Alierta apela al sentido del negocio de los empresarios catalanes para que no apoyen a Mas

El presidente de Telefónica advierte de que las ventas a España caerían en torno a un 25% y que el déficit comercial con el exterior aumentaría

21.09.2015 16:03 h.
3 min
César Alierta (I) con el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, en un acto celebrado esta mañana en Madrid.
Redacción

César Alierta, el presidente de Telefónica, se ha sumado hoy a la relación de personalidades del mundo de la economía que se manifiestan contra una eventual secesión de Cataluña. Y lo ha hecho apelando al negocio de las empresas catalanas: “Que cada uno haga sus números, a ver si le interesa seguir vendiendo o no”.

"Cada uno tiene que ver qué es lo que vende al resto de España y al resto del mundo y que haga números, a ver si le interesa seguir vendiendo o no", ha señalado Alierta en declaraciones a los medios de comunicación tras participar en un acto en la Casa de América de Madrid.

No es miedo, sino realismo

"¿Pero qué campaña de miedo? Es una campaña realista. Quiero lo mejor para los catalanes y lo mejor para los catalanes es seguir en España. Los efectos económicos de una supuesta independencia de Cataluña, que no se va a dar, son súper negativos. Es inviable", ha afirmado respondiendo a quienes ven en advertencias como la suya una intimidación.

Según ha avisado, "en todos los procesos de separación el flujo comercial baja un 25% y si el flujo comercial baja, aumenta el paro, y si aumenta el paro, baja la recaudación, y si baja la recaudación, las pensiones hay que bajarlas y también el gasto público social".

Superávit con España

Alierta ha recordado que las empresas catalanas tienen un superávit comercial del 10% con el resto de España, pero un déficit del 5% con el resto del mundo. Cifras que se alterarían gravemente en caso de una separación.

A la pregunta de por qué cree que ha tardado tanto en reaccionar la patronal catalana en torno al proceso soberanista en Cataluña, el presidente de Telefónica se ha encogido de hombros y se ha limitado a señalar que "todo tiene su 'timing'".

Los empresarios intervienen

El presidente de la primera multinacional española se ha incorporado hoy a la cadena de pronunciamientos que han venido haciendo en los ultimos días los máximos representantes del mundo empresarial español.

Como informó CRÓNICA GLOBAL la semana pasada, se trata de una estrategia a la escocesa diseñada para contrarrestar la propaganda nacionalista que trata de minimizar los efectos de una separación de España en la actividad económica del país.

Comentar
Aleph 22/09/2015 - 18:11h
La "casta catalana", la que se izo multimillonaria vendiendo sus terrenos para la creación de la ciudad de Barcelona y toda su área metropolitana, la que se enriqueció gracias al proteccionismo arancelario del siglo XiX y XX.
Aleph 22/09/2015 - 18:11h
La que se enriqueció gracias a la dictadura del general Primo de Rivera -cuyo golpe de estado impulsó y financió- La que se enriqueció con la dictadura franquista que les mantuvo sometida a una mano de obra barata que su propia demografía no suministraba. Todos ellos han desembocado ahora en la "casta funcionaria" que es la que atiza el conflicto.
Antoni Ferret 22/09/2015 - 18:11h
És altament interessant el punt de vista dels comentaris anteriors. Hi hagué un moment que tota una generació es va "enxufar" laboralment a la Generalitat i afins. Podrien arribar a ser considerats com una mena de casta. Si són aquests els qui promouen i mantenen la mobilització separatista, seria molt interessant estudiar-ho.
LARRA 22/09/2015 - 18:11h
PARA QUE QUIERE MAS A LAS EMPRESAS TIENE A LA CUP
Aleph 22/09/2015 - 18:11h
El gran error de esta ofensiva estatal es que piensan que es la burguesía industrial y empresarial la que está apoyando el proceso independentista. El actual proceso está sustentado por los 300.000 funcionarios que configuran la administración pública en Cataluña. Esas son las élites extractivas que tienen en el "proceso" su vía particular para "privatizar" el "nuevo estado". Esta clase funcionarial será la nueva casta del nuevo estado y está compuesta por aquellos ciudadanos que con la constitución de las estructuras autonómicas tras la transición política encontraron en su lengua "propia" la mejor ventaja arancelaria para copar todos los puestos de la nueva administración pública. Provienen en su mayor parte de la mesocrática catalana y de las antiguas familias industriales que vendieron sus empresas a las multinacionales extranjeras, capitalizaron sus ahorros, y se convirtieron en rentistas y funcionarios. 300.000 funcionarios por 4 miembros de la familia por cada uno de ellos
Aleph 22/09/2015 - 18:11h
...dan 1.200.000 personas, cantidad que se corresponde con la máxima movilización que el catalanismo consigue en la calle. Este es el panorama.
Antoni Ferret 22/09/2015 - 18:11h
La viabilitat econòmica d'una Catalunya independent, a la llarga, seria indiscutible, com tants altres països. Però a la curta segurament que no, segurament que provocaria una crisi més o menys greu. I venint com venim (i encara hi som) d'una crisi prou greu, ara empalmar-ne una altra seria una follia, un disbarat.
Antoni Ferret 22/09/2015 - 18:11h
LA RETROCESSIÓ DE COMPETÈNCIES: UNA DESGRÀCIA.- Retornar competències al Govern central, com demanen (increïblement) alguns partits, seria una desgràcia per a Catalunya i per a Espanya. Perquè 1) Ens impediria governar-nos d'acord amb el nostre tarannà. 2) Augmentaria enormement la distància entre administrats i Admninistració. 3) Perquè es produirien sovint errors provocats per la mala apreciació de les coses a 500 km de distància. (I perquè no ho volem.)
Aleph 22/09/2015 - 18:11h
El bunker del catalanismo secesionista es la administración catalana; la autonómica, la municipal e, incluso, parte de la estatal. Esperan mejorar su estatus social y económico con el incremento de gasto con las nuevas "estructuras de estado"
Aleph 22/09/2015 - 18:11h
El principal obstáculo para el desarrollo de las infraestructuras catalanas son los propietarios de los terrenos afectados. Todas las infraestructuras reivindicadas hace tiempo que están contempladas en los planes estratégicos del estado, pero lo que retrasa su ejecución son los trámites de expropiación ya que son insistentemente obstaculizados por propietarios, ayuntamientos y Generalidad. Sin duda hay "elementos" del estado que esta situación ya les va bien... Al final quien paga las consecuencias es el ciudadano catalán que no forma parte de ese "clan de propietarios autóctonos".
¿Quiere hacer un comentario?