Menú Buscar

Alerta tsunami en el lago de Bañolas y un pacto cojo

Las cincuenta embajadas de Mas, entre la ficción y la amenaza. Tertsch augura "tiempos interesantes" con huevos revueltos como Tsipras se imponga a Merkel. El remake de Laporta y los "actos" de Strauss-Kahn.

03.02.2015 09:45 h.
17 min

La última tendencia de la política española es alcanzar pactos que no son pactos. Así, se escenifica el desacuerdo de manera solemne, como si fuera un pacto, y el gato a la royale está servido. Se ha de reconocer en Artur Mas y Oriol Junqueras la condición de pioneros en esa modalidad de pacto, el nopacto, tal como se pudo comprobar el pasado 14 de enero, cuando se anunció el 27-S.

Los diarios de hoy recogen otro caso de nopacto, el alcanzado a bombo y platillo por Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. Es un Nopacto de Estado contra el terrorismo islamista (yihadista le llaman por moda o por no ofender a los mulás) con el que el presidente del Gobierno y el jefe de la Oposición se comprometen en el diagnóstico pero recetan tratamientos penales distintos. Si fuera un Pacto, la reclusión a perpetuidad revisable carecería de nota a pie de página.

No parece una cuestión menor que en el apartado disuasorio del teórico acuerdo, que es casi su única función tangible, o sea la amenaza penal, PP y PSOE se muestren fieles a los arquetipos del padre represor y la madre redentora. De haberse aplicado esta nueva corriente del pacto placebo, fantasma o el pacto de que no hay pacto, Aznar y Zapatero podrían haber firmado un pedazo de Pacto de Estado que combinase la intervención en Irak con la posibilidad de no intervenir, retirarse o cambiar una guerra en Irak por otra en Afganistán. Hubiera sido el pacto cojo, lo propio en aquel mandato de Aznar.

Esto que parece un galimatías está perfectamente explicado en El País por Fernando Garea y Anabel Díaz, que reúnen décadas de experiencia en la crónica política: "El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de la oposición, Pedro Sánchez, firmaron ayer el cuarto pacto antiterrorista de la democracia y el primero cuyo objetivo principal es luchar contra el yihadismo. Durante las negociaciones, el PSOE trató de soslayar la mención a la prisión permanente revisable, la máxima pena que contempla para los terroristas la proposición de ley que articula el acuerdo. Finalmente, lo logró con la inclusión de un texto en el que se garantiza que el pacto “no se verá afectado por los cambios en el sistema de penas”, en alusión a la determinación del PSOE de eliminar ese castigo si gobierna, y al que el PP ha accedido. En otro gesto del rechazo de los socialistas a la cadena perpetua, el partido ha anunciado que interpondrá un recurso de inconstitucionalidad. Ambas formaciones esperan que otras fuerzas parlamentarias respalden el pacto. Mariano Rajoy y Pedro Sánchez firmaron ayer con solemnidad en La Moncloa el cuarto pacto antiterrorista suscrito por PP y PSOE en casi 30 años. Este tiene la particularidad de que, por primera vez, no tiene como objetivo la lucha contra ETA, sino actuaciones contra el terrorismo yihadista".

Así que a la foto de Rajoy y Sánchez sucederá la foto con un par de dirigentes socialistas a las puertas del Tribunal Constitucional recurso en mano contra el Pacto. Así, hasta en Grecia habrían alcanzado un pacto con la Unión Europea. El Tratado de Atenas le llaman. Es cuando llegó el de la Troika y Varufakis le dijo que no pagaba y el otro contestó que bueno, que vale, que ya tendría noticias nuestras.

La crónica de El País recoge las valoraciones de los líderes del "Pacto": "“La unidad es necesaria contra todos los que amenazan el sistema. El consenso resulta imprescindible. Hoy enviamos un mensaje nítido a los radicales: la sociedad española está cohesionada en torno a su libertad”, aseguró el presidente del Gobierno tras rubricar el acuerdo. “El PSOE está una vez más sumando fuerzas contra el terrorismo. Durante los últimos 27 años, el PSOE siempre ha antepuesto la necesaria unidad contra el terrorismo a cuestiones partidistas”, explicó Pedro Sánchez tras la firma de su primer pacto de Estado como secretario general del PSOE".

El cuarto de Estado, el primero de Sánchez y el más fácil de todos. Puro optimismo. La noticia para El Mundo es otra, el chanchullo de las obras de reforma en la sede popular de Madrid, en la famosa calle Génova. De Pepe Gotera y Otilio podría decirse que eran unos chapuzas, pero nadie les oyó jamás nada sobre facturas con IVA o sin IVA. En cambio, lo de Génova 13 era eso y más, delante de las narices de la Audiencia Nacional, que está al cruzar la calle.

