bonificaciones acumuladas.

Detalles de Volkswagen

Con todo, el grupo automovilístico alemán aún analiza el alcance de la nueva oleada del diéselgate. El martes pasado el máximo directivo, Matthias Müller, informó que la investigación interna había sacado a la luz un nuevo caso de manipulación de las emisiones que afectaba a unos 800.000 vehículos en circulación.

Aún debe detallar los modelos afectados y las ventas de cada uno de ellos por mercados, como pasó casi un mes después de reconocer que había instalado un software para alterar las emisiones nocivas de óxido de nitrógeno en un modelo de motor diésel. En España, circulan 683.626 vehículos con este trucaje.

Devolución del PIVE

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ya indicó el pasado jueves que Volkswagen debía devolver las ayudas concedidas en el plan PIVE para coches con bajas emisiones de CO2. En este caso, la factura que deberá abonar el consorcio alcanza los 50 millones de euros.

Tanto Soria como los responsables económicos del Ayuntamiento de Badalona han remarcado que debe ser la compañía la que devuelva las ayudas fiscales concedidas en la compra del vehículo o en el permiso de circulación urbano, nunca el comprador o usuario.

Es el gigante de la automoción alemán el que está en la diana por mentir, no el conductor.

¿Quiere hacer un comentario?