Menú Buscar

¿Quo Vadis, Mariano Rajoy?

Eladio Del Prado
5 min

Llega septiembre y ¡toma! tres tazas de café. Ya intuíamos que este otoño iba a ser interesante, pero el final del verano lo hace más. Llega el Gobierno y ¡zas! quiere cambiar la Ley del Constitucional. ¡Vaya iniciativa del Grupo Popular! Como tienen mayoría absoluta... pues hago lo que quiero. No es eso Mariano. No se sabe, o sí, quién te aconseja, pero democráticamente lo hace muy mal. Mejor lo despedías antes de que enmarañe más el tema nacionalista y el sistema democrático en España. Porque de democracia tus consejeros están bastante cortos. ¿O eres tú Mariano el que no da la Talla? ¿Quo Vadis, Mariano?

Cambiar la Ley del Constitucional para poder combatir el secesionismo --caso de que gane, que primero hay que contar las papeletas--, es lo peor que se te podía ocurrir

Cambiar la Ley del Constitucional para poder combatir el secesionismo --caso de que gane, que primero hay que contar las papeletas--, es lo peor que se te podía ocurrir. No das una, Mariano. Las elecciones del 27 de septiembre no cerrarán las tensiones y menos con reformas como ésta. Los independentistas son los que son. Pero son mayoría los que no lo son. Sólo hay que movilizarlos para que vayan a votar. Y con esta ley no, Mariano. Seguro que de tu pueblo vive gente en Cataluña, como del mío. Y, por lo 'bajini', dicen que esta vez sí irán a votar. Contra el secesionismo. ¿No le has preguntado? Ellos son la realidad. Ellos decidirán el futuro. Tu ley no, Mariano.

Vas a romper la legalidad. Y eso hay que respetarlo. Hay que respetar la ley vigente. Lo has dicho tú, Mariano. Pues cumple. Las recetas de último minuto nunca dan buenos resultados. El enfermo se muere. Hay que prevenir. No lo has hecho. Pues entonces hay que respetar la legalidad. Te lo dijo Merkel y Jean-Claude Piris. Tú, ni caso. Es más eficaz. Ganarse al ciudadano con razones y libertad. Nada de reprimir. Tú no corriste delante de los grises, Mariano.

La calidad democrática se ve afectada por esa iniciativa de tu grupo Popular. El cambio no tiene sentido a estas alturas del partido. No se puede legislar por interés de un partido. Hay que legislar para todos los españoles. Con tiempo. Con prudencia. Con cautela. Y esta iniciativa carece de todo esto. No se sabe a dónde vas Mariano. Has tenido cuatro años para reformar leyes, por ejemplo la deplorable Ley Electoral, y no lo has hecho. ¿Por qué ahora esta prisas, Mariano? Da la sensación que las leyes se utilizan según conviene al poder. Malo. Esa sensación del ciudadano te deja en mal lugar, Mariano. Has perdido la prudencia, te has desatado y no sabes dónde vas. ¿Dónde vas, Mariano?

Has tenido cuatro años para reformar leyes, por ejemplo la deplorable Ley Electoral, y no lo has hecho. ¿Por qué ahora esta prisas, Mariano? Da la sensación que las leyes se utilizan según conviene al poder

No es proyecto de ley. Nadie va a asesorar. Tiene pinta de ser un Decreto Ley como los de Franco. Y todos a correr. No querrás, Mariano, arruinar nuestra democracia. Nos costó demasiado como para que nos la adulteres precisamente tú. Cuidado, Mariano, que estás pisando conchas. Y la mayor concha es quien ha presentado la propuesta. No lo pudiste hacer peor. El candidato del PP a las elecciones del 27S. No, hombre, no. 'Ha sido una broma'. Te las van a devolver todas juntas, Mariano, en la altiva cabeza de García Albiol. Has resbalado en las peñas y no sabes dónde vas a caer. Tú que pateas el monte. ¿Dónde vas, Mariano?

Hay que ser más responsable. Y tu Gobierno no lo es. Hay que atajar los problemas de cara y no colocar al TC como si fuera el guardián del centeno democrático. No, Mariano. Te ha faltado previsión. No cargues a otro con tu problema. ¿O este Gobierno no tiene altura para solucionarlo? Ah, bueno, entonces toca cambiarlo. Por inepto. En España nos sobran normas para hacer cumplir las leyes. ¿Cómo quieres manchar a una institución como el Tribunal Constitucional? Pero Mariano, ¿no te da vergüenza? Este tribunal está para acontecimientos de más altura. No para vigilar. Para eso está el Gobierno. Estás tú, Mariano. Pero no sabes qué hacer, ni dónde ir. Has vuelto tocado de Pontevedra. Hizo mal tiempo y lo quieres extender al Mediterráneo. ¿Quo Vadis, Mariano?