El periodista Manuel Marraco es el autor de la crónica mundana: "Los pagos con dinero negro para reformar la sede central del Partido Popular irán a juicio. Un informe de Hacienda presentado al juez Pablo Ruz concluye que el despacho de arquitectos al que encomendó la obra cometió tres delitos fiscales por no declarar pagos en B; entre ellos, los anotados por el ex tesorero Luis Bárcenas en la contabilidad opaca de la formación. Hasta la fecha, tanto Hacienda como la Unidad de Delincuencia Económica de la Policía (Udef) habían aportado al magistrado de la Audiencia Nacional informes provisionales que confirmaban la veracidad de los papeles de Bárcenas y elevaban lo pagado en negro hasta los 1,7 millones. Pero que los pagos en B fueran finalmente a juicio pasaba por que Hacienda hiciese los cálculos definitivos y comprobase si el despacho de arquitectos Unifica había superado la cuota defraudada de 120.000 euros, a partir de la cual existe delito. Lo contrario habría dejado todo el asunto en una simple infracción administrativa que no se ventilaría en público. El resultado estaba en el aire, ya que los pagos en B del PP, pese a ser cuantiosos, debían repartirse en más de un ejercicio. Finalmente, Hacienda estima que los socios de Unifica cometieron tres delitos fiscales, en los que habrían participado como cooperadores necesarios Bárcenas y su entonces subordinado y gerente del PP, Cristóbal Páez".

Continúa Marraco: "Los autores de los delitos serían los dos socios de Unifica Servicios Integrales, Gonzalo Urquijo y Belén García, que habrían contado con la colaboración imprescindible de Bárcenas y Páez. La imputación del ex tesorero es más clara, ya que confesó ante Ruz los pagos en B al arquitecto Urquijo. La documentación requisada a Unifica y al PP en los registros ordenados por el juez también respalda los pagos en negro, según los investigadores. La constatación de que se había rebasado la cuota delictiva llevó ayer al juez Ruz a ofrecer a la Abogacía del Estado que se persone como acusación en la causa de los papeles de Bárcenas. Lo haría en nombre de Hacienda, la perjudicada por el presunto fraude fiscal. Fuentes jurídicas dan por segura esa personación, que hasta ahora no se había producido ante la falta de un informe definitivo que detectase con claridad delitos fiscales".

La afectacón política de todo esto oscila entre lo vago, lo nulo, lo prescrito y lo impune. Señala el periodista: "Por su parte, el Partido Popular como tal no tendrá que sentarse en el eventual banquillo. Cuando se cometieron los hechos, el Código Penal no contemplaba la posibilidad de que un partido político pudiera ser acusado, algo que sí sucede hoy en día. De lo que no podrá escaparse -salvo que los implicados alcancen un acuerdo con las acusaciones- es de que su contabilidad B se airee en un juicio público".

En Cataluña todo bien. Mas quiere abrir cincuenta embajadas catalanas que en algunos medios son para ganar la independencia y en otros para el día después. Cincuenta embajadas... y las farmacias sin cobrar. Cincuenta embajadas y la nóminas que las pague el FLA. Cincuenta embajadas y la Agencia Especial Fiscal con los intocables de David Fernàndez. Cincuenta embajadas y las urgencias cerradas. Al lado de Mas, Tsipras es un ortodoxo, pero del conservadurismo. Mientras no le digan nada, el "president" va haciendo y quien día pasa, año empuja oiga.

El presidente de Sociedad Civil Catalana (SCC), Josep Ramon Bosch, se fue a Madrid. Tenía una cita en La Razón y ni el fallecimiento de José Manuel Lara altera el funcionamiento ordinario de la agenda editorial del periódico. Bosch habló del editor en las claves del "cataluz" que tendía puentes y se oponía al proceso. También expuso la creciente posibilidad de que el 27-S se convierta en un 27 de septiembre cualquiera ante las discrepancias de convergentes y populares.

Como el proceso soberanista está en fase de bajas presiones y el frío siberiano incita a la meditación contemplativa, la política internacional se erige en alternativa a las emociones fuertes que ya no proporciona el circo local. Estos periodos de calma son el hall de las grandes conmociones, como el tsunami del lago de Bañolas que provoca el despertar cada siete años de un antepasado pleistocénico de la carpa Juanita. Luego vamos, sección cuarto milenio.

Lo concreto es Grecia y Hermann Tertsch en Abc predice un cambio climático político de imprevisibles consecuencias tectónicas. Escribe Terstch: "Dicen que es una maldición china el desear a alguien «que viva tiempos interesantes». Malditos o no, el mundo ha entrado en tiempos interesantísimos, especialmente desde este pasado 2014, en que conmemoramos el centenario de la Primera Guerra Mundial, aquel terremoto de la civilización. Tan interesantes son los tiempos estos que cada vez parece menos probable que vayamos a volver a aburrirnos antes de que suceda algo grande, grave y con muchas consecuencias para mucha gente. Nadie sabe qué. Pero hay muchos frentes en los que adivinar detonantes para ello".

Tras exponer las peliculiaridades de las guerras santas y los variados escenarios potencialmente letales para todo el mundo, el analista de Abc centra el objetivo en el caso propiamente griego: "Los europeos no se atreven siquiera a exigir a Grecia que cumpla con sus compromisos. Y los hay con tentaciones de ceder ante el chantaje y las amenazas del nuevo gobierno ultra de Grecia. Entre las que no está solo la de generar una inmensa crisis financiera. Sino también la de actuar en la UE como submarino precisamente de esa Rusia que amenaza a todo el continente. Capaz de hacer daño a sus aliados en colaboración con el enemigo. Puede parecer una estrategia kamikaze la de Grecia. Pero desde luego lo sería de la Europa si cediera y emergieran los extremistas de Syriza como triunfantes. Entonces Europa se cubriría muy pronto de ultras de diverso signo en norte y sur. Y la aventura de la unidad europea acabaría en desintegración y desgracia. Lo dicho, tiempos interesantes".

Pedro J. Ramírez es el protagonista de la contra de La Vanguardia, firmada por Lluís Amiguet. El periodista vende su proyecto y augura una nueva edad de oro del periodismo:

"-Pero el lector en internet apenas paga.
-Hay un 10% que paga y otro 10% –dice Reuters– dispuesto a pagar. Ya tenemos dos diarios digitales en beneficios: uno, Público, que cuando salía en papel perdía un dineral.

-¿Cómo va a cobrar usted?
-Hay dos modelos: o cobras sólo publicidad o sólo suscripción, como el Mediapart de Plenel: yo quiero monetarizar con los dos.

-¿Habrá mercado para todos?
-Los demás digitales nos esperan ilusionados, porque todos estamos en el negocio de la atención: no eliges un diario u otro, sino que dedicas tu tiempo disponible a leer varios. Así que los buenos ganaremos todos.

(...)

-¿Ve a Rivera, un catalán, en la corte?

-Preparado y valiente, es el hombre del futuro: sólo tiene 35 años. Sería protagonista de una Renaixença como Víctor Balaguer, autor de la oda a la Virgen de Montserrat.

-Balaguer, Balaguer... ¿Llegó a ministro?
-Déjeme ver el móvil... Si acertaba, voy a quedar de puta madre! Mire! Sí! Fue ministro de Fomento varias veces, masón y liberal, diputado por Vilanova i la Geltrú".

En El Periódico se centran en la subida del recibo de la luz, que el ministro de Industria Soria encajó con la estupefacción propia de haber sufrido un cortocircuito. También destacan que la Fiscalía pide que Rosell y Bertomeu vayan a juicio por el fichaje del futbolista Neymar, que ajeno a las incidencias tributarias gambetea, baila y se corta el pelo a lo okupa. Joan Laporta se prepara para recuperar sin esfuerzo su poltrona azulgrana, la que tantas noches de gloria le dispensara. Vuelve el Mourinho del Barça. Remake de Pepito Piscinas con puraco, champán y chimpún. También está de actualidad Strauss-Khan, que practicaba el sexo en la modalidad de orgía. "Actos de libertinaje", matiza él. Que no creía que sus compañeras fueran prostitutas. Es de una desfachatez berlusconiana.

La alerta Tsunami en Bañolas. Es un temazo de Bàrbara Julbe en La Vanguardia firmado in situ, en el brumoso lago donde asoma la gaita un monstruo o algo raro. Anota la periodista: "No es una leyenda. La fuerza del agua proyectó dos catamaranes fuera del lago. También levantó parte de un bloque de hormigón y madera que sujeta la plataforma de salida de los botes de remo. Además, numerosos peces fueron enviados tierra adentro y los hangares del Club Natació Banyoles, donde se guardan las embarcaciones, quedaron inundados por medio metro de agua. Fue un microtsunami, una ola de un metro de altura en el lago de Banyoles, lo que causó en octubre de 1994 tales destrozos. Hasta cuatro veces, y en magnitudes diferentes, se repitió este singular fenómeno durante el siglo pasado y, debido a las características hidrogeológicas de este lago, el más grande de Catalunya de formación natural, nadie duda que volverá a producirse. Algunos expertos, incluso, se atreven a ponerle fecha al siguiente: entre 2017 y 2020. Procedentes de la Alta Garrotxa, las aguas subterráneas de los ríos Llierca y el Borró alimentan este enigmático enclave natural".

Y continúa: "Existen más lagos que se nutren a través del subsuelo, pero muy pocos como el de Banyoles, donde la corriente de los ríos subterráneos levanta sedimentos, sobre todo lodo, que suben y bajan en función de la presión del agua o se quedan en suspensión, formando cavidades conocidas como cubetas. Ciertos movimientos en dichas cubetas son la causa de estas grandes oleadas, que suelen ir precedidas por un fuerte ruido que emerge del fondo del lago (de origen cárstico) y de una vorágine".
Pero no se descartan otras causas...

3 de febrero, Blas y Oscar. Se alarga el día.

¿Quiere hacer un comentario?