Artículos anteriores
¿Quién es... Eladio Del Prado?
Eladio del Prado

Pasó por TVE y fue colaborador de El País en los tiempos juveniles para recalar en Tiempo y Cinco Días. Fue uno de los fundadores del periódico de economía Negocio, donde fue el jefe de opinión hasta su cierre.

Comentar
Marino 06/09/2015 - 23:33h
Se ha dejado pasar tanto...Y ahora se quiere legislar lo que ya debió estar legislado hace tiempo. El problema no es el recuento de papeletas el 27S que, movilizado efectivamente el electorado, demostrará una vez mas el archiconocido techo nacionalista. El problema es la capacidad de convocatoria del nacionalismo para sacar a la gente a la calle con la mínima disculpa. Por ejemplo el número de votos, y la desvergüenza que supondría convocarla o que se movilizara "espontáneamente". Porque estaríamos ante uno de esos golpes de estado que consisten en conseguir por la fuerza lo que no se logra con los argumentos. En definitiva lo importante dejan ser las normas para serlo la fuerza. La fuerza de los hinchas/hooligans. Una fuerza temible y de imprevisibles consecuencias. Ante eso es ante lo que todos los políticos: de izquierdas, derecha y nacionalistas tienen que dejar clara su postura respecto al respeto a la ley y las normas.
Marino 06/09/2015 - 23:33h
Las autonómicas convertidas en plebiscitarias son el primer desafío a las leyes. No nos debe extrañar por consiguiente que se trate de reforzar la ley, al margen de que se movilice al electorado. Porque la situación es gravísima. La población tiene que entender que en democracia tan golpista es un cuartelazo como tomar las calles en contra de la voluntad popular manifestada en las urnas. Por muy festivamente que se haga.
EduardoPinzolas 06/09/2015 - 23:33h
Vaya por Dios, al señor del Prado no le gusta el candidato Albiol (“no lo pudiste hacer peor”). Tal vez no le gusta porque es un despreciable racista, tal vez porque tenga menos pelos en la lengua que Alicia y pueda “activar” a su electorado (o arrebatar algunos votos al PSC), tal vez porque “está bastante corto de democracia” como los consejeros de Rajoy, es decir, que adolece de franquismo o de nostalgia del mismo. Al señor del Prado también le parece funesta la propuesta de reforma de la ley orgánica del TC. Tal vez le parece funesta porque “va a romper la legalidad” (¿?) o porque va a “arruinar la democracia”, tal vez le parece funesta porque no es el momento de “enmarañar más el tema nacionalista” y disguste a los separatistas, tal vez porque “nada de reprimir” es lo más eficaz. Bien, ahí quedan las posibilidades, a gusto de cada cual.
EduardoPinzolas 06/09/2015 - 23:33h
(2)Ahora vamos a lo que tal vez gusta al señor del Prado. Al señor del Prado tal vez le gusta que resuelvan una parte de ciudadanos en las urnas si se va a romper España o no, luego ya se verá qué hacemos según los resultados. Al señor del Prado tal vez le gusta que los desacatos al TC se resuelvan en largos, inacabables procesos judiciales en tribunales ordinarios, cosa de bastantes años, como está comprobado. Tal vez el señor del Prado prefiera que esos desacatos los afronte el propio Ejecutivo enviando a la Guardia Civil (aunque no sé, tal vez entonces se quejaría de abuso de poder). Seguro que al señor del Prado le gusta que los separatistas no se enfaden, ni a “estas alturas del partido” ni siquiera al inicio del mismo. Tal vez sea partidario de negociar con ellos.
EduardoPinzolas 06/09/2015 - 23:33h
(3) Al señor del Prado le gusta pensar que el desafío al estado de derecho del secesionismo es un asunto menor y que el TC está para “acontecimientos de más altura” y no debe “mancharse” con el polvillo separatista. Al señor del Prado, en fin, le gusta pensar que el gobierno es “inepto” y que Rajoy “no da una” ni “sabe dónde va”. Y, como demuestra en este artículo, al señor del Prado le gusta mucho pontificar y poco dar argumentos. En fin, ¡vaya pepero!, pensarán ustedes. Ni he votado jamás al PP ni pienso votar a García Albiol, lo crean o no. Pero me molestan los que, como el señor del Prado, se creen con capacidad para pontificar y aleccionar a todo el mundo.
LARRA 06/09/2015 - 23:33h
Rajoy ha dejado solos a los ciudadanos que se sienten españoles en Cataluña, la historia lo juzgara pienso que no es ideología es pereza y vagancia
¿Quiere hacer un comentario?